La explosiva ocupación de camas pediátricas que llevó a adelantar las vacaciones de invierno de colegios y jardines

Niños con protectores faciales juegan en un parque, este jueves en Buenos Aires. Foto: Reuters

Los centros asistenciales dan cuenta de un alza en las consultas y en las hospitalizaciones a causa de los virus respiratorios, especialmente en la población infantil, que ha llevado a que la ocupación de camas alcance el 87%. Para descomprimir la red asistencial, el gobierno anunció que se anticipará el fin del primer semestre en los establecimientos educacionales, aunque en los de edad preescolar sólo afectará a los que están bajo la tutela del Estado. Asimismo, desde Salud anunciaron que están complejizando camas para abordar la demanda.


Desde hace algunas semanas, las Unidades de Pacientes Críticos Pediátricos enfrentan un complejo panorama. La reaparición de enfermedades respiratorias, que afectan principalmente a niños, están ejerciendo una presión pocas veces vista en la red asistencial, pues la demanda de consultas y hospitalización aumentó significativamente. Por esta razón, tanto las autoridades de la cartera de Salud como las de Educación tomaron drásticas medidas para intentar mitigar en algo los efectos de las infecciones respiratorias en la red asistencial y, en ese contexto, este martes decidieron adelantar las vacaciones de invierno, aumentándolas a 25 días, desde las regiones de Arica y Parinacota hasta Los Lagos.

Y es que, de acuerdo a las últimas cifras entregadas por la Subsecretaría de Redes Asistenciales, hay 599 camas complejas en las unidades pediátricas, de las cuales 518 están ocupadas, es decir, el porcentaje de ocupación alcanza el 87% a nivel nacional. La idea con la medida de adelantar y extender el receso invernal busca descomprimir la red de salud.

Así, el último día de clases del segundo semestre será el miércoles 29 de junio, mientras que la segunda mitad del año comenzará el lunes 25 de julio. Excepto en Aysén y Magallanes, donde las vacaciones iniciarán el 6 de julio y las clases se retomarán el lunes 1 de agosto, manteniendo en esas regiones el calendario original.

Esta medida rige para todo el sistema escolar y es obligatoria para todos los establecimientos, públicos y privados. En el caso de los recintos para preescolares, afectará solamente a los que están bajo la tutela del Estado. Los únicos centros que están excluidos son aquellos que organizaron su jornada escolar en trimestres.

Paralelamente, en los establecimientos asistenciales también se están implementando medidas adicionales. El subsecretario de Redes Asistenciales del Minsal, Fernando Araos, afirma que “desde el Ministerio de Salud estamos desarrollado distintas estrategias para poder dar atención a quienes lo requieran, reconvirtiendo camas de mediana complejidad a unidades de pacientes críticos, sumando en las últimas cuatro semanas más de 90 camas pediátricas. Además, mantenemos las derivaciones de pacientes pediátricos Covid y no Covid en toda nuestra red integrada, trasladando 110 pacientes en los últimos tres meses”

Al mismo tiempo, la autoridad sanitaria añade que están tomando medidas a largo plazo “adicional a los $ 125 mil millones de presupuesto para reforzar la red hospitalaria, hemos inyectado más de $ 75 mil millones a la atención primaria, que son los dispositivos de primera consulta y con capacidad de resolutividad para descongestionar las urgencias hospitalarias. Nos mantenemos monitoreando diariamente el estado de la red para ir evaluando y tomando nuevas medidas en caso de ser necesario”.

Panorama sanitario

Al igual que en la red pública, las clínicas están atendiendo una alta demanda de camas pediátricas a causa de las infecciones respiratorias. Víctor Monreal, médico supervisor de la UCI Pediátrica de Clínica Indisa, sostiene que “la oferta de camas UCI ha ido disminuyendo. En general el índice ocupacional de una UCI pediátrica, en tiempos normales, está entre el 50% y 60%. Ahora, la ocupación de camas sobrepasa el 90%. Hay días que tenemos cupos, y otros que estamos completos, pero la red está estresada en cuanto a ocupación de camas”.

Rodrigo Rosas, jefe de gestión hospitalaria de la Clínica Alemana, asegura que “la demanda por camas pediátricas ha estado creciendo fuertemente durante las últimas semanas, especialmente en los niños menores de dos años, que presentan dos, tres o incluso cinco virus de manera simultánea”.

El especialista también explica que esta alza era esperable: “Clínica Alemana se preparó desde hace meses para este invierno, aumentando al doble el número de camas pediátricas, ya que era esperable una mayor susceptibilidad de los niños nacidos durante la pandemia, que no estuvieron expuestos a agentes infecciosos debido a las cuarentenas. Actualmente, al igual como en toda la región, estamos con una altísima ocupación”.

En este escenario, la presidenta del Colmed Santiago, Francisca Crispi, afirma que “la situación de las urgencias y las UCI pediátricas, especialmente de la capital, es de extrema gravedad. Sabemos que las últimas semanas, tanto centros de la red pública, como de la red privada tienen falta de cama, sin posibilidad de hospitalizar. Las urgencias también están colapsadas por las consultas y la espera de cama para la hospitalización es mayor que el 2019, porque estamos en una situación extraordinaria, con mucha circulación de virus respiratorios”.

Ruth Muñoz, directora de Medicina de la Universidad Autónoma de Talca, explica que esta alza “se debe al virus sincicial, que afecta a los más pequeños en los meses fríos. Este virus ataca principalmente las vías respiratorias y puede producir neumonías que requieren hospitalización. Se proyecta que estamos llegando a un peak de casos y esperamos que no sigan aumentando, porque quedan pocas camas críticas”.

Los expertos ya advertían que este invierno -sin cuarentenas y de regreso a las actividades- iba a ser más duro, pues además del Covid-19 la red asistencial también iba a tener que atender los otros virus respiratorios. De hecho, los dos últimos años apenas se vieron infecciones distintas al coronavirus.

En el último informe del Instituto de Salud Pública (ISP) se analizaron 3.103 muestras para virus respiratorios, y el 48,1% de ellas resultó positiva, es decir, 1.491. El virus sincicial fue de los más diagnosticados, pues 696 pruebas corresponden a él. Le sigue la parainfluenza, con 264 diagnósticos positivos.

Para esta misma semana, pero del año pasado, la situación era completamente distinta. En esa oportunidad se analizaron 723 casos para virus respiratorios, y el 0,8% fue positivo para algunos de los agentes virales estudiados (tres virus sincicial y tres adenovirus).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.