Matthei y Lavín, neutrales ante la interna UDI... y las semanas cruciales para su pugna presidencial

Solo se sacaron fotos con Víctor Pérez y Javier Macaya, pero no grabaron videos de apoyo ni nada. El que gane en once días más asumirá en un Consejo General a fijar, el mismo que por ley tiene que ratificar quiénes se inscribirán el 11 de enero ante el Servel como candidatos a las municipales. El alcalde quiere repostular y después competir en la primaria presidencial. La alcaldesa ya dijo una vez que le parecería inaceptable hacer lo mismo y renunciar a su puesto recién reelecta.




Los dos se han dejado retratar con Víctor Pérez y con Javier Macaya. Joaquín Lavín recibió al primero el lunes 23 y al segundo el martes 24 en la alcaldía de Las Condes. Evelyn Matthei, el jueves 26 al exsenador y hará hace un par de semanas al diputado, en el Palacio Falabella de Providencia. Ambos postulantes y rivales a las elecciones que en apenas once días más dirán quién controlará la UDI del 2022 al 2024 -y que hoy a las 17:00 se verán las caras en un debate organizado por El Líbero- las divulgaron en sus redes, pero sin pintarlas como que tienen el respaldo de una u otro.

Eso no va a pasar y las fotos es lo más lejos que van a llegar en esto. Los dos competidores y rivales del partido por la nominación presidencial del 2021 -que apostaron a candidatos distintos en las primarias municipales de anteayer en Vitacura, ella a la vencedora Evópoli Camila Merino y él al vencido UDI Pablo Zalaquett- ya han transmitido que se mantendrán neutrales ante este pugna en medio de un partido fracturado y con cuentas internas por cobrar, pero que ideológicamente no se ha dividido.

De Lavín su gente dice que ya se lo hizo saber a la directiva. Matthei se lo habría dejado claro a Macaya y a los diputados María José Hoffman y Jorge Alessandri cuando la fueron a ver. Prefieren no involucrarse por una serie de razones en un lance que se va a resolver demasiado pronto, y que casi inmediatamente después, en solo un puñado de días, dará paso a decisiones que precederán a la crucial fecha del 11 de enero, que es cuando se inscribirán los postulantes a las municipales, partiendo por los protagonistas de esta nota... lo que puede traer consecuencias.

Sobre los motivos se comenta mucho en el partido y en los anillos de confianza de la alcaldesa y del alcalde. Unos hacen ver que no ven gran diferencia entre que gane uno y otro. Lavín tiene además -insisten en la UDI- algo parecido a cariños cruzados con ambas listas porque detrás de la Macaya está Hoffmann, casada con Gonzalo Müller (aliado y consejero suyo), y en ese mismo bando figura el diputado y también allegado suyo Guillermo Ramírez. Distinto a lo que hizo el 2018, cuando dijo una sola vez en CNN que apoyaba al diputado contra Jacqueline van Rysselberghe (perdió), y a lo del 2016, cuando la respaldó a ella contra el hoy vocero Jaime Bellolio (ganó). Con Víctor Pérez se conocen hace décadas.

Sobre Matthei -que el 2018 grabó un video apoyando a Álvaro Lavín, entonces candidato a tesorero de JVR- se hacen otras observaciones que también tocan a Lavín. A mediados de octubre los leales a la exministra hacían ver a La Tercera PM que sospechaban que las intrigas en el partido del que alguna vez dijo que “no me quiere” terminaran sacándola por secretaría de la carrera, es decir, que se impusiera la tesis de que la UDI cortara el asunto por encuestas internas. Ella ha dicho que quiere primarias con su contendor.

Conscientes de esto, Macaya y los suyos le sinceraron a Evelyn en esa visita de la que salieron sin su endorsement que ella y él “tendrán las suficientes garantías de que el proceso será lo más transparente y justo”, según recoge una versión. Lo mismo posteó en su cuenta de Instagram hace cinco días, cuando subió las fotos con los dos jefes comunales: “Les daremos a ambos garantías”. Pero también advierten en la UDI que sería impracticable que ella o él pidan condiciones en eso a cambio de apoyo en la interna.

El cruce de fechas y el factor Sichel que enreda más todo

Como el proceso y los plazos para que la nueva directiva asuma y se sinceren las candidaturas a alcaldes está entrecruzados a más no poder, acá hay un punto que inquieta a varios. ¿La UDI los llevará a ambos a una primaria legal con Chile Vamos o no? El asunto se ha tornado algo nebuloso a punta de dudas.

Inscribir a Matthei y Lavín el 5 de mayo para esa primaria del 5 de julio -creen algunos en el colectivo- podría entrañar más de algún riesgo, partiendo por lo impredecible si algunos de los otros interesados también terminan compitiendo. Una elección de este tipo a varias bandas, con los dos gremialistas, un RN que puede o no ser Mario Desbordes, el independiente Sebastián Sichel (el Evópoli Felipe Kast, llamativamente, no ha declarado intenciones explícitas hasta ahora) podría diluir demasiado la votación del sector.

Descontando el “peligro” de que eso termine con la UDI fuera de la papeleta, está el otro: que si Lavín o Matthei logran vencer, sea demasiado a lo Pirro. Tanto, que en vez de que la o el ungido llegue fortalecido, siembre dudas. Pero la gente del alcalde insiste en que tienen la mente puesta en ese escenario, el más complejo.

Conjurar esa amenaza y resolver el lance en casa, dentro del partido, tiene el problema que una primaria no legal termine con baja votación. Para la última interna gremialista votaron cerca de 15 mil almas y para la del 12 de diciembre muchos creen que llegarán a lo más al umbral de las 10 mil. Otros confían que tratándose de Lavín y Matthei, habría más incentivo para votar porque la militancia llega a las y los 45 mil matriculados. Pero con los contagios en alza y el gobierno preparándose para un rebrote veraniego de coronavirus, todo eso está en borrador.

Pero ojo, que todo esto podría quedar en nada porque es un dilema a resolver siempre y cuando la alcaldesa y el alcalde sigan compitiendo por la presidencial. Y puede que tenga que ver -a su vez- con el ruido que genera el nombre de Sebastián Sichel. En lo primero, no se olvida el dato de que la alcaldesa Matthei dijo el pasado 29 de agosto que o postulará a la reelección en Providencia o a la presidencia, pero no a ambas. “Me parecería inaceptable una candidatura para renunciar después”, fueron sus palabras, y de sus labios no ha salido algo que contradiga aquello hasta ahora.

La primera lectura de eso es que plantaba así una barrera ante Lavín, que pretende hacer precisamente lo contrario: inscribirse a la municipal el 11 de enero, competir el 11 de abril, ganar, inscribirse a la primaria presidencial el 5 de mayo, asumir por otro período en Las Condes el 24 de mayo, echar mano a días administrativos, vacaciones y demases para hacer campaña, y estirarlos más allá de las primarias del 5 de julio. Pero no es lo único porque si Matthei se inscribe en enero para alcaldesa, ¿qué pasará entonces con su candidatura presidencial? En política se pueden sacar discursos que justifiquen decisiones como conejos del sombrero, pero hasta ahora no hay pistas de eso con las fechas tan encima.

Argumentos y lecturas sobran a favor y en contra. Así como algunos ven que Evelyn “extendió un tentáculo” -describe un veterano- hacia Evópoli buscando piso presidencial al apoyar a Merino en Vitacura, otros podrían leer que eso podría costarle puntos en la interna. Al menos ayer en la mesa leían que Lavín, entre otras cosas, habría buscado abuenarse con la UDI-UDI al apoyar a Zalaquett, sabiendo que podría perder. Pero otros en el colectivo agregan un elemento: con RN perdiendo terreno municipal en la RM tras las primarias, sería imperdonable abrirles una ventana en Providencia.

En medio de este enredo muchos toman nota en la UDI de qué puede pasar con Sichel, quien tiene canales abiertos con la UDI; si hasta hay militantes y dirigentes que han confesado simpatías electorales por él. Sin ir más lejos, el mismo Macaya dijo esta semana en Ex-Ante que el suyo “es un liderazgo entretenido” que “tiene que ir a la cancha”, y que si bien Matthei y Lavín “son tremendos proyectos”, también le gusta “que hay un liderazgo nuevo, renovado, que es del sector. Que no es militante del partido, pero que puede, quizás, mostrar gobernabilidad en lo que viene”.

Hasta donde se sabe, Sichel no ha conversado -dice su gente- de estas materias con la alcaldesa. Pero ya fue apadrinado en su día por Andrés Chadwick para llegar al gabinete, mientras estuvo en él fue defendido a rajatabla por JVR y al consultar por el presidente de BancoEstado hay gente en la UDI que cree leer en él -aunque sea un forastero no militante y que venga de la vereda opuesta- cierta claridad y firmeza en materias de principios que echan de menos en Lavín.

Mientras, el alcalde de Las Condes ya tiene decidido hacer una gira por el país para apoyar a un listado de candidatos a alcaldes de la UDI, RN y Evópoli apenas se inscriban en enero. Y además hacer campaña por postulantes a la Convención Constituyente.

Las elecciones UDI son en dos sábados más, el 12. Se votará presencial y el vencedor debiera saberse ese mismo día. La nueva mesa asumirá en un Consejo General, el mismo que ha de ratificar la lista de candidatos a la municipal y a gobernadores antes del plazo fatal para inscribirlos en el Servel, el 11 de enero. ¿Incluyendo a Lavín y Matthei? Paciencia, falta muy poco.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.