La Roja busca nuevo sponsor tras el quiebre con Nike, el último negocio amarrado por Sergio Jadue

La selecciín chilena jugará ante Bolivia por la Copa América con una camiseta sin el logo de Nike.

La Roja jugará ante Bolivia con una camiseta sin el logo de Nike. FOTO: NAYRA HALM/FOTOARENA/AGENCIAUNO

Ante el repentino término de la relación económica con la firma de ropa deportiva, la ANFP recurrirá a los servicios de una empresa externa para que le ayude a encontrar otro auspiciador. La marca estadounidense vestía a Chile desde mediados de 2015, cuando el calerano cerró un suculento contrato hasta el final de las Eliminatorias para Qatar 2022, a cambio de US$ 7 millones anuales.


Mañana, cuando la selección chilena salte a la cancha del estadio Arena Pantanal, de Cuiabá, para enfrentar a Bolivia, lo hará sin el logo de Nike en la camiseta, ni en ninguna parte de la indumentaria oficial. ¿La razón? El conflicto que tiene a la ANFP enfrentada con el que era, hasta hace poco, uno de sus principles socios comerciales.

El quiebre de las relaciones entre la marca deportiva y la asociación nacional llegó a su punto máximo hace solo unos días, cuando la empresa estadounidense envió una carta formal hasta las oficinas de Quilín. En la misiva, y de forma unilateral, la firma daba cuenta del término anticipado del contrato celebrado durante la administración de Sergio Jadue, y que vinculaba a ambas entidades desde mediados del 2015 hasta el final de las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022; y que en caso de clasificar, se debía extender hasta el término de la participación de la Roja en la próxima Copa del Mundo.

Será una imagen curiosa que, sin duda, llamará la atención de los presentes y también de los espectadores. Para impedir la visualización del distintivo de la gigante norteamericana, la federación chilena recurrió a los servicios de una empresa brasileña de estampado. La idea es “borrar” elegantemente el singular logotipo de la ropa y así, al mismo tiempo, evitar una acción más rudimentaria como pegar una cinta adhesiva sobre la zona.

No es un trabajo simple, detallan en la ANFP, ya que se trata de cientos de prendas entre camisetas, pantalones, calcetas y, sobre todo, vestuario de entrenamiento, el cual se usa todos los días. Por esta razón, el emblema de Nike se tapará solo en los días de partido, tal como ocurrirá mañana, cuando la Roja se mida nuevamente ante la Verde, esta vez por la Copa América, en la calurosa y húmeda Cuiabá.

El expresidente de la ANFP, Sergio Jadue, firmó un contrato con NIke a cambio de US$ 56 millones, desde 2015 hasta 2022.
El expresidente de la ANFP, Sergio Jadue, firmó un contrato con NIke a cambio de US$ 56 millones, desde 2015 hasta 2022. FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

Evidentemente, el término anticipado del contrato complica aún más la delicada situación financiera de la ANFP. “No han pagado hace tiempo y ahora menos van a pagar”, admiten en Quilín, donde ya preparan la millonaria demanda que interpondrán contra la firma. El juicio tendrá que hacerse en Nueva York, tal como establecía el vínculo entre las partes. Aquí, en Chile, ya se realizaron los trámites prejudiciales. La asociación reclamará el pago de 4.200 millones de pesos.

En este contexto, al directorio encabezado por Pablo Milad no le quedó otra que salir a buscar un nuevo sponsor. Y ya están en eso. De hecho, se contratará a una empresa externa para que asesore en la licitación. Igualmente, en el ente rector del fútbol chileno son conscientes del momento actual que vive la economía nacional y mundial, a raíz de la pandemia. Saben que es casi imposible encontrar un auspiciador que pague los US$ 7 millones anuales que desembolsaba Nike.

Precisamente, en la ANFP reconocen que este contrato, el último que amarró el expresidente Sergio Jadue, antes de declararse culpable de delitos de corrupción ante la justicia de Estados Unidos, fue muy bueno en términos financieros. Asumen que, difícilmente, se podrán igualar esos montos al año, por lo que estudian alternativas para atraer a las empresas. Una de las opciones, por ejemplo, es ofrecer un vínculo más largo, con tal de subir la puntería, que se puede ir reajustando con el tiempo.

Nike sostiene que la federación chilena incumplió el acuerdo firmado, luego de que la Roja estuviera casi un año sin jugar, debido al estallido social, a fines de 2019, y luego por culpa de la pandemia de Covid-19. Ambas partes tendrán que defender sus intereses en un juicio en Nueva York. En Quilín ya preparan el escrito.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.