Invictus Victory: El perfume del éxito

La nueva fragancia de Paco Rabanne tiene un efecto larga duración y un aroma oriental fresco, producto de la fusión de toques de limón, incienso, vainilla y tonka. Sobre este nuevo lanzamiento, comparte sus impresiones el ex rugbista Nick Youngquest, quien hace ocho años es el rostro de la prestigiosa marca.


Desde que era pequeño Nick Youngquest, el famoso jugador de rugby australiano, observó cómo su madre y abuela, en su rutina diaria, tomaban sus perfumes de sus tocadores y ponían delicadamente gotas de él en sus cuellos y ropas. Aromas que aún recuerda y que lo transportan a su infancia, cuando a escondida, sacaba el perfume de su padre y lo usaba, disfrutando de ese pequeño acto de adultez.

Lo cierto es que en esos años Nick nunca imaginó que en su futuro tendría una exitosa carrera como deportista, ni menos que sería embajador y rostro de la marca Paco Rabanne. Por eso, cuando revela cuáles han sido sus victorias más importantes, el deportista y modelo señala que: “Para ser sincero, y aunque suene cursi, uno de los momentos de mayor victoria fue protagonizar la campaña de Invictus. Yo venía de una profesión totalmente diferente, y trabajar con Paco Rabanne ha sido fascinante. He tenido la oportunidad de ver otra vertiente de la vida profesional, trabajar con cientos de personas en un plató para grabar un anuncio de televisión, y participar en las increíbles acciones benéficas que llevamos a cabo en todo el mundo. Ha sido un viaje increíble, algo que me ha enorgullecido hacer y de lo que estoy muy agradecido”.

Lo cierto es que el modelo australiano dejó el rugby profesional para convertirse en 2013 en la imagen de la fragancia ‘Invictus’ de Paco Rabanne. Su aparición en uno de los spots más emitidos de los últimos años, lo situó en el mapa de la moda y le valió la comparación con David Beckham. “Uso perfume siempre, ¡soy afortunado y tengo una muy buena selección de fragancias, gracias a Paco Rabanne!”, revela.

Hoy protagoniza nuevamente la campaña de lanzamiento de ‘Invictus Victory’, la nueva fragancia de Paco Rabanne. Un atrevido eau de parfum, que representa un duelo entre dos fuerzas opuestas: frescura e intensidad. Por un lado, una intensa frescura personificada en una penetrante fragancia cítrica envuelta en fuerte incienso, masculino y agradable; y por otro lado, la delicadeza de la vainilla fundida con la dulzura del haba tonca, con un efecto misterioso, balsámico y cautivador.

El resultado final de este nuevo perfume es una fresca fragancia oriental que deja una potente estela hipnotizante, un inconfundible aroma magnético. Sobre este lanzamiento, Youngquest señala que: “¡Me apasiona! Me encanta la combinación de frescura e intensidad. Es sensual, pero desprende una energía fuerte. Huele muy bien”.

De toda la gama de fragancias ‘Invictus’, el rostro de la marca cuenta que: “No tengo una favorita, todas pueden usarse en momentos distintos. Dentro de la gama, existen diferencias sutiles, que siempre juegan con la yuxtaposición de frescura y sensualidad. Me encanta la versatilidad de las fragancias, a los hombres nos va muy bien. Yo puedo considerar que ‘Invictus Legend’ es una fragancia que usaría en una primera cita; en cambio, otra persona puede verla como un perfume de diario, y eso está muy bien, revela tu identidad. La fragancia que escojas enfatizará tu propia individualidad”.

El nuevo perfume, que en su envase negro y elegante lleva un V de victoria, apela a ese sentimiento que muchas veces vivió el ex deportista y rostro de la fragancia. Sobre ese sentir, Youngquest comparte que: “La idea de victoria y derrota va cambiando a lo largo de la vida. Cuando era más joven y me dedicaba al deporte profesional, lo único que me importaba era ganar, pero ahora me he dado cuenta de que la victoria se presenta de muchísimas formas. No significa necesariamente quedar por encima de alguien o derrotarlo. Ahora mismo me dedico a correr maratones por razones benéficas y, sinceramente, sé que nunca voy a quedar el primero. Sin embargo, me siento mucho más victorioso ahora, al terminar una maratón y finalizar la carrera rodeado de niños que sonríen porque corren conmigo, que cuando ganaba partidos de rugby. La victoria nos acompaña todos los días. Me siento victorioso cuando me levanto por la mañana, enciendo el ordenador y retomo mis estudios de posgrado, porque es lo que he elegido hacer, he escogido ser mejor persona y estudiar. Creo que, si vemos las cosas desde esta perspectiva, disfrutaremos de más victorias y las viviremos más intensamente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.