Entre abstenerse y rechazar: La definición de los socialistas que dejaría al quórum de insistencia del nuevo Congreso fuera del proyecto de Constitución

Colectivo Socialista

Este viernes se vota último informe de la comisión de Sistema de Justicia en el cual se incluyó una polémica indicación que ya había sido rechazada en el pleno, y que busca reponer la idea de que los diputados puedan insistir por sobre la Cámara de las Regiones. En las últimas horas y en medio de la advertencia del Colectivo del Apruebo y la derecha de judicializar la materia, el Colectivo Socialista tomó la definición de no aprobar la medida para evitar abrir un flanco al proceso constituyente.




El sábado firmaron, el lunes se arrepintieron y entre ayer y este jueves tomaron la decisión de rechazar o abstenerse. Ese es el recorrido que hizo esta semana el Colectivo Socialista luego de apoyar la inclusión de un inciso en el último informe de la comisión de Sistema de Justicia empodera al Congreso de Diputados y Diputadas frente a la Cámara de las Regiones que reemplazaría al Senado.

Desde sectores como el Colectivo del Apruebo y la derecha consideran que ésta se trata de un norma fundamental del sistema político, pues marcaría una diferencia entre un bicameralismo asimétrico y un unicameralismo Por lo mismo, vieron con buenos ojos que haya sido rechazada

La norma está incluida en el informe que se presentará ante el pleno de este viernes en la Convención Constitucional.

El inciso es controvertido debido a que, el pasado el viernes, cuando el pleno votó por última vez el primer informe de la comisión de Sistema Político, se rechazó un artículo que establecía que, si la Cámara de las Regiones aprueba un informe de la comisión mixta y el Congreso lo rechaza, este podría “insistir en ellas con el voto favorable de cuatro séptimos de sus miembros en ejercicio”.

Por el contrario, apenas se rechazó el artículo, los convencionales de los colectivos que apoyaron la norma comenzaron a dialogar para determinar cómo reponerla. En caso de quedar fuera de la Constitución, según argumentan algunos, provocaría un régimen más simétrico entre ambas cámaras del Congreso, algo que escapaba del acuerdo alcanzado por la mayoría de los colectivos de izquierda el pasado 26 de abril.

La decisión que acordaron entre ellos fue presentar una indicación al día siguiente para reponer la insistencia de los diputados, pero en la comisión de Sistema de Justicia, pues se agotaron las chances de hacerlo en la de Sistema Político. Según transmitían convencionales, quienes estuvieron detrás de esta maniobra fueron Fernando Atria (Frente Amplio), Christian Viera (Frente Amplio) y Andrés Cruz (Colectivo Socialista).

El transfondo de la decisión

La decisión de rechazar o abstenerse en el pleno de este viernes, según comentan en el Colectivo Socialista, responde a que quieren evitar que se empañe el proceso constituyente. Esto debido a que, la idea de la insistencia del Congreso de Diputadas y Diputados por sobre la Cámara de las Regiones, ya había sido rechazada en más de una oportunidad, por lo que se estaría vulnerando el reglamento.

En ese colectivo comentan que incluso, Cruz -quien fue uno de los que firmó la indicación- ahora está decidido rechazar, mientras que los otros se abstendrán. Argumentan que el hecho de que la norma haya sido rechazada en más de una ocasión “podría generar un efecto complejo” y, por ende, abrir una puerta a que se introduzcan materias que ya han sido rechazadas por el pleno.

Además, algunos socialistas afirman que la “amenaza” que hicieron la derecha y el Colectivo del Apruebo de judicializar en caso de que esta norma se apruebe en el pleno fue una de las razones que consideraron para tomar esta decisión.

Para llevar el caso a la Corte Suprema, bastaría que 39 convencionales entreguen sus firmas, por lo que entre ambos colectivos podrían hacerlo. Aunque también podrían solicitar a la mesa que interprete el reglamento para determinar si procede o no la movida de los colectivos de izquierda que repusieron la norma, desde la derecha desestiman que se logre algo, pues al interior de la mesa directiva la mayoría pertenece a colectivos que apoyaron la estrategia.

Otro factor que está sobre la mesa, aunque entre los socialistas no lo reconocen, es la presión que ha hecho el Colectivo del Apruebo para rechazar la indicación. Ese grupo, a través del convencional Fuad Chahin, ha liderado una serie de gestiones con distintos constituyentes para que no apoyen la medida. De hecho, ese colectivo, integrado por siete convencionales, se reunieron el martes para definir una estrategia a seguir sobre esta materia. Según cuentan desde este grupo, han mantenido relaciones con todos los colectivos para convencerlos de que aprobar esta norma sería una señal negativa para el proceso.

En todo caso, desde el lunes algunos socialistas ya evidenciaban reparos sobre la norma. Pese a que fueron parte de la estrategia, algunos convencionales aseguraron sentirse arrepentidos, pues consideran que el artículo queda mejor sin insistencia y que “no fue una movida pulcra”.

Los PS también sopesaron los problemas que podría generar en la opinión pública la aprobación de la norma, en consideración de que no fue la única introducida en las mismas circunstancias. Por ejemplo, la comisión de Justicia también aprobó y llevará al pleno el artículo que le daría igualdad a independientes y partidos políticos, algo que también fue rechazado en el informe de Sistema Político.

Cabe destacar que con los votos en contra de la derecha, el Colectivo del Apruebo y los socialistas -60, en total-, basta para que la norma caiga en el pleno, lo que probablemente ocurra, según reconocen entre convencionales de colectivos de izquierda.

Desde No Neutrales, señalan que no han conversado como colectivo sobre cómo votar esta materia. Sin embargo, algunos de sus integrantes están convencidos por rechazar la norma. Uno de ellos argumenta que opta por rechazar con el objetivo de prevenir imputaciones de eventuales infracciones al reglamento. “Creo que no tienen mucho asidero porque, por ejemplo, el maritorio se ha rechazado previamente, luego volvió y se aprobó igualmente. Pero es bueno dar señales políticas de certeza”, justifica.

En el caso del Colectivo del Apruebo, consultados sobre la opción de judicializar, uno de sus convencionales enfatiza que la primera alternativa es hacer que caiga en el pleno, y están poniendo sus fichas en eso. No obstante, en caso de ser aprobado -escenario que dudan que pueda ocurrir-, advierten que se trataría de “un problema de procedimiento que efectivamente le correspondería conocer a la Corte Suprema”. “No hemos tomado esa decisión, pero calza con el reclamo que establece la Constitución en la Corte Suprema”, sostienen desde el Colectivo del Apruebo.

Como sea, tanto Pueblo Constituyente como el Colectivo Socialista pidieron la votación por separado del artículo referido a las atribuciones de la Corte Constitucional, donde se repuso la norma de insistencia. En el caso de los socialistas, su objetivo es hacer caer solo esa norma. Pueblo Constituyente, por otra parte, hizo esta solicitud con el fin de que en ningún caso la Corte quede sin atribuciones. Así, al dar la posibilidad de rechazar ese inciso en particular, es posible salvar las demás.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.