¿Sería viable una Superliga en Sudamérica? ¿Cabrían equipos chilenos en ella? Las otras discusiones que abre la rebelión en Europa

Universidad de Chile y Colo Colo fueron animadores de la Copa Mercosur entre 1998 y 2001, torneo por invitación organizado por la Conmebol.

Tres expertos, el economista brasileño de Pluri Fernando Ferreita, el Sport Manager de Nacional de Paraguay Claudio Coronel y el empresario argentino de partidos Guillermo Tofoni creen inviable una eventual réplica en el subcontinente de la iniciativa europea. De hacerse, Colo Colo, Universidad de Chile y Católica deberían estar.


Declarada la fundación de la Superliga europea, la experiencia bien podría replicarse en Sudamérica. Al menos potencialmente. Básicamente, los parámetros deberían ser los mismos que en el Viejo Mundo, aunque siempre guardando las debidas proporciones.

Y si la experiencia se replicara en este lado del mundo, los tres equipos grandes de Chile deberían estar en el setlist de participantes. Así coinciden en El Deportivo tres expertos en marketing y fútbol, por la popularidad, los ingresos del país y la prominencia de los clubes. Pese a ello, todos reconoce la falta de organización para rubricar este tipo de campeonato.

“Esta noticia de la Superliga me parece pésima para el fútbol europeo. Es una actitud egoísta, es lo mismo que quisiera hacer un Mundial con Inglaterra, España e Italia… dejando afuera a equipos como China o Japón”, confirma Guillermo Tofoni, empresario argentino dedicado a la organización de partidos amistosos.

Sin embargo, el transandino no ve que la fórmula impulsada por el Real Madrid tuviera éxito en el Cono Sur, sobre todo por la raigambre social que representa el fútbol. “No creo que en Sudamérica se puede armar tal cosa. No puedes hacer todos los fines de semana un partido entre Colo Colo y la U, por ejemplo. Las marcas van a pagar al principio, pero luego perdería la novedad. Además, es inviable por un sinfín de razones, acá el fútbol tiene un rol social muy fuerte, eso no es tan marcado en Europa”, entiende el representante.

En caso de que se hiciera no tiene dudas sobre los protagonistas: los clubes más populares y con más ingresos de cada una de las ligas más importantes ligadas a Conmebol.

Si quieres que funcione, fácil. Debieran ser todos los clásicos, Colo Colo vs. La U; Boca cintra River, Olimpia versus Cerro Porteño… Partidos de convocatoria. Como se hizo alguna vez con la Conmebol, que se jugó entre 1998 y 2001, con los clubes más importantes de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile. Porque seamos claros, es mucho más atractivo un Boca-River, que un Boca-Chicago”, remata Tofoni.

Manuel Pellegrini logró la Copa Mercosur de 2001 con san Lorenzo, el último torneo por invitación de este tipo, organizado por la Conmebol.

Compleja organización

Sin embargo, al margen de los problemas entre los clubes y las confederaciones, existen otras variables que dificultan la organización de una Superliga en Sudamérica. Así lo explica Claudio Coronel, el argentino que trabaja como Sport Manager del Grupo Nación en Paraguay.

No sé si hay mucho más dinero para concebir una liga donde jueguen sólo algunos equipos. Aparte la Conmebol tiene todo bien estructurado como para que ocurra un movimiento como el de la Superliga de Europa. Al margen de la pandemia, el Confederación logró consagrar a un campeón. La Uefa tuvo un momento de debilidad política para que ocurra esto y por eso ha sido. No sé si los clubes tienen los recursos para lograr esto. No sé si es cuestión de contratar una empresa y listo”, explicó el periodista.

Asimismo, reconoce que la lista de clubes aspirantes es bastante corta. Y en ese escenario. Los tres grandes del fútbol chileno debieran ser número puesto por la cuota de pantalla y la rentabilidad que producen.

“Si se hace esa Superliga, tienen que ir los equipos más rentables y en eso los importantes son Colo Colo, la U y Católica. Yo, de mi experiencia en Fox, te puedo decir que son los equipos que más traccionaban. Son los clubes más rentables, lo que más pantalla ocupan, los que más se consumen. Para la TV es mejor que estén Colo Colo y la U, que clubes más chicos. Situaciones parecidas ocurrieron con la Mercosur, por invitación, y en el inicio de la Sudamericana tenían a Boca y River debían ir por obligación. Estos campeonatos por invitación no prosperaron”, advirtió el ex director de programación de Fox para Latinoamérica.

Proyectos fallidos

El economista experto en fútbol Fernando Ferreira es menos optimista sobre la creación de una Superliga en el Cono Sur. Según el fundador de la reputada Consultora Pluri de Brasil, para que un proyecto como ese tenga éxito económico se debería incluir a los países de América del Norte, los mercados más emergentes.

No creo que pueda hacerse. Acá en las Américas usted tendría que incluir a equipos de México y Estados Unidos. Estamos hablando sólo de dinero, del máximo de recursos posibles. Si usted consigue a alguien que lo financie, como el Banco Morgan en Europa, le pedirá que incluya a los países de Norteamérica. Eso ya sería un problema en sí, porque estaría integrando a otra Confederación, como la Concacaf, otro elemento de discordia. El mercado americano no se puede ignorar, el dinero está ahí. Hace algunos años, el empresario italiano Riccardo Silva (2015) trató de hacer lo mismo, pero no funcionó”, reconoció el economista.

Incluso criticó la falta de consensos entre los países más grandes de Sudamérica, ya que “el formato de Superliga ya no funcionó en los dos mercados más grandes de Sudamérica. Argentina intentó hacerlo y después de dos otros años se acabó ahora volvió a la AFA. En Brasil se buscó lo mismo y duró un solo año, hace tres o cuatro temporadas y terminaron todos peleados. Estos dos países no tienen en una cohesión en su fútbol. Además, Brasil es un poco país poco integrado. Acá, los equipos ni siquiera se pueden unir entre ellos para sacar adelante el Brasileirao”.

Sobre los potenciales participantes de un potencial campeonato, el fundador de Pluri coincide en los nombres de las instituciones participantes. Con los tres grandes de Chile en la lista.

Tienen que estar los clubes de mayor consumo, hinchada, ingresos, cuotas de pantalla. Colo Colo, la U, Católica en Chile. Boca, River, Racing, Independiente o San Lorenzo en Argentina… Flamengo, Corinthians, Palmeiras, Vasco da Gama o Sao Paulo… Habría otro problema en eso, porque no podrían ser sólo 15 instituciones, porque otras de Colombia o acá mismo en Brasil obligaría a crear una pirámide mayor en el reparto de los ingresos”, dice Ferreira.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.