Espectáculos en riesgo: el intenso lobby de empresas y el gallito entre ministerios por los aforos del fútbol y conciertos

Lollapalooza Chile 2022

Los actores de las artes y el balompié buscan ampliar la cantidad de público que reciben los distintos eventos, algo que las ministras de Cultura, Julieta Brodsky, y de Deportes, Alexandra Benado, han solicitado que sea revisado por las autoridades sanitarias. La ministra de Salud, Begoña Yarza, sostiene que toda respuesta depende de la circulación viral y la capacidad que tiene el sistema sanitario, aunque los expertos de la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica debatieron la posibilidad y ya dieron su parecer.


Aunque cada vez más el país se acerca a la vida que había antes de la pandemia ocasionada por el Covid-19, aún quedan rastros de la crisis sanitaria como el distanciamiento social, las mascarillas y el aforo. Este último punto preocupa tanto al mundo de las artes como al del deporte, pues la limitación en el número de asistentes a los eventos les ha ocasionado múltiples dolores de cabeza.

De hecho, desde hace meses que se están realizando gestiones para flexibilizar los aforos, especialmente en los recintos al aire libre. El 31 de marzo, 20 días después del cambio de mando, el subsecretario de Salud Pública tuvo su primera reunión a través de la Ley de Lobby. La instancia fue solicitada por Jorge Ramírez, gerente general de la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec), con el objetivo de analizar el contexto sanitario y ver cómo aperturar las capacidades de los recintos para el mundo de los espectáculos.

Ramírez aseguró ayer a La Tercera que “hoy hemos llegado a una situación límite y desesperada”. A partir de la próxima semana, y hasta fin de año, Chile exhibe una de las agendas de recitales más prolíficas de su historia reciente. ¿Y cuál es el problema? El actual plan Paso a Paso establece que las comunas que cobijan estos recintos -Santiago, La Florida y Ñuñoa- están bajo la fase de Medio Impacto Sanitario, o sea, para los eventos masivos sólo se permite un aforo de 10 mil personas. En ese contexto, ninguno de los eventos programados podría llevarse a cabo y su realización peligra.

Los productores de los eventos que se acercan -mediante la Agepec- han trazado un acercamiento con el Ministerio de Salud en las semanas recientes. Por ejemplo, le enviaron a la entidad una serie de documentos que especifican la cantidad de eventos de alta convocatoria que hay hasta fin de año. También han ofrecido soluciones, como incentivar la vacunación desde la escena de la música.

En el mundo del deporte también hay preocupación por el aforo, especialmente en el fútbol. En ese contexto, el presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), Pablo Milad, afirmó en Radio ADN que “hay un perjuicio económico para varios clubes que tiene la capacidad mayor a 10 mil personas (…). Conversamos con Colo Colo, la Universidad Católica y la Universidad de Chile que son los que llevan más público a los estadios. Queremos liberar los aforos para que la gente vuelva a los estadios, no hay ninguna evidencia de que la gente se contagie en los estadios”.

Por esta razón, Milad se reunirá -a través de la Ley de Lobby- con el subsecretario Cuadrado. La instancia está agendada para el próximo 25 de agosto.

“Tendremos una reunión con el subsecretario de Salud respecto a una propuesta que vamos a hacer, porque encontramos extraño que en un mall haya 65 mil personas como aforo, que es un lugar cerrado, y no en un estadio. Creo que se está perjudicando a muchos clubes que pueden tener un ingreso de aforo diferente. Todo esto ha influido en un déficit significativo de $ 14 mil millones en el fútbol chileno”, sostuvo Milad en diálogo con el Diario Talca.

Por su cuenta, Colo Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile ya se reunieron con las autoridades sanitarias. Alejandro Paul, representante de Blanco y Negro; Juan Pablo Pareja, representante de Cruzados; e Ignacio Asenjo, de Azul Azul, le presentaron el pasado 28 de junio a la Dra. Javiera Menay, asesora de la Subsecretaría de Salud Pública, su diagnóstico y propuestas sobre las medidas implementadas en el Plan “Seguimos Cuidándonos, Paso a Paso” para los estadios. En particular, se presentaron sus consideraciones a la aplicación de aforos para el público en las actividades de fútbol profesional, solicitando que su regulación sea a través de una definición porcentual en base al aforo habitual de cada estadio.

La respuesta de Salud

La preocupación ha escalado hasta las ministras de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky, y de Deportes, Alexandra Benado, quienes han solicitado en los últimos días al interior del Comité Interministerial de Respuesta Pandémica la necesidad de revisar los aforos sanitarios en recintos deportivos y culturales. Asimismo, las secretarias de Estado se han acercado a la ministra de Salud, Begoña Yarza, para conversar el tema.

Desde el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio señalaron que la ministra por ahora no se referirá al tema. “El gobierno está analizando la situación y dialogando con actores claves para evaluar posibles medidas”, respondieron. Cercanos al tema, añaden que Brodsky está trabajando junto a otras autoridades.

Mientras tanto, la jefa de la cartera sanitaria dijo en Radio Cooperativa que “tenemos una agenda en la comisión nacional de respuesta pandémica, lo planteamos en el consejo interministerial porque tenemos situaciones en las que queremos seguir avanzando, dependiendo de la circulación viral, de la cobertura de vacunación y por cierto de la capacidad que tiene el sistema sanitario”, dijo.

Respecto del deporte y los espectáculos masivos respondió: “Tenemos que ir a mirarlos porque son al aire libre, y analizar qué nivel de cobertura tenemos”. Más tarde esbozó que existe un cronograma que cumplir antes de tomar las decisiones de esa magnitud.

Por esta razón, en la última reunión de la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP), los expertos debatieron los aforos.

“Como consejo opinamos que hay que adecuar los aforos a las capacidades reales de cada lugar, pues usar un número fijo es poco realista. Por ejemplo, 10 mil personas en una fonda no es lo mismo que 10 mil en un estadio al aire libre”, relata uno de los comisionados.

Eso sí, acordaron que hay que seguir con algunas medidas: “Sí es adecuado ajustar los aforos a la capacidad real de la infraestructura que se utilice y hacer énfasis en la fiscalización del cumplimiento de esos aforos, de la fiscalización del pase de movilidad y del uso de mascarilla. Con esos elementos es posible adecuar el aforo al espacio físico, por supuesto que restringido, pero restringido racionalmente”.

La última vez que el gobierno hizo un cambio sustancial para favorecer los aforos de los conciertos fue precisamente en marzo pasado, una semana antes de la realización de Lollapalooza Chile en el Parque Bicentenario de Cerrillos, cuando se estableció la eliminación de los topes de aforo para eventos masivos, por lo que esa clase de encuentros pudieron funcionar a un 100%. Tal medida duró hasta mayo, momento a partir del que varios conciertos debieron redistribuir sus fechas -hacer tres en vez de dos, por ejemplo-, para poder cumplir con el límite de 10 mil personas fijado por el plan Paso a Paso.

Consultados por La Tercera PM, desde la Subsecretaría de Salud Pública, señalaron que están abordando este tema junto a otros ministerios como Culturas y Deportes. Además, se ha conversado en la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica, donde se hizo un análisis comparado con otros países y la posibilidad modificación de las normas que hoy definen los aforos.

“Entendemos las certezas que solicitan los distintos sectores y también el público, pero también es necesario recordar que seguimos en pandemia. Por eso, hacer una revisión no puede implicar solamente un trabajo desde la autoridad sanitaria, es necesario que todos los involucrados trabajemos en la misma dirección y se genere un espacio en que se ponga como prioridad seguir cuidando la salud de todos”, indican desde la cartera.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.