La increíble noche en que Rogerio Ceni atajó todo: el histórico portero vuelve a San Carlos como DT del Sao Paulo

Rogerio-Ceni

Rogerio Ceni en la noche en la que le negó la clasificación a la UC en San Carlos de Apoquindo.

En la edición del año 2013 de la Copa Sudamericana, el exguardameta se exhibió en la precordillera, negándole la clasificación a los cruzados. En un partido que terminó 4-3 a favor de los brasileños, el hoy estratega tuvo una actuación para el recuerdo. El próximo jueves 30 de junio pisará nuevamente la casa de la UC buscando otra noche épica, en esta ocasión, desde el banco.



Rogerio Ceni retornará a San Carlos de Apoquindo. Esta vez, como entrenador de Sao Paulo, el mismo equipo al que defendió hace casi diez años y que eliminó a los cruzados en su casa un 23 de octubre de 2013, en una exhibición que quedó para el recuerdo.

Así, Ceni buscará ante la UC volver a poner su nombre en escena. Tal como hace nueve años, el exguardameta vive momentos complicados.

Cuestionado por su hinchada y ampliamente criticado por la prensa brasileña, el estratega mira a la precordillera como un escenario ideal para redimirse de su mala situación en el banquillo del tricolor. Situación similar cuando vestía la tricolor, ya que por ese entonces tenía 40 años y en Brasil lo estaban retirando.

¿Y qué pasó ese día? Ceni tuvo una noche increíble. De esas con las que sueñan los jugadores. En la ida, los de la franja tuvieron un duro partido en Brasil en el que pudieron lograr un meritorio empate 1-1 que los dejaba expectantes para la vuelta.

A cargo de la UC estaba un viejo conocido: Martín Lasarte. Machete sabía que el resultado como visitante había sido positivo, pero debía confirmarlo en San Carlos. Y al minuto de haber comenzado el duelo se evidenció lo que sería el partido y la actuación del cancerbero, pues a los 30 segundos ya le negaba el gol a Nicolás Castillo.

El partido había empezado de la mejor forma para los locales, puesto que a los 17 minutos de la primera etapa Ismael Sosa ponía en ventaja a la UC. Sin embargo, la diferencia le duró muy poco al local, puesto que solo tres minutos después Aloisio logró empatar.

La noche ya estaba siendo épica. En un partido de ida y vuelta, la UC seguía presionando en busca del triunfo y la clasificación. En ese contexto llegó el gol del Chiqui Cordero, que lograba convertir el segundo.

Ventaja que no duraría mucho, ya que un gran pase de Ganso dejó solo a Aloisio para anotar su segunda diana personal. Así, en 25 minutos del primer tiempo, el encuentro estaba 2-2.

La exhibición de Ceni

Fue en momento en el que empezó a emerger con más presencia la figura enorme de Rogerio Ceni. El hombre que en esa época tenía 40 años comenzó su espectáculo tapando sucesivamente cada intento cruzado. A los 36′, el guardameta le negaba el gol a Milovan Mirosevic, quien con potente remate de cabeza no pudo batir la resistencia del brasileño.

Luego, un increíble zurdazo de Tomás Costa al 43′ era ahogado por el arquero, que tuvo que hacer una compleja contorsión para salvar su portería, arqueándose hacia atrás y dañándose a sí mismo.

Y, si el guardameta estaba tapando todo, la suerte también lo acompañaba, ya que en un mano a mano con Castillo el vertical le negó el gol al que fuese el nueve cruzado aquel día.

Así, una vez finalizado los primeros 45 minutos, el brasileño ya era, con diferencia, la figura del encuentro. Ya en el complemento a la UC se le puso cuesta arriba el partido, cuando Edemilson anotó el 3-2. El silencio se apoderaba de San Carlos. Sin embargo, los de Lasarte seguían intentándolo.

Antes de que llegara el empate de penal a través de los pies de Mirosevic, una intervención monumental de Ceni le ahogaba el grito de gol a Cordero en el 68′.

El Chiqui había aprovechado un despeje tras un lanzamiento de esquina y remató con violencia a la esquina inferior derecha del arquero. Ahí, Ceni se estiró y, en una atajada imposible, mandó afuera el balón. Pero todavía faltaba más.

Con el marcador todavía 3-3, la Católica ya estaba asediando a los brasileños. Como bendecido por los astros, Ceni le negó otro gol imposible a la UC en el 72′. Esta vez, tras un remate de Ramiro Costa que el arquero mandó con su mano derecha sobre el travesaño.

Los gestos del artillero argentino eran elocuentes. No había forma de convertir. Y cerca del epílogo, el cancerbero seguía alzándose como figura tras rechazar un cabezazo de Hans Martínez en el 83′, cerrando su valla una vez más.

Lamentablemente para las aspiraciones cruzadas, en el 85′ Welliton anotó el 4-3, que a la postre sería el resultado definitivo, sentenciando la suerte de la UC y eliminándola de la Copa Sudamericana de ese año.

Así, casi diez años después, el arquero que le negó todo a la Universidad Católica vuelve a San Carlos. En esta ocasión, los papeles se invertirán y será desde la banca donde mirará el partido. En el partido de ida de la Copa Sudamericana, la UC quiere redimirse en su casa y mostrarle a Ceni que el fútbol da revanchas.

El partido entre ambas escuadras está pactado para el jueves 30 de junio a las 20.30 horas en San Carlos de Apoquindo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.