Módulos prefabricados en Colchane y centro de acogida en Iquique: los detalles del plan de La Moneda ante ola migratoria en el norte

El Ministerio de Desarrollo Social activó un plan que consta de dos espacios físicos para recibir a quienes ingresan a Chile, en la Región de Tarapacá. En el caso de Colchane se está habilitando un terreno con el Ministerio de Bienes Nacionales y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, donde se instalarán tres módulos prefabricados de 2,5 x 6,0 m cada uno. En Iquique, en tanto, se trabajará en entregar atención psicológica y de integración a las familias que lleguen con niños, niñas y adolescentes (NNA). Ahí estarán un plazo máximo de 15 días, antes de trasladarse a otro lugar.




La crisis migratoria en el norte del país, hasta ahora, tenía dos derivadas: el control y fiscalización a cargo del Ministerio del Interior y la regularización de los extranjeros que ingresaron por pasos no habilitados. Sin embargo, dado el alto flujo de entradas ilegales, especialmente en la Región de Tarapacá, el gobierno se vio obligado a dar un giro: la creación de albergues y centros de acogida, esta vez a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.

Por lo mismo, el Ejecutivo activó un plan que contempla la creación de dos centros de acogida: uno en Colchane y otro en Iquique. El primero -según detalla el proyecto realizado por la repartición que dirige la ministra Karla Rubilar- está enfocado para que las familias extranjeras que llegan al país por esa zona puedan esperar durante un día hasta ser trasladadas a Iquique.

La estrategia del gobierno estima que la atención dentro de un año será de “3.600 niños, niñas y adolescentes y 5.400 adultos en situación migratoria, que acceden por un tiempo de 24 horas, idealmente, a un servicio de primera acogida y reciben información adecuada al momento del ingreso al Centro de Acogida en Colchane”.

Para levantar este centro, Desarrollo Social está gestionando un terreno con el Ministerio de Bienes Nacionales y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, el cual cuenta ya con servicios básicos, lo que hace más rápida y factible su implementación. La alternativa incluye la compra de tres módulos prefabricados de 2,5 x 6,0 m cada uno.

Los módulos 1 y 2 están unidos en su cara más larga, que conforma un espacio de descanso de aproximadamente 30 m2. El módulo 3, en tanto, es para dar privacidad a la atención de niños (área mudador y lactancia) en un espacio de aproximadamente 15 m2. Además, habrá duchas y baños y se contempla un área intermedia entre estos, que genera un patio central visible desde los módulos para que los niños jueguen (ver foto).

En Iquique, en tanto, se habilitará un centro de acogida a un costado de la Iglesia San José, el que entregará cinco servicios: acogida, redes de apoyo, alimentación, higiene y vestuario, y cuidado y recreación para niños. En cuanto a la acogida, la presentación del gobierno señala que “consiste en la profundización de los antecedentes del grupo familiar, con el fin de conocer las necesidades de la familia en el contexto del proceso de migración, identificar posibles vulneraciones de los derechos en NNA para el establecimiento de un plan de trabajo, promoviendo el acceso a los servicios otorgados por el Estado y la sociedad civil (...). Para esto, se habilitará un lugar de entrevista privada, generando un entorno de contención y escucha activa”.

La alternativa incluye la compra de tres módulos prefabricados de 2,5 x 6,0 m c/u. Los módulos 1 y 2 están unidos en su cara más larga, que conforma un espacio de descanso de aproximadamente 30 m2. El módulo 3, en tanto, es para dar privacidad a la atención de niños (área mudador y lactancia) en un espacio de aproximadamente 15 m2. Además, habrá duchas y baños y se contempla un área intermedia entre estos, que genera un patio central.

Servicio de protección a niños, niñas y adolescentes

Además, en el centro de acogida en Iquique se contará con un “servicio de cuidado, protección, recreación y estimulación para niños, niñas y adolescentes”. Según las estimaciones de Desarrollo Social, desde el 1 de enero al 30 de marzo de 2021 ingresó un total de 236 NNA con sus familias de manera irregular (69% Venezuela, 11% Bolivia, 20% otros).

Por lo mismo, este servicio consiste en “la habilitación de un espacio amigable de recreación, protección, cuidado y estimulación para niños, niñas y adolescentes, durante los 15 días de permanencia en el centro. Además, se asegura el acceso a prestaciones garantizadas para el grupo etario. Para esto, se habilitará un espacio amplio que permitirá la realización de actividades recreativas y de estimulación para todos los NNA que asistan al centro, trabajando en grupos diferenciados” por edad.

En este punto de acogida -el que fue denominado como ambulatorio- se estima la atención mensual de 600 niños, niñas y adolescentes y 480 adultos en situación migratoria, que accederán por un máximo de 15 días al Centro de Acogida en Iquique.

La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, explicó a La Tercera PM que “lo que estamos viviendo hoy en el norte del país es una crisis humanitaria y estas crisis se enfrentan con medidas centradas en los padres, madres, niños, niñas y adolescentes (...). Estas familias han puesto sus esperanzas en nuestro país y como tal tenemos que estar a la altura, es por esta razón que esperamos que el trabajo realizado durante meses, junto a la Subsecretaría de la Niñez, Unicef, OIM, Acnur, el Servicio Jesuita Migrante, Hogar de Cristo y World Vision, pueda ver sus primeros resultados en el mes de octubre”.

La autoridad agregó que “reforzaremos nuestro “Plan calle abriendo nuevas rutas”, que consiste en equipos multidisciplinarios que activamente trabajarán para evitar que los niños, niñas y adolescentes estén en las calles”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.