”No somos mapuches”: anarquistas se adjudican quema de camiones en Puente Alto y amenazan a Amazon por instalar data center en la comuna

Ataque incendiario el 1 de octubre en Puente Alto.

El sábado, cinco camiones fueron quemados en la comuna de Puente Alto, hecho en el que, según la policía, habría intervención de terceros. A través de redes anarquistas, la Célula Insurreccional por el Maipo se adjudicó el atentado, aduciendo causas medioambientalistas. Junto con esto, descartó todo vínculo con la causa mapuche en la Macrozona, como sostuvieron algunos ante el modus operandi que ocupan grupos radicalizados en el sur.


Las alarmas para los bomberos de Puente Alto comenzaron a sonar cerca de las 21 horas del sábado 1 de octubre. El llamado provenía de una empresa de áridos en esa comuna, donde cinco camiones se incendiaban, los que finalmente resultaron completamente consumidos por las llamas. Las características del hecho y las imágenes eran similares a lo que habitualmente ocurre en la Macrozona Sur, algo que los mismos presuntos autores se apuraron en aclarar, respecto a que no existe ningún tipo de relación con la violencia rural en este ataque.

Durante las últimas horas, a través de páginas vinculadas a movimientos anarquistas, el grupo Célula Insurreccional por el Maipo se adjudicó el ataque y confirmó la tesis inicial de los investigadores sobre la posible intervención de terceros. Esto, porque según explicó bomberos el día del ataque, se encontró un bidón con bencina en las cercanías del siniestro.

Los hechos ocurrieron en un predio de 18 hectáreas, donde se encuentra la empresa de áridos Baeza, ubicado en la intersección de Camino Internacional con Avenida Ejército, en esa comuna del sector sur de la Región Metropolitana. Las pérdidas, según la estimación de la empresa, asciende a $ 300 millones.

A raíz del ataque, la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC) pidió esclarecer los hechos y determinar si fueron intencionales o no, ya que “por primera vez hay un incendio que afecta en forma masiva a camiones en Santiago”.

“Devastación directa de la ribera del Maipo”

Tras la concurrencia de bomberos de esa comuna, las llamas lograron ser controladas y consigo quedó al descubierto el daño que había causado y la destrucción de los cinco vehículos de carga pesada.

En los sitios anarquistas, donde recurrentemente estos grupos suelen adjudicarse hechos de similares características, la Célula Insurreccional por el Maipo reivindicó el ataque y entregó sus supuestas razones para ejecutarlo. Según expresaron a través de un comunicado, lo hacen en defensa del río Maipo, apuntando directamente al trabajo que realiza la empresa de áridos.

En el texto asegura que la empresa “genera millonarias ganancias mediante la devastación directa de la ribera del Maipo, excavándola para extraer áridos y arenillas, arriendo de maquinarias destinadas a la excavación y movimiento de áridos y tierras, contratos con el MOP y construcciones de autopistas, contando además con múltiples licitaciones cedidas por municipalidades, las que en gran parte provienen de alcaldes y concejales pertenecientes al partido de Renovación Nacional (RN)”.

Además de eso, apuntan a la compañía Amazon, quien en julio ingresó las solicitudes para la construcción de su primer data center en el país, algo que fue valorado por el Presidente Gabriel Boric. “Buena noticia para Chile. Proyectos como el data center de AWS permiten que sigamos liderando la región en infraestructura tecnológica y potenciando el desarrollo de nuevos negocios”, aseguró el Mandatario a través Twitter.

El grupo anarquista señala que “como si fuera poco, anuncia su llegada la poderosa y nefasta multinacional Amazon con la instalación de su primer data center a nivel sudamericano en la comuna de Puente Alto, el que con toda probabilidad explotará las aguas del Maipo para alimentar su necesario sistema de refrigeración, así como los data center de Google, Microsoft y Huawei en la zona norte de la Región Metropolitana, que también necesitan consumir enormes cantidades de aguas subterráneas, potenciando así la sequía en todo el territorio”.

En esa línea, además, amenazan que la presencia de la empresa “es hostil al Maipo y no dudaremos en recibirles de la peor manera, atacando con fuego, bala y pólvora si es necesario”.

La distancia con los hechos de la Macrozona Sur

“A propósito de las similitudes que nuestra acción y objetivo puedan tener con aquellas sucedidas en el wallmapu”.

De esta manera el grupo comienza un apartado en el que se dedican a explicar las razones y a aclarar que no existe ningún tipo de vinculación con los hechos ocurridos en la Macrozona Sur, aquello a pesar de “la enorme complicidad existente y de la sincera solidaridad extendida permanentemente hacia la digna resistencia mapuche, no somos ni pretendemos ser parte de lo mismo”.

Junto con eso, agrega que “no podemos ser lo mismo. Nuestra acción es autónoma, anárquica. No somos mapuches, aunque está de más decir que sonreímos ante cada acción de recuperación y ataque contra forestales, empresas extractivistas y latifundistas que se apropian y dañan la ñuke mapu”.

Además, aclaran que esto no es un montaje, como “constantemente levantan algunos sectores de la ciudadanía e incluso muchos sectores pseudo-revolucionarixs (...) No somos un montaje del Estado ni de sus policías o mercenarixs” (sic).

Finalmente, el grupo Célula Insurreccional por el Maipo menciona a una serie de personas anarquistas detenidas, entre ellos a Francisco Solar y Mónica Caballero, pero además recuerdan a las personas fallecidas durante el estallido social de 2019: “La venganza y el ataque constante al poder serán donde nos encontraremos permanentemente con todxs nuestrxs muertxs” (sic). Junto con eso piden que se rechace el TTP-11 y todo tipo de tratado “al servicio de la devastación y saqueo del capital a la tierra y nuestra autonomía”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.