El sutil guiño socialista a la reforma que habilita el “Plan B” a nueva Constitución

Los senadores Ximena Rincón, Alfonso de Urresti, Jaime Quintana, Juan Luis Castro, y Ximena Órdenes.

Aunque la bancada PS había acordado mantener una postura cautelosa frente a esta reforma que rebaja el quorum para modificar la actual Carta Fundamental, el senador socialista Juan Luis Castro fue el encargado de dar un mensaje en representación de su colectivo. “Si el gobierno apuesta todo al Apruebo y pierde, se desmorona”, dijo.




En medio de la sesión de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, el senador PS Juan Luis Castro, pidió retirarse antes de tiempo.

A esa hora en una sala cercana, la Comisión de Constitución iniciaba la discusión de la reforma que rebaja el quorum a 4/7 de los legisladores en ejercicio para modificar la actual Carta Fundamental y Castro debía apersonarse para reemplazar a su par socialista Alfonso de Urresti, quien se encuentra de viaje oficial en Uruguay.

“Vaya no más, porque su presencia allá es más importante para la República”, le dijo con cierta complicidad el senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, quien en esos instantes dirigía la instancia de Salud y minutos después se sumaría a ese mismo debate en la otra sala.

“Lo estoy meditando”, respondió Castro con picardía.

Aunque los senadores del PS habían acordado mantener una postura cautelosa frente a esta reforma -que en la práctica es la primera jugada que habilita un “Plan B” en caso de que se rechace la propuesta de la Convención Constitucional-, la presencia de Castro en representación de su bancada era una señal.

En la mañana en Radio Cooperativa, el mismo senador socialista se encargó de anticipar y hacer explícito el mensaje. “Si el gobierno apuesta todo al Apruebo y pierde, se desmorona”, dijo.

Horas más tarde, en la misma Comisión de Constitución, Castro repitió el recado. “El Presidente (Gabriel Boric) tiene que ponerse en los escenarios reales y los escenarios reales de hoy son inciertos. Si el plebiscito fuera el domingo, el resultado sería incierto. El gobierno debe gobernar y seguir adelante... Se necesitan niveles de flexibilidad... y no vincular el destino, la suerte de quien gobierna, a 50 años de una Constitución nueva”.

Un alto dirigente oficialista explicó que ante el escenario que alertan las encuestas -que consistentemente hablan de una ventaja del Rechazo a la nueva Constitución-, al gobierno no le conviene cerrar una puerta al “Plan B”. El problema es que el oficialismo no lo puede sincerar públicamente. Hasta ahora, La Moneda ha asumido una postura defensiva frente a esta reforma para no alimentar ilusiones de una alternativa al proceso que ha llevado la Convención Constitucional.

En el diseño comunicacional del gobierno, la idea es tratar de remarcar que el Apruebo es el único camino para una nueva Constitución.

Frente a esa presión, la bancada de senadores socialistas acordó no anticipar apoyos al proyecto, pero fuentes de ese partido admiten que, llegado el momento de votar, es altamente probable que la mayoría lo apruebe.

En la tarde, otro senador socialista, Fidel Espinoza, reforzó los dichos de Castro. “A diferencia de lo que sostienen algunos ministros, este gobierno tiene que gobernar los cuatro años que es el mandato ciudadano y no vincular el desenlace del plebiscito con el devenir del gobierno. Es un error vincular ambas cosas”.

El guiño de los socialistas no fue la única señal de este martes en la Comisión de Constitución. Además de los miembros permanentes de la instancia, los senadores Matías Walker (DC), Pedro Araya (Independiente-PPD), Luz Ebensperger (UDI) y Rodrigo Galilea (RN), a la sesión concurrieron los presidentes de RN, Francisco Chahuán, y de la UDI, Javier Macaya, además del senador de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, con el fin de remarcar el respaldo institucional de Chile Vamos a esa reforma que habilita el “Plan B”.

En el caso de la derecha, la idea es acompañar ese apoyo con una propuesta de centros de estudios del sector que están elaborando una reforma completa a la actual Carta Fundamental.

A la sesión también concurrió la senadora DC, Ximena Rincón, una de las autoras de la iniciativa (junto a Walker, Araya y su par falangista Iván Flores), y que aún no da a conocer qué votará en el referéndum del próximo 4 de septiembre.

“Esta reforma es una tremenda alternativa para la gente que no le gusta el texto de la Convención”, añadió Rincón en el encuentro.

En la sesión de este martes, además, expusieron los profesores de derecho constitucional Sebastián Soto y Claudio Troncoso.

Si bien esta cita fue solo el inicio, la apuesta de los promotores de la iniciativa es que la reforma que habilita el “Plan B”, rebajando el quorum de reforma de la actual Carta Fundamental a 4/7, sea despachada a la Cámara de Diputadas y Diputados antes del plebiscito del 4 de septiembre.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.