Matías Laba: "Yo en quien me fijo es en Busquets"

Matías Laba

El inspirador del juego de Ignacio Saavedra, según propia confesión, desgrana su gran temporada en el fútbol chileno.


Un 2018 complicado vivió Matías Laba (27). El volante argentino no tuvo continuidad en Estudiantes de La Plata, tras recuperarse de una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha que sufrió en 2017, con el Vancouver Whitecaps de la MLS. Pero desde su llegada a La Calera, Laba ha ido recuperando su fútbol. Pieza fundamental en el mediocampo calerano, una de las revelaciones del torneo chileno y sorprendente referente de Ignacio Saavedra, quien en entrevista con La Tercera aseguró que es en el futbolista que se fija para aprender. La alusión le pescó de sorpresa a Laba y lo dejó alucinado: "Primero, agradecerle. Saavedra es un chico con mucho potencial, ya es un gran jugador y va a seguir mejorando aún más".

¿Y usted en quién se fija?

En Busquets. Tiene eso de la salida, que juega muy simple y es muy raro que se equivoque. No se complica y casi siempre está bien parado. Por eso trato de mirarlo mucho.

¿Se volvió a sentir futbolista en La Calera?

Venía en busca de eso, encontrar de nuevo el ritmo de juego y regularidad. Me encontré un cuerpo técnico que trabaja bien en la semana y un plantel muy unido. Volví a sentirme feliz.

¿Cómo se vive tanta inactividad por lesión?

Uno no valora el hecho de estar sano y disfrutar de jugar. Con las lesiones largas uno se da cuenta. Es difícil estar afuera. A la larga te termina haciendo más fuerte de la cabeza. Pero es complicado el día a día en kinesiología, ver que tus compañeros salen a la cancha y no sentirte partícipe ni siquiera de un entrenamiento.

¿Hay temores cuando se vuelve a competir?

Más que nada, los miedos de que no vuelva a pasar otra vez. Se siente raro tratar de recuperar esa dinámica del juego, del panorama, el timing en los cruces. Todo eso lleva tiempo y es importante volver a confiar en uno, que sigues siendo el mismo.

¿Se ven capaces de mantener la dinámica en el segundo semestre?

Los desafíos son muy importantes porque se viene también la Copa Sudamericana. Tenemos calidad y podemos pelear hasta el final.

A usted lo hizo debutar Claudio Borghi en Argentinos en 2010, ¿no?

No llegué a debutar con él, pero me llevó dos veces al banco en ese plantel que sale campeón. Aprendí muchísimo. El Bichi me ayudó mucho, me dio la confianza para poder hacer mi primera pretemporada en primera y quedé más que agradecido.

¿Volante de toque o de marca?

Trata de hacer las dos cosas, depende de qué necesita el equipo. Obviamente, si la perdemos, todos tratamos de estar cerca y meter esa batalla para que cuando el rival tenga la pelota siempre salga sucia.

¿Cómo fue su paso por la MLS?

Aprendí otra cultura, otra forma de trabajar y de tomarse el fútbol. Menos pasional. Estar lejos de tu país te hace crecer como persona. Enfrenté a rivales como Pirlo, Lampard, David Villa, Henry... Mirándolos uno también mejora.

Comenta