Rueda se asume en riesgo

El técnico asegura que cada vez que Chile pierde queda expuesto. Milad valora su trabajo y su cercanía con el camarín. Despedir al DT le cuesta a la ANFP cerca de US$ 2 millones. Y en las arcas de Quilín no hay dinero.




De la paz del Estadio Nacional al infierno del Olímpico de Caracas. Reinaldo Rueda vivió las dos caras del fútbol en apenas cinco días. Un viaje relámpago que dejó a todos mareados en la Selección. Venezuela derrotó como local a Chile por primera vez en una Eliminatoria y borró de un plumazo el buen nivel exhibido ante Perú, el viernes pasado.

La Roja complica su camino a Qatar 2022 y el técnico enreda su estadía en Pinto Durán. Con apenas cuatro puntos en cuatro fechas, el colombiano vive su peor momento desde que asumió la banca, en enero de 2018. La histórica derrota ante la Vinotinto lo deja mal parado, al igual que a los jugadores, que mostraron un bajo rendimiento, salvo excepciones como Isla, Bravo y Vidal. Ni Alexis, por el que incluso se peleó con el Inter, le funcionó a Rei.

Pablo Milad pidió públicamente la obtención de los seis puntos en esta fecha doble. La apuesta le resultó a medias. El presidente de la ANFP estaba encantado con el trabajo del entrenador y con la nueva convivencia del camarín. Sin embargo, la inesperada caída de la Selección siembra dudas justo cuando empezaban a brotar las certezas.

Rueda tiene contrato hasta el fin de las Eliminatorias. Su vínculo fue firmado durante la administración de Arturo Salah. En el documento existe una cláusula de salida cercana a los US$ 2 millones, que opera como espejo. Es decir, si en Quilín deciden dejar de contar con él, tienen que pagarle esa cantidad. Lo mismo pasa si es el colombiano el que se marcha por su cuenta.

La situación financiera de la asociación está lejos de ser buena, por lo que romper el vínculo no entusiasma demasiado en la sede de Peñalolén. Además, el camarín apoya al entrenador. Y lo dejó claro Gary Medel, apenas consumada la derrota. “El camino es largo. Necesitamos estar más unidos que nunca cuando nos toca caer, tan unidos como cuando nos toca ganar. Vamos equipo”, publicó el Pitbull.

Venezuela ya acabó con un proceso de la Roja, el de Xabier Azkargorta, en 1996. Fue tras un empate 1-1. Por eso, Rei asume con calma que se hable de su continuidad en estos días.

“Todos los partidos que se pierden siempre van a tener ese riesgo. En todo juego de selección nacional se expone uno. Estamos en ese camino que siempre es difícil. Ojalá podamos replantearlo el próximo año”, señaló, en una breve conferencia que no duró ni cinco minutos.

Apenas analizó el mal partido de la Roja. “Es un resultado adverso, que no lo esperábamos por la forma en que venía el equipo. Así es el juego y Chile no se pudo encontrar desde el primer minuto. No solo Guillermo, sino que varios hombres que en otras ocasiones muestran otro nivel no pudieron encontrarse”, comentó, desilusionado.

En los próximos días se reunirá con Milad para analizar los puntos buenos y malos de las Eliminatorias. El DT espera seguir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.