Osaka vuelve a quebrarse y revive el debate sobre la salud mental

Naomi Osaka se quebró durante una conferencia de prensa previa al WTA de Cincinnati.

Naomi Osaka se quebró durante una conferencia de prensa previa al WTA de Cincinnati. Foto: Captura de video.

La tenista se quebró durante una conferencia de prensa. Recordó cómo ha sido el proceso que ha enfrentado para fortalecer su salud mental ante la presión.


Naomi Osaka volvió a remecerse durante la conferencia de prensa previa a su debut en el WTA 1000 de Cincinnati. La deportista japonesa se quebró ante los medios, mientras intentaba explicar los problemas de salud mental que hoy la golpean.

“No puedo hablar por los demás, lo hago por mí misma. Pero desde que soy muy joven siempre he despertado mucho el interés de los medios, por mis antecedentes, por cómo juego, al final soy una jugadora de tenis. Hay cosas que digo o que tuiteo que generan un montón de nuevos artículos porque gané un par de grand slam y porque hago un montón de ruedas de prensa, y así es como van las cosas. Pero realmente no sé bien cómo gestionarlo, estoy trabajando en ello”, señaló.

Tras ese momento volvió a quebrarse, intentando contener las lágrimas sin éxito. Por lo mismo trató de permanecer en su sitio y proseguir con el diálogo, pero al final no aguantó y debió retirarse de la sala de prensa durante algunos minutos.

La pregunta que se le había hecho, referente a la situación de Haití tras el terremoto, nacionalidad que también posee por su padre, la contestó tras su regreso.

“Respecto a Haití, tengo la sensación de que puedo hacer más de lo que hago. Por eso estoy mirando cómo ayudar, de qué manera es mejor hacerlo. Donar el dinero del premio de este torneo es lo primero en lo que pensé. Para eso, tengo que hacerlo bien. Por eso lo dije. Lo malo es que veo cada día las noticias y es realmente terrible”, expresó la tercera del mundo en el ránking WTA.

Más allá de la conferencia, este hecho recuerda lo sucedido en París, cuando abandonó Rolad Garros tras las amenazas de la organización por no asistir a la conferencia de prensa, privilegiando su salud mental.

Estar en las conferencias de prensa siempre ha sido un tema para mí. Naturalmente no soy una persona pública y sufro de mucha ansiedad antes que tener que hablar con los medios. Es muy estresante tener que dar con la respuesta correcta”, escribió en un comunicado en ese entonces.

Además, Cincinnati es el primer torneo en el que competirá tras su paso por los Juegos Olímpicos, donde también debió estar bajo la presión de ser una de las favoritas no solo por su ránking, sino además por ser una de las representantes locales más destacadas, algo que quedó reflejado tras ser seleccionada como la encargada de encender el pebetero durante la ceremonia de apertura de Tokio 2020.

Por lo mismo, y sobre Roland Garros, indicó ahora que “en aquel momento no es que me sintiera orgullosa, pero era algo que sentía que tenía que hacer. Por mí. Me encerré en casa durante un par de semanas, me daba vergüenza salir. Sabía que la gente me miraría de una forma distinta a como lo hacía antes”.

Pero lo que me abrió los ojos fue ir a los Juegos y ver cómo otros atletas venían y me decían que estaban súper contentos de que hubiera hecho lo que hice. Después de eso sí me siento orgullosa de lo que hice y creo que era algo que se tenía que hacer”, valoró.

El caso Biles en Tokio 2020

Simone Biles consiguió la medalla de bronce en la barra de equilibrio den Tokio 2020. Foto: Reuters.

La situación descrita por la japonesa recuerda lo sucedido con la gimnasta estadounidense Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La deportista tomó la decisión de retirarse en primera instancia del all around por equipos tras su primer salto en la barra. Si bien en un principio se especuló con una lesión, finalmente se aclaró que todo se transformó en un tema de salud mental.

Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, luchando contra mis propios demonios (...) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar”, declaró Biles en su oportunidad.

De todas formas la norteamericana consiguió vencer a sus miedos y se presentó a la final individual de la viga de equilibrio, donde se quedó con la medalla de bronce y el reconocimiento de todos los presentes en el Centro de Gimnasia de Ariake no solo por conseguir la presea, sino también por volver a poner a la salud mental como prioridad.

Sólo quería salir por mí y eso es lo que hice. Estoy orgullosa de mí misma solo por salir a competir después de lo que pasé”, aseguró tras la prueba.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.