Las vueltas de la vida: Montillo representa a Larrivey justo cuando la U negocia la renovación de su goleador

La U celebra un gol en el partido que lo encaramó a la Libertadores.

El ex 10 de la U trabaja junto a Sergio Irigoitía, agente que ya envió la primera propuesta a Azul Azul para intentar sellar la continuidad del atacante. El argentino pone plazos y busca firmar por dos años.


Joaquín Larrivey anota el 1-2 frente a Curicó y corre a abrazarse con sus compañeros. La imagen, tan repetida desde que el argentino fichó en los azules, se ha vuelto una constante en las últimas fechas. El transandino parece ser el salvador de un equipo que hoy está a cuatro puntos del líder: Universidad Católica.

A miles de kilómetros, en su casa en Buenos Aires, su amigo y representante celebra. Quien fuese su mayor asistidor durante la temporada 2020, hoy retirado del fútbol, con polémica incluida en su último paso por la U, maneja su futuro de cara a los desafíos que se avecinan. Walter Montillo, quien luciera la camiseta 10, hoy pertenece al grupo de trabajo de Sergio Irigoitía, también representante que hoy ya inició los diálogos con Azul Azul para alargar la continuidad del delantero en La Cisterna.

“Walter está trabajando conmigo como agente. Estamos juntos. Yo fui su agente por casi 20 años y ahora ambos vemos la carrera de Joaquín. Yo estoy más encima de las conversaciones, pero Walter está pendiente de todo”, dice Irigoitía, al ser consultado por La Tercera.

Poco importan los roces que Montillo tuvo en su salida de la U, en las que incluso se enfrentó al presidente Cristián Aubert. “A Aubert lo conozco de mi pasada anterior. Me molesta la manera. Me pueden decir “en el proyecto del próximo año no entras” y lo voy a entender. Si vienes para renovar y me tienes cuatro meses que si o que no, me canso”, dijo al momento de anunciar que no seguiría en el club.

Larrivey y Montillo forjaron una amistad a toda prueba durante el paso de ambos por La Cisterna. Compartían vehículo durante el trayecto al CDA y ambos no han dudado en llenarse de elogios. “¿Si Montillo fue el mejor asistidor que tuve? Sí, si no es la mejor, pega en el palo. Desde lo fútbolístico se me hace difícil ser realmente objetivo porque Walter es un amigo. Disfruté mucho el año. Fue un año muy difícil el anterior por la situación en la que se encontraba el club y así todo tuvimos la capacidad de disfrutar juntos. Fue de lo mejor. Si Montillo no fue con el que mejor me entendí en mi carrera, pega en el palo”, decía en entrevista con La Tercera.

Hoy, el futuro de Larrivey se negocia. El goleador, quien termina contrato en diciembre, quiere seguir en la U. Pero se pone plazos: en su entorno no quieren que el acuerdo se firme más allá de agosto, considerando que debe buscar estabilidad para su familia. Ya se envió una propuesta al segundo piso de la U, sin respuesta aún.

“Larrivey se quiere quedar en la U, pero los tiempos son cortos. Él no esperará hasta diciembre para tener una respuesta. Se debe solucionar pronto”, dice su agente Irigotía. La intención del futbolista es poder amarrar su estadía en los azules por al menos dos temporadas.

El goleador también tiene su opinión: “Esa parte la dejo a mi representante que está empezando ese diálogo, pero me enfoco más en jugar. Todavía hay tiempo por delante, uno también a diferencia de Walter -Montillo- la idea es seguir jugando y mi prioridad es la U, mi familia está feliz, estoy cómodo y me siento valorado. Ojalá sea acá y si no, agradeceré la oportunidad de vestir esta camiseta. Seguiré mi camino”, dijo. No piensa en el retiro, pese a sus 36 años.

En su aval, los números del ex San Lorenzo lo acompañan para sentarse a negociar. Nadie puede dudar de su efectividad. Ocho de los once tantos de los azules en la presente edición del certamen han sido convertidos por el argentino. En 202o anotó 19 de los 48 tantos estudiantiles.

Además, en las últimas semanas ha sacado la voz por un plantel carece de liderazgo. Asume la necesidad de ir por la corona. “El año pasado no lo peleamos en una situación compleja, de presión, pero quedamos terceros, lejos del campeón. Este año en la Copa Chile tenía muchas ilusiones, todo el equipo, y nos faltaron cosas, evidentemente, y vuelvo a lo mismo, hay que hacer una crítica, todos la hemos hecho y hay que seguir replanteándose en qué cada uno puede mejorar. Sigo ilusionado, no hemos llegado a un tercio del campeonato. Tengo la ilusión intacta de pelear este título hasta el final”, completó.

Larrivey quiere extender su estadía en la U. Los goles, hasta hoy, aparecen como su mejor carta negociadora. La última palabra estará en La Cisterna.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.