Rapinoe se pasea sobre Trump

Rapinoe

La selección de Estados Unidos, con la reivindicativa capitana como vocera, fue vitoreada por una multitud en Nueva York. Reiteró que a la Casa Blanca no irán.




Hasta la página oficial de Facebook de los Simpsons les rindió homenaje, con la imagen de la familia de Homero y Marge celebrando frente a su hogar, con un lienzo sobre el techo que dice "Bienvenidas campeonas... No es la Casa Blanca, pero adelante". Las invitadas están a su lado y son el corazón de la selección de fútbol de Estados Unidos. Ahí, dibujadas con el estilo de la famosa serie de caricaturas, están Crystal Dunn, Alex Morgan, Alyssa Naeher, Rose Lavelle y Megan Rapinoe, con Lisa -la hija intelectual de la familia- usando el mismo uniforme de Rapinoe.

El aludido con la imagen no es otro que Donald Trump, quien se enfrascó en una polémica por Twitter con Rapinoe a partir de las palabras de la jugadora cuando dijo que no iría a la "puta Casa Blanca" si se se adjudicaban la corona en Francia 2019.

El impacto de las dirigidas por Jill Ellis, de cualquier modo, fue masivo y con tono político. En Nueva York recorrieron las calles sobre un bus descubierto y recibieron una lluvia de papel picado y el cariño de miles de habitantes de la ciudad más populosa del país. Los aficionados, aparte de vitorear a las jugadoras, les mostraban carteles y lienzos con las principales reivindicaciones del equipo: igualdad de sueldos y premios con la selección masculina. De paso, el bus era escoltado por motoristas de la policía de la ciudad, además de otros espontáneos y un grupo de gaiteros.

Al paseo con la Copa incluyó un discurso de Rapinoe y una ceremonia en el municipio neoyorkino con la asistencia de su alcalde Bill di Blasio y el gobernador del estado, Andrew Cuomo. Ambos, ítaloamericanos y destacados miembros del Partido Demócrata. El eje metropolitano de Nueva York-Nueva Jersey fue, por cierto, una de las zonas donde Trump sufrió uno de sus mayores reveses en la campaña presidencial (61% de preferencias para Hillary Clinton).

La capitana, Botín de Oro y Balón de Oro en Francia 2019, en tanto, se "robó el show", como tituló NY Times uno de sus artículos. "Tenemos que ser mejores, tenemos que amar más y odiar menos; escuchar más y hablar menos. Es nuestra responsabilidad hacer de este mundo un mejor lugar", dijo la californiana, en una alocución realizada ante la multitud en un escenario en el frontis de la sede municipal. "Tenemos tatuajes, dreadlocks... Tenemos chicas blancas, chicas negras y de todo entremedio, chicas gays y heterosexuales", matizó, sonriendo y muy aplaudida por la concurrencia.

No a la Casa Blanca

La noche del martes, Rapinoe fue entrevistada por Anderson Cooper en CNN. Ahí reiteró su negativa de ir a la Casa Blanca. Y dijo que el apoyo de sus compañeras se multiplica: "No creo que nadie en el equipo tenga interés en prestar la plataforma por la que hemos trabajado tan duro y las cosas por las que luchamos y la forma en que vivimos nuestra vida. No creo que queramos que eso sea corrompido por esta administración".

"Diría que su mensaje (de Trump) está excluyendo a las personas. Me está excluyendo. Está excluyendo a las personas que se parecen a mí. Está excluyendo a las personas de color", dijo la futbolista. "Puede que haya sido genial para algunas personas y quizás Estados Unidos sea bueno para algunas personas en este momento, pero no lo es para suficientes estadounidenses en este mundo". insistió la delantera.

De paso, en Twitter, Barack Obama mostraba una camiseta de la selección femenina con su apellido y un mensaje de felicitación. En 2015, luego de ganar su tercera copa mundial en Canadá, todas asistieron a la Casa Blanca y posaron complacidas y sonrientes con Obama.

Comenta