Covid-19 en Sudamérica: radiografía al peor momento de la segunda ola de la pandemia

Trabajadores sanitarios atienden a pacientes en la sala de emergencias del hospital Nossa Senhora da Conceicao, que está hacinado debido al brote de coronavirus, en Porto Alegre, Brasil. Foto: Reuters

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió a los países de la región aplicar una “estrategia integral” para frenar el embate del virus, advirtiendo que las vacunas por sí solas no bastan. “Necesitamos detener la transmisión”, urgió el organismo.




Mientras Bogotá decretó cuarentena a partir de hoy debido a que la capital colombiana superó el 75% de la ocupación de camas UCI, en Buenos Aires hubo cacerolazos anoche luego de que el gobierno de Alberto Fernández anunciara una profundización de las restricciones para intentar frenar los contagios. Uruguay tiene la tasa de contagios diarios de Covid-19 más alta del mundo y en Brasil la Corte Suprema ratificó la creación de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) para evaluar posibles omisiones de la administración de Jair Bolsonaro en la lucha contra la pandemia.

Esta es parte de la radiografía al que varios expertos consideran el peor momento de la segunda ola de la pandemia en la región. Un balance que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) puso de relieve este miércoles, cuando pidió a los países de las Américas aplicar una “estrategia integral” para frenar el embate del Covid-19 que afecta en particular a Sudamérica, advirtiendo que las vacunas por sí solas no bastan. “Necesitamos detener la transmisión”, urgió Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Perú

Según las cifras del Ministerio de Salud, el país ha registrado más de 1,6 millones de casos y 55.812 muertes desde el inicio de la pandemia. En este contexto, el gobierno peruano dispuso medidas focalizadas dependiendo del nivel de alerta de cada provincia. Así, se dividen en provincias con nivel de alerta extremo, muy alto y alto. En las zonas con nivel de alerta extremo, hay toque de queda desde las 21.00 hasta las 4.00, y los domingos aplica las 24 horas del día.

Un hombre lleva su tanque de oxígeno vacío para ser llenado en el barrio de Villa El Salvador, en Lima. Foto: AP

Además, los comercios deben cerrar tres horas antes del inicio del toque de queda y el transporte interprovincial terrestre tiene un aforo del 50% al 100%. Mientras que cada nivel tiene sus propios límites de aforo, en el extremo no están permitidos los casinos y tragamonedas, gimnasios, cines, templos, lugares de culto, actividades de clubes y asociaciones deportivas al aire libre, el uso de playas ni las reuniones en espacios abiertos o cerrados.

En las provincias con nivel de alerta muy alto, que son la mayoría, la circulación de vehículos particulares está restringida los domingos durante todo el día, hay toque de queda de lunes a domingo de 21.00 a 4.00 del día siguiente, los establecimientos comerciales deben cerrar dos horas antes del inicio de éste y el transporte está permitido con un aforo del 50% al 100%. En este nivel está prohibido el uso de playas.

Trabajadores llevan el ataúd con los restos de Apolinario Chávez, de 74 años, quien murió por complicaciones del Covid-19, en el cementerio “Mártires 19 de Julio” en Lima. Foto: AP

Por último, en las dos provincias con nivel alto se mantiene la restricción a la circulación de vehículos particulares el domingo durante todo el día, el toque de queda es desde las 22.00 hasta las 4.00 del día siguiente, los establecimientos deben cerrar dos horas antes y el transporte interprovincial terrestre está permitido libremente. El uso de playas, ríos, lagos y lagunas también está permitido en este nivel.

En cuanto a las fronteras, está suspendido el transporte internacional de pasajeros por vía terrestre, mientras que los peruanos y extranjeros residentes en Perú podrán ingresar al país cumpliendo con los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud.

Bolivia

Con 153.217 personas vacunadas, más de 285 mil casos y superando las 12 mil muertes, Bolivia decidió el viernes pasado ampliar por una semana más las restricciones de circulación en la frontera con Brasil y otros países vecinos, como una medida preventiva ante el riesgo de contagio de nuevas variantes. Según un comunicado conjunto del Ministerio de Salud y la Cancillería boliviana, esta medida tiene un “plazo prorrogable”, en función de las evaluaciones epidemiológicas.

Mujeres tejen mientras esperan su inyección de la vacuna AstraZeneca en una clínica estatal en La Paz. Foto: AP

Dentro de ese período, “se dispondrá diariamente el tránsito fronterizo por el lapso de hasta cuatro horas” en todas las zonas fronterizas con Brasil, mientras que el paso en las fronteras con Perú, Chile, Argentina y Paraguay estará abierto por ocho horas diarias.

Además, las autoridades bolivianas dispusieron controles migratorios, de identificación y toma de temperatura para identificar posibles contagios, además de pruebas que se realizan a quienes presenten síntomas de coronavirus. También se han creado campañas especiales de vacunación en la frontera.

La gente habla con un trabajador de la salud antes de recibir una inyección de la vacuna AstraZeneca en una clínica estatal en La Paz. Foto: AP

Los reportes epidemiológicos de la semana pasada daban cuenta de un incremento en los contagios, que sobrepasaban los mil por jornada.

La vacunación en el país empezó a pequeña escala a fines de enero, con la inoculación del personal sanitario de primera línea, mientras que a fines de febrero se amplió a las personas con enfermedades renales y cáncer, y la semana pasada comenzó de forma generalizada con las personas mayores de 60 años. Sin embargo, el plan está atravesando problemas de planificación y reclamos por la falta de vacunas.

Argentina

Con 2,6 millones de casos y más de 58 mil muertes desde el inicio de la pandemia, el gobierno designó indicadores epidemiológicos para cada zona, que permiten establecer los lugares con mayor riesgo de contagio. Además, se estableció para todo el territorio nacional la suspensión de viajes grupales, reuniones sociales en domicilios particulares de más de 10 personas y un aforo general del 50% para actividades en espacios cerrados. En los lugares con alto riesgo epidemiológico se suspendieron las actividades y reuniones sociales en espacios cerrados y en espacios públicos al aire libre la cantidad de participantes se limitó a 20.

Trabajadores de la salud atienden a un paciente con Covid-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos de El Cruce - Hospital Dr. Nestor Kirchner en Florencio Varela. Foto: AFP

Se prohíbe también la práctica de cualquier deporte donde participen más de 10 personas en lugares cerrados, así como las actividades de casinos, discotecas y salones de eventos. El funcionamiento de los restaurantes está suspendido entre las 23.00 y las 6.00, y se estableció un toque de queda entre las 00.00 y las 6.00. Además, el último decreto entrega facultades a los gobernadores y al jefe de gobierno de Buenos Aires para establecer medidas adicionales “en forma temporaria, proporcional y razonable”.

Uruguay

Con la tasa de contagios diarios más alta del mundo (1.370 nuevos casos diarios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días) y superando a Perú como el país americano con más muertes por cada millón de habitantes (20,44 decesos por millón de habitantes), Uruguay acumula 152.089 casos y 1.647 muertes a causa del virus. Hasta el momento, un 6,4% de la población uruguaya está completamente vacunada.

Ante este escenario, el Presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, aseguró que su país atraviesa “los peores tiempos de la pandemia”, por lo que decidió extender hasta el 3 de mayo algunas medidas, como la educación no presencial.

Una paciente espera dentro de una ambulancia para ser ingresada en el Hospital Español, una clínica pública que se ha dedicado exclusivamente al tratamiento de Covid-19 desde el inicio de la pandemia en Montevideo. Foto: AP

Uruguay mantendrá las medidas anunciadas a finales de marzo, como el cierre de oficinas públicas, la suspensión de espectáculos, la apertura de bares hasta la medianoche, la cancelación de eventos sociales y la prohibición de funcionamiento de gimnasios y clubes deportivos, además de algunas medidas económicas para contrarrestar los efectos del virus.

Lacalle Pou confía en que estas medidas sean “suficientes, si se cumplen y además se mantienen los cuidados”, y por el momento descarta un toque de queda. El mandatario apuesta por su plan de inoculación, y asegura que el país “tiene un número de vacunas que excede al total de las personas que vamos a vacunar”, aunque agregó que ha “encargado más por si las dudas”.

Según el mandatario uruguayo, a finales de abril habrá 860 mil personas vacunadas con al menos la primera dosis de Sinovac, y 550 mil con ambas.

Brasil

El país supera los 13,7 millones de casos y las 362 mil muertes, y la situación actual es dramática, con 17 capitales de estados con una ocupación hospitalaria superior al 90%, según cifras oficiales.

Las cuarentenas en Brasil ayudaron a aliviar tanto la red hospitalaria pública como la privada, por lo que los expertos recomendaron mantener el confinamiento en el país, que tiene un promedio superior a los 3.000 muertos diarios.

Trabajadores de servicios funerarios sostienen carteles que dicen "¡Queremos vivir! Queremos vacunas" durante una protesta por mejores condiciones de trabajo y medidas de salud y seguridad, en medio de la pandemia en Sao Paulo. Foto: Reuters

Médicos Sin Fronteras (MSF) calificó la situación como “una catástrofe humanitaria” y responsabilizó al gobierno de Jair Bolsonaro por no haber implementado “un plan nacional coordinado para enfrentar la pandemia en más de un año”.

“Brasil tiene la capacidad y los recursos para enfrentar mejor esta pandemia y es inaceptable que no los utilice. Si actúan ahora, pueden salvar vidas”, dijo en una conferencia de prensa virtual la directora general de MSF, Meinie Nicolai. De hecho, la Corte Suprema de Brasil ordenó al Senado nombrar una comisión de investigación sobre “eventuales omisiones” del gobierno de Bolsonaro en la lucha contra la pandemia.

Colombia

Con las cifras del último reporte, el país supera los 2,5 millones de casos y 66 mil muertes a causa del virus, mientras que el Ministerio de Salud asegura que se han aplicado más de tres millones de dosis de la vacuna.

Autos alineados en un lugar de vacunación para que los trabajadores de la salud reciban la vacuna Pfizer/BioNTech en Bogotá. Foto: Reuters

A partir de la medianoche de hoy, los residentes de Bogotá entrarán en una cuarentena generalizada hasta el próximo lunes. Además, habrá una “restricción nocturna a la movilidad en el horario comprendido entre la medianoche y las cinco de la mañana”, que rige también hasta el próximo lunes.

Medellín, Santa Marta y Barranquilla también deberán cumplir con una cuarentena obligatoria, pero en distintas fechas. Pese a las restricciones, las autoridades siguen notando un aumento de casos, especialmente en las regiones de Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico y Cundinamarca.

Venezuela

Con casi 176 mil casos y superando las 1.700 muertes según cifras oficiales, y luego de tres semanas de cuarentena radical, “esta semana que empieza este lunes 12 de abril será de flexibilización social, laboral y económica”, anunció el Presidente Nicolás Maduro el domingo.

Un partidario del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, muestra un cartel durante una conferencia de prensa en Caracas. Foto: Reuters

Según el esquema 7+7 o “modelo venezolano” implementado el año pasado por el gobierno de Maduro, se alternan semana a semana las restricciones con la relajación de las medidas. Así, los venezolanos atraviesan siete días de trabajo seguidos por siete días de cuarentena.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.