Debate de tricampeones: el valor del hito que la UC tiene al alcance de la mano

El abrazo entre el presidente, Juan Tagle, y Luciano Aued.

Con Universidad Católica a un paso de cerrar un logro histórico para el club, las comparaciones se hacen inevitables. ¿Un tri en torneos largos es más valioso que otro en torneos cortos? Futbolistas y expertos discuten sobre un tema que seguro enfrenta a los hinchas.




Universidad Católica roza su primer tricampeonato, un logro histórico y reservado para muy pocos planteles nacionales. Hasta ahora solo, tres equipos lo han logrado; Magallanes en los años treinta, Colo Colo en 1991 y 2007 y, por último, la U de Sampaoli. Este miércoles, los cruzados pueden sumarse a la pequeña lista. Lo acotada de la misma hace inevitables las comparaciones.

Campeonatos largos versus torneos cortos, rendimiento internacional, fortalezas tácticas y nivel del medio son algunos de los puntos que analizan futbolistas y expertos a la hora de valorar cada tricampeonato.

El de Magallanes es quizás el más cuestionado, no por validez, sino porque los tiempos eran otros, incompatibles con los actuales. Una liga naciente y pequeña, que recién daba los primeros pasos en el profesionalismo. Por eso la comparación se hace difícil. “El primer torneo del 33 fue solo una rueda de ocho equipos. Un año después se sumaron más. En el 35 de nuevo bajaron a ocho, y de esos solo cuatro eran competitivos. Pese a que el tricampeonato es válido, siempre estará la idea de que era un torneo menos profesional y en el que Magallanes tenía mucha ventaja por sobre el resto”, comenta Sebastián Salinas, historiador del fútbol nacional relacionado a los relatos de Colo Colo.

El experto también hace una declaración filosa pero sustentada sobre el posible tricampeonato de la UC. “A Católica le tocó enfrentarse a una versión muy baja de los grandes. Va a haber un prejuicio muy grande con este tricampeonato si lo logra, porque en la gente va a quedar la idea de que el fútbol chileno tenía un nivel muy bajo y ellos eran los únicos que podían mostrar un poco más. Por nivel, este es un tricampeonato aún más desigual que el de Magallanes”, agrega.

Otra opinión muy distinta es la que tiene Lizardo Garrido, histórico albo que levantó el tricampeonato de 1991, en tres torneos de año completo: “Todos tienen el mismo valor. Si ellos lo logran, bienvenidos. Entrar en esa comparativa de importancia o méritos no tiene ningún sentido, porque el objetivo está realizado. Eso es lo importante”, aclara el Chano.

Albert Acevedo, parte del plantel de la U ganadora del Tri, también respalda la actualidad de los cruzados. “Es super meritorio y complejo reinventarse en el éxito, por algo se ha dado tan pocas veces. Valoro mucho lo que puede lograr Católica”, opina el actual jugador de O´Higgins.

Posturas completamente distintas para una misma situación. La duración de los torneos también es un punto a tocar cuando de tricampeonatos se habla. Ignacio Saavedra lo dijo hace una semana en una conferencia de prensa. “Llevamos casi tres años siendo punteros y eso casi nadie lo valora”. Una frase corta pero precisa, que le otorga un extra clave a Católica. Los últimos dos tricampeonatos se han dado en formato de torneos cortos. Colo Colo y la U lograron mantener la corona solo por un año y medio. En el caso de los albos, dirigidos por Claudio Borghi, la racha se extendió hasta un tetra. Los cruzados ya llevan el doble del tiempo en la cima.

¿Dónde responden los albos y azules? En el rendimiento internacional. La U ganó la Sudamericana y llegó a Semis de la Libertadores. El equipo de Borghi, por su parte, rozó la gloria continental en 2006 al caer con Pachuca en la final del torneo que después levantaría su archirrival. Los cruzados, en cambio, aún no pueden dar el salto internacional. La diferencia abismal que tienen con los combinados nacionales se esfuma cuando de partidos en el extranjero se trata.

Finalmente, a los cordilleranos los defiende el “proceso”. Mientras sus rivales cayeron en un pozo después de perder a los entrenadores que comandaron los tricampeonatos, Católica se da el lujo de demostrar que es un proyecto y no nombres. Primero fue Beñat, después Quinteros y ahora puede ser Holan. Tres estilos distintos que consiguieron lo mismo. La supremacía de Católica recae en la planificación.

Este miércoles, Los cruzados pueden asegurar su tricampeonato y sumarse a la reducida lista. El debate está instalado, eso es inevitable, pero en San Carlos de Apoquindo no escuchan. La UC quiere ganarlo en cancha, donde es más importante demostrar son los mejores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.