Los seleccionados bajan a la Roja de Perú

Gary_Medel

Tras una reunión en Juan Pinto Durán, los seleccionados deciden no jugar el amistoso en Lima y son liberados.




Prosperó la tesis de Aránguiz. La opinión del Príncipe, de hecho, fue clave: Chile no jugará en Lima. Así lo decidieron ayer los futbolistas de la Roja tras reunirse en Pinto Durán. Inmediatamente después, Reinaldo Rueda liberó una convocatoria a la que solo habían acudido futbolistas que juegan en ligas extranjeras. El martes no habrá partido contra Perú. La empatía con la crítica situación social que vive Chile es la razón esgrimida por los seleccionados para bajarse, ya en Santiago, del compromiso.

Los jugadores se fueron del búnker de la Roja sin dar explicaciones ni comparecer ante los medios. Su posición se limitó a ser expuesta a través de un texto que subió Medel, el capitán, a sus redes sociales: "Como equipo hemos tomado la decisión de no jugar el partido amistoso pactado con Perú, en atención al momento social que vive nuestro país. Somos jugadores de fútbol, pero ante todo personas y ciudadanos. Sabemos que representamos a un país completo y hoy Chile tiene otras prioridades mucho más importantes que el juego del próximo martes. Hay un partido más importante que es el de la igualdad, el de cambiar muchas cosas para que todos los chilenos vivan en un país más justo. Apoyamos las manifestaciones, pero sin violencia y sin heridos, tanto del lado de los manifestantes, como de las fuerzas de orden. Chile necesita paz, pero tampoco que se olviden las demandas que originaron este movimiento".

La ANFP había informado todo a través de un comunicado en el que decía que no ir a Perú se debía exclusivamente a la decisión de los jugadores. Y más tarde Sebastián Moreno, timonel de Quilín, se sinceró: "Duele el momento de la decisión", expuso. Pasa que el directorio intentó por todos los medios que esto no ocurriese.

Sorpresa en Lima

La noticia fue acogida con sorpresa en Perú. Así lo expuso a La Tercera Elkin Sotelo, el gerente de comunicaciones de la federación incaica: "Todavía no tenemos conocimiento preciso de lo que vamos a hacer. Hay entradas vendidas, un trabajo que se viene realizando hace bastante tiempo. Los sponsors ya han realizado preventa. ¿Si Chile debe pagar una multa? Pormenores de convenios y detalles no te los podría especificar. Pero como todo convenio, hay responsabilidades que deben cumplir ambas partes". Efectivamente, Ian Mac Niven, gerente de la ANFP, admitió, sin especificar las cantidades, que el organismo deberá responder a compromisos adquiridos.

Sí hubo voces críticas a la posición de los jugadores chilenos. Por ejemplo, de Johnny Herrera, quien en Cooperativa, dijo: "Yo habría apoyado viajar y que se jugara, porque hay muchas otras formas de expresarse, con pancartas, gorros, lienzos. Como sindicato teníamos una decisión de jugar", cerró el angolino.

Comenta