La derecha, la aliada inesperada de Marcel y Boric para frenar el “quinto retiro”

Boric dice que Mario Marcel “es una garantía de seriedad” para las reformas de su gobierno, que “serán difíciles” de sacar adelante

Mario Marcel y Gabriel Boric

Un sector importante de la UDI, RN y Evópoli considera que, al mantener su resistencia, trasladará la responsabilidad y los costos políticos a los parlamentarios oficialistas, quienes en el pasado, entre ellos el mismo Boric, alentaban el uso de los fondos previsionales. Ayer la Cámara por 117 votos a favor aceptó tramitar un conjunto de proyectos de nuevos retiros, mientras que la Comisión de Constitución iniciaría la discusión de estas reformas la primera semana de abril.




Un primer cara a cara, pero en modo telemático, tendrá este miércoles el ministro de Hacienda, Mario Marcel, con aquellos diputados que promueven un nuevo retiro de ahorros previsionales.

Si bien el motivo oficial no será precisamente la reforma del llamado “quinto retiro”, mañana está invitado a exponer sobre el proyecto de resguardo de datos personales en la Comisión de Constitución de la Cámara, donde está radicada la discusión de un nuevo giro desde los fondos de pensiones.

Aunque la presión sobre Marcel y, en general, en todo el gobierno del Presidente Gabriel Boric se incrementará probablemente en los próximos días, surgió un aliado inesperado para el Ejecutivo: el grupo de legisladores de la UDI, RN y Evópoli que también se opuso a estas reformas durante la administración de Sebastián Piñera.

Esta suerte de paradoja tiene un trasfondo. Un sector importante de la derecha considera que, al mantener su resistencia a los retiros, trasladará la responsabilidad y los costos políticos a los parlamentarios oficialistas, quienes en el pasado, entre ellos el mismo Boric, alentaban el uso de los fondos previsionales. De hecho, la idea también es exponer, de esta forma, la “voltereta” de las fuerzas que hoy apoyan al gobierno.

Actualmente la derecha tiene 68 diputados y 25 senadores, pero no todos están en contra del retiro. Sin embargo, si la mayoría de la derecha se opone, al gobierno de Boric se le facilita la tarea para frenar la iniciativa, ya sea en la Cámara o en el Senado.

El diputado y jefe de la bancada UDI, Jorge Alessandri, si bien reconoce que en su sector también hay quienes podrían apoyar un nuevo giro previsional, dice que en lo personal él está “con los argumentos de Marcel, porque siempre estuve, y estoy con el Presidente Boric en esto, porque Boric finalmente cambió de opinión”.

El gremialista cuenta que el año pasado recibieron a Marcel, cuando era presidente del Banco Central, en la Comisión de Constitución, instancia en que el economista hizo sus predicciones respecto de lo que pasaría con los retiros: “mayor inflación, menos dinero en los fondos, que los hipotecarios se iban a encarecer y que el plazo hipotecario se iba a reducir a la mitad”, recuerda.

“Todas las predicciones de Mario Marcel se cumplieron, y el mismo Marcel, que hoy tiene otro cargo, fue ninguneado por el Frente Amplio. Fue ninguneado también por Camila Vallejo, que hoy es ministra, y fue desoído incluso por el Presidente Boric cuando era diputado, porque Boric votó a favor de los cuatro retiros”, agrega Alessandri.

El diputado UDI Guillermo Ramírez, quien integra la Comisión de Hacienda, plantea que frente a esta nueva iniciativa “el misterio es qué va a hacer el gobierno. Esto se va a aprobar o rechazar dependiendo de lo que hagan los diputados de gobierno”. “Esta es una oportunidad para ver si el gobierno actúa igual que cuando era oposición, ahora que es gobierno. Si es una coalición de convicciones o de puro oportunismo político, eso es lo que está en juego en este quinto retiro”, añade.

El subjefe de bancada de Evópoli, Jorge Guzmán, señala que los retiros son “una mala política pública”. “Lo que le pesa al gobierno del Presidente Boric es que cuando ellos fueron oposición actuaron irresponsablemente. No actuaron de acuerdo a lo que indicaba la técnica y la economía. De hecho, así lo advirtió también el ministro de Hacienda actual”.

El jefe de la bancada de RN en la Cámara de Diputados, Andrés Longton, también coincide en que el camino “no es seguir debilitando los fondos de pensiones”. Respecto de la posible paradoja de que terminen alineados con el gobierno de Boric, Longton explica que “la gran diferencia es que nosotros hemos mantenido la postura por convicciones, mientras que el gobierno la ha modificado por circunstancias electorales. Ellos no estaban a favor del último. Gabriel Boric no estaba a favor y cambió su postura para poder salir electo”.

Incluso, parlamentarios de la actual oposición que en ocasiones anteriores votaron a favor de los retiros ahora se oponen al nuevo proyecto. El diputado Miguel Mellado (RN) asevera que no está de acuerdo con este proyecto, “porque va a producir más inflación. Y los retiros, los cuales apoyé, eran en una situación distinta, donde estábamos con pandemia, todos encerrados. Cuando llegó el IFE este tema cambió”.

Presión de Jiles y otros

Ayer, en tanto, la Cámara de Diputadas y Diputados por 117 votos a favor aceptó acoger a tramitación los proyectos de un nuevo retiro, presentados por los diputados René Alinco (Ind.-PPD), Jorge Durán (RN), Carlos Bianchi (Ind.) y Gaspar Rivas (PDG). Adicionalmente se conformó una bancada para el “quinto retiro”, llamada así porque sería el quinto intento para sacar una reforma de este tipo, ya que el cuarto retiro fracasó por no reunir los votos suficientes en el Senado, en diciembre del año pasado.

Estas nuevas iniciativas, en todo caso, se suman a la reforma que ya presentó el año pasado Pamela Jiles, por lo cual lo que decidió ayer la Cámara solo puso más presión al debate.

De hecho, la misma diputada Jiles ha reiterado casi a diario su llamado a que la Comisión de Constitución ponga este tema en discusión.

“Presenté el quinto retiro en diciembre y trabajo sin descanso para conseguirlo, pero no tengo posibilidad alguna de ponerlo en tabla. Depende exclusivamente de Karol Cariola, presidenta de la Comisión de Constitución”, tuiteó la líder del disuelto Partido Humanista, interpelando a la parlamentaria comunista el pasado 15 de marzo.

Ese mismo martes, Cariola expresó: “Personalmente no tengo veto para ningún proyecto de ley”, señal que fue bien recibida por Jiles.

De acuerdo con el testimonio de miembros de la Comisión de Constitución, el posible “quinto retiro” se pondría en discusión la primera semana de abril, ya que son varios los integrantes de la instancia a favor.

Por ello, el tema complica especialmente a Apruebo Dignidad, puesto que ya es conocido el rechazo a los retiros del ministro Marcel, misma postura que remarcó el pasado jueves en su primera entrevista bajo el cargo por el que fue designado por el Presidente Boric.

Las tensiones han aumentado aún más porque dentro del mismo Partido Comunista, hay voces que han promovido o se han mostrado abiertas a apoyar esta iniciativa, como es el caso de las diputadas Marisela Santibáñez, Carmen Hertz, Lorena Pizarro y Alejandra Placencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.