Rozas v/s Chong: exjefe de Carabineros pide que fiscal que indaga al alto mando por el estallido social salga del caso

El exdirector de la policía uniformada pide que la persecutora se inhabilite de la investigación por el rol del generalato tras el 18-O, pues integra el consejo consultivo de la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), organización que originó esta causa criminal a través de una querella. En un escrito dirigido a la Fiscalía Regional Centro Norte, su defensa, Carlos Cortés, apunta a que la jefa de la Unidad de Alta Complejidad no da garantías de objetividad.


Los caminos de los generales de Carabineros y la fiscal de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong, se vienen cruzando desde hace ya bastante tiempo. Uno de los hitos que marca esta tensa convivencia fue cuando la jefa de Alta Complejidad formalizó a un suboficial por la caída de un adolescente en el puente Pío Nono, en octubre de 2020. En esa oportunidad la investigadora fue particularmente dura, recuerdan fuentes del caso, y a eso se sumó otro episodio cuando acusó que un carabinero en moto supuestamente andaba rondando su casa, lo que generó -incluso- un llamado del propio fiscal nacional al Ministerio del Interior para repudiar el hecho. Pero esta relación no concluiría ahí. En marzo del 2021, la persecutora ordenó requisar una serie de antecedentes desde el Edificio Norambuena de la policía, lo cual fue interpretado como una acción irregular por el general director, Ricardo Yáñez, a través de un reclamo de su abogado en el Ministerio Público.

En medio de reservadas diligencias que Chong lleva cabo, luego de haber sido designada para investigar el rol del alto mando de Carabineros tras el estallido social y las vulneraciones a los Derechos Humanos cometidas por policías, una vez más los caminos de la policía uniformada y la investigadora se enfrentan. Esto porque el exgeneral director de Carabineros (2018-2020), Mario Rozas, ingresó una solicitud a la Fiscalía Regional Centro Norte para marginar a la fiscal Chong de este caso porque a su juicio no da garantías de imparcialidad.

La Jefa de Alta Complejidad está a cargo de esta indagatoria por resolución directa del fiscal regional Centro Norte, Xavier Armendáriz, luego de que el fiscal nacional, Jorge Abbott, decidiera, en febrero de este año, que tanto la causa por “responsabilidad de mando”, como por presuntos delitos de lesa humanidad, fueran acumuladas y asignadas a esa jurisdicción. En medio de esta decisión estratégica, la persecutora ha realizado una importante cantidad de diligencias que apuntarían al rol los generales de Carabineros en la errónea toma de decisiones durante el estallido social, en que manifestantes resultaron gravemente heridos, e incluso -como en el caso de Gustavo Gatica y Fabiola Campillai-, perdieron la vista. Una de las últimas pesquisas, en ese sentido, fue la citación a declarar en calidad de imputado, al actual general director Ricardo Yáñez.

La solicitud de Rozas, realizada a través de su abogado Carlos Cortés, apunta a que Chong debiera inhabilitarse del caso, pues es parte de la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), donde también ocupa un puesto como miembro del consejo consultivo. El tema es que justamente esta organización fue la que dio inicio a la causa criminal conocida como “responsabilidad de mando” a través de una querella presentada en abril de 2021.

“Resulta que doña Ximena Chong Campusano es asociada de la Asociación de abogadas Feministas de Chile (ABOFEM), teniendo no sólo dicha calidad de miembro, sino que ha desempeñado altos cargos de dirección dentro de la misma. En efecto, como consta de los antecedentes obtenidos de fuentes públicas, es miembro del Consejo Consultivo de la ABOFEM”, dice el requerimiento, donde se adjunta una foto de 2019 subida a Twitter por parte del gremio, en que la fiscal aparece como integrante del consejo.

En el documento dirigido al fiscal Armendáriz, la defensa de Rozas agrega que la persecutora “tiene una activa participación en la ABOFEM, lo que adicionalmente se ve reflejado en diversas actuaciones en conjunto con otros destacados miembros de la asociación”. Adjuntan además otra actividad patrocinada por la asociación, donde Chong aborda la discusión constituyente.

En el requerimiento se argumenta que “los fiscales deben siempre adecuar sus actos a un criterio objetivo, existiendo causales de inhabilidad para el caso que concurran –no en grado de certeza sino que de presunción- antecedentes que le quiten objetividad”, agregando que, en este caso, Chong “se encuentra inhabilitada por motivos subjetivos (íntima amistad con la ABOFEM y sus socios), como asimismo objetivos (ser socia y Directora Consultiva de ABOFEM)”.

Consultada la Fiscalía Centro Norte sobre el requerimiento presentado y el vínculo de la fiscal Chong con ABOFEM, declinaron referirse al tema.

El rol de Javiera Corvalán en el caso

Intervinientes en la investigación, además, hicieron otra observación respecto del caso: Javiera Corvalán Schindler fue una de las abogadas que patrocinó la querella de ABOFEM contra el alto mando de Carabineros. Hoy, la joven titulada en 2019 integra el equipo jurídico del Ministerio de Interior.

En la querella firmada por Corvalán y otras cuatro abogadas se señala que en su presentación exponen “antecedentes de hecho y de derecho relevantes para la determinación de la responsabilidad penal de quienes integran la cadena de mando de Carabineros de Chile, a quienes se sindica como responsables de los hechos de violencia contra la población civil descritos en miles de denuncias en todo el país desde el 18 de octubre de 2019″.

Consultado el Ministerio del Interior sobre esta situación, señalaron que Corvalán ya se inhabilitó del caso una vez que asumió labores en el gobierno, revocando su patrocinio y poder en Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. “Sin perjuicio de lo anterior (...) se hace presente que no ha existido ni existe ninguna causal de inhabilidad para el desempeño de sus funciones en el Ministerio del Interior y Seguridad Pública”, agregaron.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.