Frei vs Frei: Expresidente demanda a su hermano y pide anular millonarios préstamos

Eduardo Frei

El ex Jefe de Estado lanzó una nueva ofensiva, demandando a tres factoring por millonarias deudas que contrajo su hermano Francisco durante la administración de Inversiones Saturno, sociedad de la familia Frei Larraechea. Mientras, su hermano -que sufre una severa depresión- y su esposa Ana María Parada sumaron una nueva querella por el traspaso del departamento en el que viven pocos meses antes de que comenzara su debacle financiera.




A pocos días de cumplirse un año de la autodenuncia de Francisco Frei en la que confesó haber falsificado la firma de su hermano y su huella digital para solicitar millonarios préstamos en representación de Inversiones Saturno S.A -sociedad de Eduardo Frei (99%) y su esposa Marta Larraechea (1%)-, el exmandatario lanzó una nueva ofensiva.

El ex Jefe de Estado pasó de ser demandado a demandante de sus acreedores. A finales de marzo, sus abogados -Pedro Yaconi (civil) y Alejandro Laura (penal), socios de YLMV- activaron un plan para evitar el pago de los millonarios préstamos que solicitó Francisco Frei en representación de Inversiones Saturno S.A, supuestamente sin el conocimiento de sus accionistas.

A la fecha, Inversiones Saturno S.A, cuya gerencia general es encabezada por Magdalena Frei, ha presentado tres demandas de nulidad por deudas que suman $370 millones. Los factoring demandados son Factop SpA ($115 millones); Garko SpA, del grupo Arrigoni ($205 millones), y Omega Factoring ($50 millones). Las demandas acusan una “simulación orquestada” entre Francisco Frei y dichas empresas.

El 23 de marzo, Inversiones Saturno demandó a Factop SpA y Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena), sociedad de propiedad de Francisco Frei y su esposa Ana María Parada. En la acción, la sociedad de la familia Frei Larraechea exige declarar la nulidad de cuatro letras de cambio que suman $155 millones. Se trata de “actos simulados, ideológicamente falsos, que tenían por objeto ocultar verdaderos actos reñidos con la ley”, consignó la acción que se tramita en el 6º Juzgado Civil de Santiago.

En la misma línea, el 28 de abril, Inversiones Saturno S.A. presentó una segunda demanda. En su escrito apuntó a Garko SpA y por primera vez demandó a Francisco Frei, quien ocupó la gerencia general de dicha sociedad desde 25 de septiembre de 1991 al 30 de julio de 2020. Mientras, algunos acreedores como Nuevo Capital han pedido a Inversiones Saturno “no desconocer el rol de Francisco Frei en momentos en que están en problemas”.

En este caso -según la demanda- no existió la “voluntad real” de prestar dineros a Inversiones Saturno S.A., ya que el destinatario final fue Francisco Frei, quien a la fecha de suscripción del crédito (12 de julio de 2017), era su gerente general. Más aún, en el escrito se asegura que era “un hecho conocido el estado de endeudamiento de Francisco Frei, lo que hacía improbable que a él le prestaran dinero por las sumas que se impugnan, ya que dentro del sistema financiero se comparte información”. “La única manera de que se le prestara el dinero solicitado era ofreciendo el patrimonio de otra persona, en este caso, el de Inversiones Saturno S.A.”, concluyó.

El 12 de julio de 2017, Garko SpA acordó la entrega de $130 millones a Inversiones Saturno. Los intereses fueron divididos en doce cuotas iguales de $1.725.000 y el capital sería pagado en una sola cuota el 14 de julio de 2018. Sin embargo, al poco andar comenzaron los problemas, siendo ajustado el acuerdo en dos ocasiones. La última modificación del contrato ocurrió el 14 de julio de 2019 y 33 días después (16 de agosto), Francisco Frei presentó su autodenuncia ante el Ministerio Público.

Embargos en calle Baztán

A los líos de Inversiones Saturno con los factoring se suma la disputa con Comercial Vedeseta -también de propiedad del Grupo Arrigoni-, que exige el pago de un pagaré por la suma de $93.591.785, además de insistir con que se declare un nuevo embargo de la casa del expresidente Frei ubicada en calle Baztán, comuna de Las Condes.

El pasado miércoles, la sociedad de la familia Frei Larraechea presentó un recurso de reposición en contra de la resolución del 18 de mayo del 26º Juzgado Civil de Santiago, la cual accedió al “auxilio de la fuerza pública” para proceder al embargo de la casa del exmandatario.

Su defensa aseguró que la vivienda ya mantiene un embargo desde el 15 de junio de 2020 según el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Santiago. “El inmueble embargado tiene un avalúo fiscal de $278.641.970. Es decir, el avalúo fiscal es más del triple de lo demandado, esto sin considerar el valor comercial del inmueble, que es muchísimo mayor”, acotó el documento.

En paralelo, el pasado 15 de julio Banco Security activó gestiones para subastar un inmueble de Inversiones Saturno. Se trata de un departamento ubicado en La Parva, ubicado en la comuna de Lo Barnechea, cuyo avalúo fiscal asciende a $186.717.320. y una bodega de $1.626.932.

Depresión en pandemia y más querellas

En paralelo, el caso en sede penal para Francisco Frei se ha vuelto cuesta arriba. Su defensa presentó un escrito a fin de postergar la primera audiencia en el marco de la querella que presentó Cumplo S.A. -acreedor de Almadena- por el protesto de cheques y que estaba fijada originalmente para el 24 de junio. En el documento, su abogado Matías Uribe adjuntó un certificado médico emitido por el neurocirujano Manuel Campos de la Clínica Las Condes en el que se señala que el paciente ha “exacerbado su depresión severa, pese a tomar 5 fármacos para su manejo. Dada la pandemia su psiquiatra tratante no está atendiendo”.

“A lo anterior se agrega que él inició crisis epilépticas post-hemorragia, que incluso ha requerido atención de urgencia. Dado todo lo anterior él debe permanecer en reposo máximo por a lo menos 30 días”, concluyó el informe el informe médico.

Si bien la magistrada Andrea Díaz-Muñoz del 4º Juzgado de Garantía acogió la petición de postergar la audiencia fijándola para el próximo 28 de octubre, aseguró por medio de una resolución que “no se advierten nuevos antecedentes que den cuenta de una enajenación mental, sino de una depresión que es un trastorno temporal severo”. Sin embargo, para no dilatar nuevamente la comparecencia del imputado -acotó- que “cualquier impedimento que sufriere, deberá ser justificado con un informe de algún profesional del Servicio Médico Legal”.

No es la primera vez que Francisco Frei aduce problemas de salud en el caso. En un segundo escrito de ampliación de la autodenuncia, el ingeniero comercial reveló que mantiene hace años un tratamiento con el siquiatra Ramón Elgueta y pidió “se me permita excusar por ahora mi declaración por un tiempo prudente debido a mis actuales dolencias de salud mental y emocional, que me impiden tener la lucidez y tranquilidad que se necesita para cooperar en forma eficaz con la investigación de fondo”.

Por otro lado, también en sede penal, Garko SpA -representada por los abogados Carlos Cortés y Sergio Rodríguez- presentó una nueva querella por el delito concursal previsto en el artículo 463 del Código Penal en contra de Francisco Frei y su esposa. ¿La razón? El traspaso que realizó Francisco Frei del departamento en que vive en calle Hermanos Cabot “Inversiones y Asesorías AMP SpA”, ocho meses antes que se declarara su quiebra personal y solo un mes después de la constitución de la dicha sociedad.

“Con esta operación, el querellado logró mantener el inmueble “a salvo” de los acreedores, al sacarlo de su patrimonio personal, y mantener su activo”, advirtió la querella que es tramitada en el 4º Juzgado de Garantía de Santiago.

Según la querella, la escritura pública fue redactada por el abogado Mauricio Daza y sus accionistas son Inversiones San Nicolás S. A. (99%) y Comercial Franja Limitada (1%), ambas representadas por el matrimonio Frei-Parada. A su vez, Inversiones San Nicolás S.A es una sociedad anónima cerrada constituida el 15 de septiembre de 1987 y sus accionistas son Francisco Frei (99%) y Ana María Parada Quesada (1%). Por su parte, Comercial Franja Limitada fue constituida el 12 de junio de 1978 y sus socios son Ana María Parada Quesada (99%) y Gastón Parada Quesada (1%).

“Debe tratarse de una de las cientos de escrituras de sociedades que distintas personas me han encargado redactar como abogado durante mi vida profesional. En cuanto a la administración de esa empresa, no he tenido intervención ni participación alguna, por lo que es natural que no exista ningún antecedente en ese sentido”, respondió Mauricio Daza al ser consultado por La Tercera PM.

Comenta