Septiembre: el nuevo límite

Autor: Ignacio Leal

Eliud Kipchoge estableció la nueva plusmarca del maratón. En la cita de Berlín, el keniata rebajó el récord mundial a 2.01’39”.


La primera incursión fue fallida. Ocurrió en el autódromo de Monza, Italia, cobijada en 2017 bajo el proyecto de Nike Breaking 2. Allí, Eliud Kipchoge quedó a apenas 26” de romper la barrera de las dos horas en correr un maratón. Claro que, por las condiciones, las liebres y la tecnología utilizada, su marca no fue reconocida por la IAAF. Pero el intento le valió al keniata para adentrarse en un desafío algo menor, por llamarlo de alguna forma.

El 16 de septiembre fue el día en que el mundo volvió a escuchar su nombre. En Berlín, la ciudad de los récords, el infatigable corredor mostró una performance que dejó a todos helados. A un ritmo endiablado, corriendo casi como se corren los 5 ó 10 mil metros, el fondista completó los 42 kilómetros de la carrera desarrollada en la capital alemana en apenas 2 horas 1’39”, estableciendo así el nuevo récord mundial en la distancia. Esta vez, reconocido por la IAAF.

En una carrera en que corrió solo desde los 26 kilómetros, el atleta debió superar no solamente la barrera biológica a la que se enfrentó, sino también la sicológica, quizás la más dura de todas. Pero Kipchoge, profesional incansable, sacó a relucir su estirpe y consiguió la admiración de todos. “He ido solo los últimos 17 kilómetros, pero no he pensado en ningún momento en eso. Únicamente pensaba en que tenía que mantener el ritmo hasta el final. Estaba seguro de que sería capaz de establecer un nuevo récord después de los 30 kilómetros”, dijo.

La gesta de Kipchoge hace pensar que es posible bajar de las dos horas en un maratón y el de Kenia lo ve factible: “Superar esa barrera no es ninguna ciencia, simplemente tienes que creer en ello, necesitas un gran equipo que crea en ello y en ti, necesitas las zapatillas perfectas y necesitas ser más fuerte que cualquier otro atleta”.

Si no fuese él, oír sus palabras parecerían fanfarronería. Pero en su caso, cualquier desafío parece alcanzable. Esa es la magia de Kipchoge: la de hacer ver fácil lo que para el hombre y la ciencia es un imposible. La barrera de las dos horas cada vez parece más cercana. Ahí está el nuevo límite del hombre.

El resumen de septiembre

DOMINGO 2
Lewis Hamilton gana el GP de Italia. Pese a haber chocado al inicio con Vettel, logra una agónica victoria.

DOMINGO 9
Djokovic derrota a Del Potro y se queda con el Abierto de Estados Unidos, alcanzando su 14º Grand Slam.

DOMINGO 16
Hamilton se impone en el GP de Singapur y consolida aún más su quinto título mundial de la Fórmula 1.

En su quinto partido como DT del West Ham, Pellegrini logra su primera victoria, 1-3 sobre Everton.

DOMINGO 23
Tiger Woods se corona campeón de la final del PGA Tour, torneo que coronó a Justin Rose como el mejor del año.

En Francia, Ruy Barbosa logra el título mundial juvenil de enduro de la FIM, a una fecha del final.

DOMINGO 30
Con 38 años, Alejandro Valverde se queda con el maillot multicolor del Mundial de Ruta de Innsbruck.

Seguir leyendo