Gobierno prepara consulta ciudadana para redefinir y legitimar política de comercio exterior

Entre agosto y octubre, la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales desplegará un proceso participativo para delinear la estrategia de comercio exterior de Chile para los próximos años. Asimismo, se proyecta la conformación de un Consejo Asesor independiente que pueda hacer recomendaciones al Ejecutivo el marco de su agenda, la que contempla la revisión de tratados de libre comercio y el TPP-11.




Una consulta ciudadana para delinear la política de comercio exterior de Chile a realizarse entre agosto y octubre de 2022, prepara el gobierno del Presidente Gabriel Boric. El objetivo del proceso participativo -a cargo de la Subsecretaria de Relaciones Económicas Internacionales (Subrei), liderada por José Miguel Ahumada- es recoger las opiniones tanto del mundo empresarial como de la sociedad civil para proyectar la agenda que comprometió el frenteamplista en su programa de gobierno y que contempla, entre otras medidas, la actualización de los tratados de libre comercio (TLC).

Con el horizonte de modernizar la política comercial del país y bajo el concepto de “Comercio para el Desarrollo”, la Subrei viene trabajando hace semanas en la preparación de la consulta que, además, busca legitimar las decisiones que se tomen en este ámbito durante esta administración y, a su vez, dar certeza a todos los stakeholders. Según detallan en el Ejecutivo, el proceso contemplaría la participación de grandes, pequeñas y medianas empresas, la academia y la sociedad civil y se haría a través “canales virtuales” y presenciales.

Y si bien la consulta no es vinculante, señalan en la cartera, “entregará información relevante para definir los lineamientos estratégicos de la política comercial”. En base a esas conclusiones, de hecho, la idea es “diseñar luego una política comercial que, en conjunto con otras políticas públicas, contribuya a un desarrollo con mayores niveles de productividad, que sea ecológicamente sustentable y que promueva la inclusión y la equidad”.

“Creemos firmemente que el intercambio comercial entre Chile y nuestros socios comerciales debe ir más allá del intercambio clásico de bienes y servicios. El desafío es avanzar hacia la diversificación de la matriz productiva, de la oferta exportable y de desarrollo productivo, no solo para cumplir con los objetivos de crecimiento sino también para disminuir la desigualdad. Queremos establecer un proceso participativo de forma tal que los principales actores que han estado involucrados en la política comercial desde el mundo privado, el sector sindical, comunidades indígenas y locales puedan plantear cuál es el tipo de política comercial que desean”, sostiene el subsecretario Ahumada.

El proceso participativo se da cuando tanto la canciller Antonia Urrejola como el propio Boric han dado luces sobre la posibilidad de revisar el TPP-11, tratado al que Ahumada se opuso tenazmente antes de su ingreso al gobierno.

“Lo que he conversado con el Presidente es que ese es un tema que hay que volver a discutir, y él está abierto a discutir. El Presidente ha dicho que él está dispuesto a revisar el TPP-11 y lo ha conversado ya con el primer ministro de Canadá y de Nueva Zelandia”, dijo en su primera entrevista en La Tercera tras ser nombrada en el cargo la ministra de Relaciones Exteriores.

Cualquier acción sobre esta materia, en todo caso, se verá después del resultado de la Convención Constitucional. Pese a eso, en el gobierno ya analizan vías para enfrentar una eventual ratificación del TPP-11, siempre y cuando las partes firmen cláusulas interpretativas respecto de los mecanismos para dirimir controversias.

En esa línea, Ahumada recalca que “para nosotros es muy relevante que la ciudadanía, en un espacio formal y participativo, pueda decirnos dónde debemos poner nuestras preocupaciones a la hora de analizar y definir futuros tratados o sus actualizaciones, establecer el tipo de política comercial que se quiere para Chile dará legitimidad social y mayor certeza a los inversionistas”.

En una segunda etapa, la Subrei tiene contemplado conformar un Consejo Asesor, en base a la información levantada en el proceso participativo, el que elaborará “un informe independiente” en el que se propongan recomendaciones para los lineamientos estratégicos de la política comercial chilena.

La experiencia de Nueva Zelanda

Tras una conversación telefónica que sostuvo Ahumada con autoridades de comercio neozelandesas al asumir en la Subrei, se realizaron los contactos con la embajada de ese país, quienes manifestaron estar disponible para compartir su experiencia mientras Chile desarrolla su proceso de consulta ciudadana.

El objetivo, dicen en el gobierno, es recoger las experiencias del exitoso proceso de participación neozelandés denominado “Trade for all”, iniciativa que fue implementada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio (MFAT) el año 2018,

Asimismo, la Subrei está levantando información sobre las experiencias de Canadá y Australia. “Necesitamos legitimar la política comercial con la ciudadanía para situar a Chile en la vanguardia y dar certeza a largo plazo a los inversionistas. No podemos quedarnos fuera de la discusión global”, agrega Ahumada.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.