Kudelka teme al sintético

El DT traslada sorpresivamente la práctica al Bicentenari de La Florida, por el mal estado del pasto artificial del CDA. Rafa Vaz, en tanto, viaja a Brasil por la muerte de su madre.


Frank Kudelka teme al pasto sintético de Quillota. Sabe del último resultado de los azules en la Quinta Región. El técnico de la U tiene memorizado cada detalle de la estrepitosa caída sufrida por los universitarios, en la misma cancha, hace menos de seis meses. Aquel 1-6 ante Unión La Calera que, de paso, comenzó a cimentar la salida del DT Guillermo Hoyos.

El plan para visitar la cancha de San Luis comenzó el lunes. El DT revisó la cancha artificial del CDA, que está ubicada en la parte sur del recinto, pero no llenó su gusto. No está en buen estado. Sólo se le realiza una mantención anual. Además, su dimensión no es la misma a una cancha profesional. Es para 18 jugadores y no 22.

Ante tal escenario, la gerencia deportiva solicitó utilizar la cancha del Bicentenario de La Florida. ¿Otra razón para trasladarse? El césped instalado en el reducto que utiliza Audax Italiano es idéntico al que cubre la cancha del elenco canario.

La práctica de ayer duró cerca de dos horas. Comenzó a las 10 y finalizó cerca del mediodía. Francisco Arancibia era, a esas alturas, la única gran duda por las molestias físicas que arrastra, pero durante la tarde de ayer se agregó otra situación compleja a la planificación de Kudelka, una de carácter mucho más sensible: el fallecimiento de la madre de Rafael Vaz, quien de inmediato viajó a Brasil, tal como lo había hecho luego del clásico universitario, cuando partió a Río de Janeiro para acompañar a su mamá, quien sufría las complicaciones de una rebelde neumonía.

Antes de conocer la infausta noticia, que probablemente implique la ausencia del exFlamengo en el partido ante San Luis, Kudelka había probado un equipo mixto, en el que ubicó a Vaz con Contreras como defensores centrales. No arriesgará a Beausejour ni Benegas, a no ser que sufra bajas inesperadas: “Todos sabemos que es una cancha muy complicada, muy diferente. Como hoy hará mucho calor, los pies se queman mucho. Por ahí puede ser un factor negativo, pero no puede influir en la importancia de este duelo para nosotros”, comentó Vaz, quien fue uno de los que jugó en la caída ante los cementeros en abril pasado. “Tendremos que dar lo mejor de nosotros y esperar que se nos den otros resultados. Quedan tres partidos en los que habrá que salir a ganar sí o sí”, agregó Nicolás Guerra, en relación a la lucha por el torneo con la UC.

Desde el cuerpo técnico están mentalizados. A tal punto, que se negaron a modificar el horario del duelo pactado para este sábado a las 17.00. Saben que al momento de iniciar el juego, habrá 23 grados. La solicitud de la ANFP se ejecutó una vez que se conoció la programación de la final de ida de la Copa Libertadores: “El sol es terrible en Quillota. Jugar cinco horas más tarde se nota”, dicen desde el plantel. “La U no accedió porque aseguró que tenía todo organizado para que el duelo fuese a las 17 horas”, dicen desde la ANFP.

Lo cierto es que hoy el cuerpo técnico evaluará la condición física del plantel para decidir si vuelven a entrenar en pasto sintético, pese a que en el club aseguran que la práctica será en el Centro Deportivo Azul. Kudelka no quiere sobrecargarlos. Preparan un plan de hidratación especial.

Seguir leyendo