Lo que se juega Chile ante Eslovaquia bajo la nueva estructura de la Copa Davis

El equipo chileno de Copa Davis, entrenando en Bratislava. Foto: Fetech.

El equipo que lidera Nicolás Massú buscará en Bratislava la clasificación al repechaje para las finales del próximo año, en el recientemente creado Grupo Mundial I, una instancia que fue pensada para darle mayor globalidad al certamen.


Después de haber quedado eliminado en la primera ronda de las finales de la Copa Davis de 2019, Chile debió jugar un repechaje frente a Suecia para volver a disputar esa instancia al año siguiente (la que finalmente se postergó para 2021). Sin embargo, la derrota frente a los escandinavos mandó al equipo de Nicolás Massú a una nueva división, el Grupo Mundial I. Es en ese nuevo orden donde se producirá el enfrentamiento de este viernes y sábado frente a Eslovaquia en Bratislava.

“La nueva estructura de la competición les dará a los jugadores la oportunidad de viajar y competir contra países a los que nunca se han enfrentado. Estoy seguro de que disfrutarán el reto”, explicó el australiano Mark Woodforde, miembro del Consejo Directivo de la ITF, en septiembre de 2019, cuando fue lanzado este nuevo formato.

Una victoria le permitirá al equipo nacional tomar un lugar en los playoffs para estar de regreso en la élite. En ese sentido, al cuadro criollo lo beneficia el ranking, ya que se ubica en el puesto 21 y es quinto cabeza de serie. Esto le ayudaría porque solo los ocho ganadores de mejor clasificación accederán directamente a los Qualifiers de febrero. Mientras que los restantes ocho deberán jugar una llave extra entre ellos para cerrar su clasificación a la siguiente ronda.

Por eso es extremadamente importante que la escuadra que encabeza Christian Garin se imponga en la capital eslovaca, ya que si pierde, deberá enfrentar en un repechaje a uno de los equipos provenientes del Grupo Mundial II, por lo que el regreso a la élite del tenis se postergaría al menos hasta 2023. Y también, por cierto, la posibilidad de conseguir un millonario premio solo por el hecho de clasificar a las finales.

Asimismo, Chile buscará volver a ganar en cancha dura después de cuatro años, cuando derrotó 5-0 a República Dominicana, por la Zona Americana I.

Respeto por los de Massú

En el conjunto europeo existe muchísimo respeto por la serie. En la antesala del encuentro, el capitán Tibor Toth, quien debuta en reemplazo de Dominik Hrbaty, no se confía pese a la localía y a la superficie rápida que eligieron. “Garin con Jarry no son los típicos jugadores de arcilla, pueden jugar bien en duro. Jarry estaba antes del dopaje era 38° en el ranking mundial ATP y es un jugador peligroso. Ciertamente no esperamos nada fácil”, señaló.

El seleccionador también es el técnico de Norbert Gombos, quien cayó ante Garin en el Abierto de Estados Unidos, siendo esta la única victoria de Gago en canchas rápidas durante este año. “Fue un partido más que equilibrado. Lástima que Noro no aprovechó el descanso en el primer set y no logró cerrarlo en el cuarto”, expresó, para luego advertir: “Las condiciones bajo techo en el NTC le sientan bien y creo que puede tener éxito en la revancha en casa”.

En tanto, el equipo chileno realizó su última práctica antes del sorteo, que se realizará este jueves, en la madrugada chilena, y donde Nicolás Massú deberá dilucidar qué singlista acompañará a Garin en la primera jornada de la confrontación.

Sigue leyendo en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.