Pablo Quintanilla: "Pedí a los milicos porque había un caos incontrolable en Reñaca"

Pablo Quintanilla

El piloto chileno reaccionó en redes a los saqueos del domingo con duros mensajes de tinte racista. "Fue un momento de frustración, de rabia, donde ocupé mal una palabra. Me disculpé", dice.




Pablo Quintanilla (32 años) está en Chile desde el domingo, tras pasar unas semanas entrenando en España. Ese mismo día, en Reñaca, fue testigo de la facción más violenta de los manifestantes, lo que lo llevó a desahogarse en Instagram. Fue el hecho de llamar "indios" a los vándalos lo que le valió respuestas de fuerte calibre. "Fue un momento de frustración, de rabia, donde ocupé mal una palabra. Me disculpé", dice.

¿Está de acuerdo con las peticiones sociales?

Yo estoy totalmente de acuerdo con ellas. El gobierno tiene la responsabilidad de tomar cartas en el asunto, de responder a esta situación, de darle mejor calidad de vida a la gente. Estoy totalmente de acuerdo cuando las manifestaciones se hacen de manera pacífica, donde bailan, cantan. Pero esa causa se mancha por un grupo minoritario que lo único que hace es romper, hacer un daño que lo único que hace es dañar al mismo pueblo. Ya en la Región de Valparaíso hay miles de familias sin trabajo.

Si hubiera visto pasar una marcha pacífica ¿se suma?

Yo estoy totalmente a favor de lo que pide la gente. Aquí hay que buscar mejores oportunidades, educación, salud, mejor futuro para la gente. Pero estoy en contra de la violencia. Y si en algún momento pedí los milicos a la calle, es que realmente había un caos incontrolable en Reñaca donde ese grupo estaba destrozando, quemando, saqueando. Es lo que sentí en ese momento. Los carabineros no tenían la capacidad de controlar la situación. Yo no estoy a favor de que salgan los militares y empiecen a dejar la cagá, no, estamos mezclando las cosas. Hay gente que está manifestándose de buena manera y otros que están destruyendo todo.

Usted estaba en España al momento del estallido social. ¿Qué le decían allá?

Todos sabían lo que estaba pasando. Afuera se muestra en las noticias las manifestaciones. Las mismas noticias hablaban de cómo se están manchando las causas por estas personas que están destrozando todos.

¿Y qué decían ellos?

Estaban tan preocupados como yo. Primero querían saber dónde estaba sucediendo todo eso, si estaba segura mi familia, si me podían ayudar en algo, si me sentía bien como para poder seguir entrenando en Chile o si buscábamos alguna alternativa. Ellos también han vivido situaciones complejas. Mi jefe de equipo es francés y me dijo que sabía lo que es vivir eso. Que es angustiante, que da pena, temor, que uno quisiera arreglar las cosas, pero las decisiones y las responsabilidades son de las personas que gobiernan el país, no de uno. Y por eso a mí también me da pena, porque la gente empieza a sacar de contexto las cosas. Me llegaron un montón de mensajes mala onda.

Con apoyo

Pero también muchos deportistas lo apoyaron, como Jeremías Israel.

Hoy ni siquiera me he querido meter a ver nada; centré mi trabajo en entrenar, pero sí he recibido hartos llamados y mensajes de gente que me conoce. Yo vengo de una familia de esfuerzo y las personas que me conocen lo saben. Mi papá ni siquiera tuvo la oportunidad de terminar al colegio, tuvo que trabajar desde los 12 años. Con mucho trabajo y esfuerzo sacó a su familia adelante. Es algo que vi y viví cuando era chico, todo el trabajo de mi papá, el no tener nada y conseguir cosas de a poco. Me da rabia. Porque hago una profesión que tiene una moto y que requiere dinero, dicen que uno viene de cuna de oro. Y no es así. Mis valores de trabajo, respeto, perseverancia se deben a mi deporte y a las cosas que vi cuando era pequeño. Las cosas hay que ganárselas, hay que esforzarse, trabajar. Es una lata que la gente se aproveche de situaciones para tirar mala onda y sacar de contexto. El lunes sí puse un post donde pedí disculpas pertinentes al error que cometí y las reitero.

¿Le ve salida a la situación social que se vive?

El único futuro es que el gobierno se ponga los pantalones de verdad y haga cambios de verdad. Ellos son los responsables de manejar nuestro país, de que haya trabajo, de que la gente esté a gusto. Hay peticiones que se tienen que hacer y cosas que se tienen que cambiar y eso es netamente responsabilidad del gobierno. Nosotros votamos por personas porque están capacitados para llevar este país y estamos viendo que llevamos varias semanas y vamos de mal en peor y hay más gente sin trabajo, más gente descontenta y más daño y más cosas malas van pasando. Así que la única salida es que el gobierno actúe y escuche las peticiones de los chilenos. Hechos concretos.

Comenta