Los diez días de terror de Pellegrini

Pellegrini

El West Ham pierde claramente con el Wolverhampton, la tercera derrota consecutiva del equipo del DT chileno. El United de Alexis mantiene agónicamente el invicto de Solskjaer.




Si el mes de diciembre fue positivo para el West Ham de Manuel Pellegrini (cinco victorias en siete presentaciones), lo que conllevó ser nominado a mejor DT del mes por la Premier League, enero se ha transformado en un periodo más complejo para el chileno. Ayer sumó su tercera derrota consecutiva, esta vez por la liga. Fue 3-0 visitando al Wolverhampton.

En el Molineux Stadium, los Lobos superaron con total claridad a los Hammers, con los tantos de Romain Saiss (66') y un doblete del mexicano Raúl Jiménez (80' y 86'). Castigo a la irregularidad del West Ham, que le cuesta tener una serie de buenos resultados que le permita dar un salto en la tabla. A lo largo de la campaña no ha podido tener más de cuatro partidos seguidos sin derrotas. Esto se suma a la sonrojante eliminación de la Copa FA a manos del Wimbledon, un nuevo alcorconazo para el Ingeniero.

"Estoy decepcionado porque tenemos muchas lesiones por jugar tantos partidos. Estábamos buscando una reacción después de perder contra Wimbledon. Comenzaremos a revisarnos mañana (hoy), porque estamos haciendo algo mal", declaró Pellegrini tras la derrota.

El calendario no ayuda mucho en el afán de recuperación, porque el próximo duelo del West Ham será ante el Liverpool de Jürgen Klopp, este lunes 4 de febrero, en el Olímpico de Londres.

En la continuidad de la fecha, se produjo el primer bache en la ruta de Ole Gunnar Solskjaer como técnico del Manchester United. En Old Trafford, alcanzó un postrero empate 2-2 con el Burnley. Con la presencia de Alexis Sánchez desde el minuto 67, se acabó la racha de victorias del equipo con el mando del noruego.

Luego de su destacada participación ante Arsenal, por la FA, Sánchez inició el juego en la banca. Solskjaer aspiraba a ser el primero en ganar sus primeros siete partidos de Premier como técnico, algo que obviamente no consiguió.

Lo principal del cotejo se dio en el complemento, que empezó mal para los Diablos Rojos porque un error de Andreas Pereira terminó en el 0-1 de Ashley Barnes (51'). Sánchez reemplazó a Lukaku y de inmediato se estacionó como puntero izquierdo (pasó Rashford al centro del ataque), aunque luego se fue moviendo para generar espacios.

Un cabezazo de Chris Wood (81') complicó la tarea de la remontada, pero al final el United lo consiguió. Un penal de Pogba (87') y otro tanto de Lindelof, en el segundo minuto añadido, aprovechando un cabezazo de Sánchez desviado por el meta Heaton, permitieron la igualdad y salvaron el invicto de la era Solskjaer.

La sorpresa de la jornada fue la caída del Manchester City. El Newcastle de Rafa Benítez, uno de los candidatos al descenso, venció a los celestes en el partido 100 de Pep Guardiola en la Premier.

Comenta