“No representamos de la mejor forma a la Roja; hay que ser autocríticos””

FOTO: FIBA BASKETBALL.

Silva conduce el balón ante el Sao Paulo, por la Champions League Americas. FOTO: FIBA BASKETBALL.

Diego Silva, figura de UdeC y seleccionado nacional, adelanta el inicio de la Liga Nacional de Básquetbol, que arranca este sábado. También analiza el desempeño de su equipo en la Champions League Americas y se muestra autocrítico por no clasificar a la AmeriCup junto a la Roja cestera.


Vuelve el mejor básquetbol de Chile. Tras superar la prueba de fuego de la Copa Chile 2021, torneo que sigue en marcha y que marcó el retorno del básquetbol 307 días después desde que se suspendieron las ligas por la pandemia, ahora será el turno de la máxima división del baloncesto nacional. Un certamen que arrancará este sábado y que contará con 12 equipos divididos en dos conferencias.

Entre los jugadores destacados que protagonizarán la Liga Nacional de Básquetbol está Diego Silva, figura de la Universidad de Concepción que se encuentra disputando la Champions League Americas y miembro de la selección nacional que hace solo días quedó fuera de la AmeriCup 2022, tras caer ante Argentina y Venezuela, y cerrar como colista del Grupo A en el proceso clasificatorio. Ahora, Chile deberá jugar un repechaje para permanecer en la Serie A de la competencia.

El base analiza junto a El Deportivo sus experiencias internacionales, tanto con la Roja cestera como con la UdeC, y adelanta lo que será el regreso del baloncesto chileno de honor.

Han sido semanas agitadas para usted.

Han habido partidos duros. Venía de jugar Copa Chile también y después con la Selección. Ahora toca empezar la Liga, con una harta demanda de partidos, pero físicamente estamos preparados para llegar de buena forma y cambiar la página de lo que fue la Selección.

¿Qué sensaciones le generó quedar fuera de la AmeriCup? ¿Se pudo hacer más?

Dolió muchísimo. Primero, por la falta la de jugadores. No pudimos estar todos los que habitualmente estábamos. Los que fuimos no representamos de la mejor forma a la Selección. Creo que no fueron partidos buenos para nosotros y hay que ser autocríticos en ese sentido. Faltaron jugadores importantes y sin equipo completo es súper difícil ser competitivo a nivel internacional con selecciones que son potencias a nivel sudamericano. Todo se nos dio en contra. Después de la sorpresa del partido de Colombia, que le ganó a Argentina, fue todo peor para nosotros. Ahora estamos en la situación que estamos y hay que dar vuelta la página.

¿Fue un fracaso no clasificar?

No se cumplió el objetivo, que claramente para nosotros era clasificar. Era algo que teníamos en la cabeza desde que empezó la clasificación con Colombia en Valdivia. Se podría decir que sí. Estábamos muy tristes y afectados porque todo se nos dio en contra y no se pudo lograr el primer objetivo. Ahora hay que optar a un repechaje para poder jugar clasificatorias para el Mundial. No es lo que merecemos, pero bueno.... así es el deporte. Se entiende que se gana y se pierde, pero claramente no tuvimos esa suerte de contar con jugadores que se tuvieron que bajar. Sé que tenían las mismas ganas de nosotros de estar. Quizás hubiese sido diferente la historia.

El básquetbol en Chile volvió 307 días después desde que se anunció su suspensión en 2020. ¿Siente que el poco rodaje en la escena local se notó a nivel de selecciones?

Claramente teníamos una desventaja con los otros equipos, porque ellos ya habían jugado sus ligas. Argentina lleva muchos partidos y el rodaje es importante para el deportista. Pero tampoco lo quiero poner como excusa. Más nos afectaron las ausencias de jugadores importantes. Con un equipo completo, todo se hace más fácil. Cada uno aporta lo suyo y nos faltó eso. A nivel internacional, todo es distinto. Se necesita un poco de cada uno. Eso marcó la diferencia.

¿Se sintieron menos desde el principio?

No. No llegamos así. Pero en los transcursos de los partidos se notaron las ausencias. En rebotes y otras cosas. Aquí no gana un jugador, sino que gana el equipo. Eso lo demuestra Argentina. Ellos nos metieron 90 puntos, con todos sus jugadores anotando y eso se hace complicado. Uno se pregunta a quién defiende si todos te anotan. Lo mismo que Venezuela, todos aportan lo suyo.

¿Cómo analiza esos partidos ante Argentina y Venezuela?

Nos faltó un poco de preparación para conocer a los chicos nuevos. Ir más allá, serían más excusas. Ellos hicieron lo suyo para ganarnos y estamos en lo que estamos. Hay que pensar en el repechaje.

¿Cómo se levanta el camarín tras quedarse sin disputar un torneo que ansiaba?

Es complicado, pero no hay otra chance. Somos deportistas y entendemos que hay altos y bajos. Hay que entenderlo así. Si fuese todo perfecto, creo que todo sería más fácil.

¿Qué les dijo el entrenador Cristian Santander?

Que diéramos vuelta la página. Así es el deporte. No lo hicimos bien. No fuimos competitivos y eso nos pasó la cuenta. Yo soy autocrítico conmigo mismo y creo que todo el equipo tiene que hacerse su mea culpa. Pasó lo que pasó y hay que dar vuelta la página.

Pese a que no cumplieron el objetivo, la Selección se ha nutrido de jugadores jóvenes. ¿Se ilusiona de cara al futuro?

Hay buenos jugadores. La camada que viene llega con otra mentalidad, pero hay que darle rodaje. No hay que ser injustos. No hay que meterle presión a nadie. Esto es una selección y se conforma con los mejores de Chile. Ojalá el día de mañana estén todos los que tienen que estar. Por rendimiento, obviamente. El deporte es de momentos. Y no por nombres, sino que por rendimiento.

También está representando al país en la Champions League Americas junto a la UdeConce. ¿Le sorprendió la invitación luego de que Deportivo Valdivia decidiera no competir ahí?

Fue una sorpresa. Los directivos se pusieron contentos y lo vieron como un desafío, un proyecto a largo plazo. Esperamos que de aquí en adelante tengamos buenas participaciones. Obviamente es una oportunidad única para enfrentar a los mejores del continente.

Ya enfrentaron a Quimsa y Sao Paulo y ahora en marzo deberán medirse con ellos de nuevo.

Tuvimos derrotas dolorosas. No llegamos con la mejor preparación. Fue una situación imprevista. La invitación llegó y la aceptamos. Ahora tenemos un par de días más, con jugadores extranjeros. Esperamos poder competir de igual a igual, contra equipos armados. Es difícil, pero queremos competir y hacerlo de la mejor forma. Estamos ilusionados, pero por ahora pensamos en el fin de semana.

FOTO: FIBA BASKETBALL.

La Champions League Americas es una vitrina internacional. ¿Se ilusiona con salir de Chile para competir en otros países?

En lo personal, siempre me tomo como un desafío medirme con los mejores. Eso para mí es un desafío personal. Me gustaría jugar en el extranjero. Argentina es una buena vitrina también, con un buen nivel de jugadores. Pero hay que ir paso a paso. Hay que concentrarse en estos partidos y luego ver los temas más personales.

Y ahora vuelve la Liga.

Es un alivio. Todo empezó con la Copa Chile y creo que los protocolos se hicieron bien. No hubo tantos partidos suspendidos. Eso nos favoreció para que la Liga vuelva. Todos colaboramos con los cuidados personales y espero que siga así. Es algo que me pone muy contento.

¿Considera que la Copa Chile cumplió como la prueba de fuego para que se concretara el retorno del torneo?

Sí. Creo que se cumplió como se estaba pensado. El protocolo funcionó bien. Pocos partidos se suspendieron y pocos equipos tuvieron contagios. Esperemos que esto siga así y que cada uno tenga sus cuidados personales.

El certamen ha sufrido varias suspensiones por tardanza en exámenes de PCR y contagios. ¿Le preocupa que eso perjudique el desarrollo de la Liga?

Sí, pero es algo que puede pasar. Es nuevo para nosotros. Creo que ahora las medidas se van a tomar más rápido. Es difícil que vuelva a pasar algo así. Todo es aprendizaje. Sabíamos que no todo sería perfecto, pero hay más cosas positivas que negativas.

Gerardo Isla, capitán de la Selección y de Valdivia, dijo en una entrevista con este medio que la tardanza del regreso del básquetbol dejó al descubierto la informalidad de este deporte en Chile, ya que otras disciplinas, como el fútbol, volvieron antes. ¿Coincide?

Yo siempre lo dije. Creo que era injusto. Todos necesitábamos volver, pero entrar en detalles creo que es volver al pasado. Ya estamos. Estamos dentro y esperamos hacer las cosas bien para que la Liga no se vuelva a suspender. Siento que las cosas han ido bien. Si bien creo que se demoraron, se está demostrando que se podía volver antes.

El sábado debutan ante Los Leones y el domingo jugarán ante Universidad Católica. ¿Cómo ve a los rivales?

Los conocemos muy bien. Sabemos que Los Leones por ahí está disminuido de jugadores nacionales, pero no por eso no va a ser complicado. Y Católica, sabemos la intensidad que le dan sus juveniles. Van a ser partidos complicados, pero sabemos lo que tenemos. Nos conocemos hace mucho tiempo. Tenemos que centrarnos en nosotros y seguir haciendo las cosas bien.

La Copa Chile fue la primera prueba de fuego y ahora arranca la segunda.

Esperamos pasar esta prueba. Es uno de los deportes más conocidos en Chile y creo que vamos en buen camino. A pensar positivo de que las cosas van a cambiar de aquí en adelante.

El formato

La décima edición de la competencia, que tiene a Deportivo Valdivia como el vigente campeón, contará con una fase regular dividida en dos partes. La primera de ellas, la zonal, en la que se enfrentarán los equipos de conferencias. La otra, en tanto, es la nacional, en la cual los equipos se medirán bajo la modalidad de todos contra todos.

Una vez concluidas las etapas anteriores, los cuatro mejores de cada sector se enfrentarán en playoffs hasta que cada conferencia conozca a su campeón. De ahí saldrán los dos clubes que definirán al monarca nacional.

Revisa el fixture del primer fin de semana de la LNB:

Sábado 27 de febrero

FOTO: LNB CHILE.

Domingo 28 de febrero

FOTO: LNB CHILE.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.