El fútbol chileno se tambalea

En una inédita cita virtual, los clubes plantean una rebaja de sueldos. La idea de cerrar la temporada 2020 genera tensión. El CDF pasa la cuenta por el estallido.


Fue una reunión atípica, en medio de una pandemia. A través del programa Zoom, los presidentes de clubes conversaron por varias horas con el timonel de la ANFP, Sebastián Moreno, sobre el complejo escenario que vive la industria debido al coronavirus.

La principal inquietud fue el contrato con Turner. Tal como publicó La Tercera, la asociación adquirió con el CDF un compromiso mínimo de programación de 30 semanas de fútbol por 10 meses. Nada asegura que lo puedan cumplir.

Pese a eso, en Quilín dicen que la señal está obligada a seguir pagando, ya que la suspensión del torneo se debe a medidas gubernamentales por fuerza mayor.

Por su parte, Turner reclama que aún se le deben los partidos pendientes de 2019, cuando el torneo se suspendió por el estallido social. La empresa plantea descontar esos duelos del dinero que debe pagar en 2022, mientras que la ANFP se defiende acusando que la firma también incumplió parte del contrato, como al no transmitir todos los partidos de la B.

Frente a tal escenario, se acordó crear una mesa amistosa para intentar solucionar el conflicto, compuesta por la ANFP, clubes y CDF.

Otro punto fue el salario de los futbolistas, cuerpos técnicos y directivos. La idea es reducir por un período de tiempo los sueldos. “La tarea es analizar internamente cada realidad. El sueldo de marzo está asegurado, pero abril y mayo se vienen complicados. Vamos a apelar a la consciencia y buena voluntad de los jugadores. La idea es realizar un pago diferido de una parte del sueldo de esos meses. Creemos que es la manera correcta. Tampoco queremos abusar de la situación”, reconoce Freddy Palma, presidente de Curicó.

“Por ahora no vamos a tomar ninguna medida, pero lo estamos evaluando. No nos cerramos a nada”, advierte Lorenzo Antillo, timonel de Audax Italiano.

La ANFP conversará con el Sifup al respecto. También se analiza la posibilidad de conceder vacaciones en abril y así generar un feriado colectivo para que los futbolistas no sufran una para a mediados de año.

Un planteamiento que provocó tensión fue cerrar la temporada 2020, si es que el fútbol no puede volver en el corto plazo. Hubo clubes que apoyaron la moción y otros que la rechazaron enérgicamente. Más acuerdo generó dar por finalizada la temporada en el fútbol femenino y formativo.

“También fue una de las temáticas que se conversaron, aunque lo veo difícil, porque hay clubes importantes que se opusieron. La realidad es que si esto pasa de junio ya se hace insostenible. Habría que congelar esta temporada y que decante de forma normal. Una cosa es cumplirle a Turner, y otra es a qué costo. Como Curicó Unido no vemos con malos ojos esa opción, pese a que estamos en tercera posición, con opciones de clasificar a torneos internacionales”, agrega Palma.

Por su parte, Antillo cree que no hay motivos para irse a tal extremo. “No existe razón para terminar la temporada. Estamos en una etapa temprana del año para pensar eso. Lo que sí se conversó es que la ANFP debe ponerse en todos los escenarios y estudiar todas las alternativas, para que llegado el momento se discuta con los clubes”, sentenció.

Comenta