Un Congreso sin Girardi, Letelier y otros: Las guerrillas que concluyen y se abren con el fin a la reelección

Debate se realizó de modo remoto.

La salida forzosa del líder PPD le despejaría la pista a su rival Felipe Harboe en la senatorial por Santiago, pero también podrían tentarse Heraldo Muñoz y Francisco Vidal. La de Andrés Allamand abre una lista de interesados RN que no son cercanos suyos, pero podría permitirle postular a Marcela Cubillos. En la VI, la partida de Juan Pablo Letelier pone fin a su pugna con el PS Juan Luis Castro. El terremoto de la nueva ley trae eso y mucho más.




Más de 100 alcaldes, 13 senadores y 37 diputados en ejercicio quedarán fuera de juego una vez que se promulgue la ley que impide la reelección de autoridades y que fue despachada ayer de la Cámara de Diputados después de 14 años de tramitación.

El debate -que la propia presidenta del Senado Adriana Muñoz calificó como “patético”- fluctuó entre los promotores del recambio de caras en la política y entre quienes acusaron hasta último minuto un intento por sacar por secretaría a sus adversarios políticos.

Para nadie en el Congreso es un secreto la rivalidad política que existe entre los senadores PPD Guido Girardi y Felipe Harboe, tampoco es un misterio que en la Sexta Región pesa la pugna entre los socialistas Juan Pablo Letelier y el diputado Juan Luis Castro que aspiraría a llegar al Senado. Con el rebaraje del naipe queda en suspenso el control político de varias regiones, lo que abre oportunidades para los jugadores que hasta ahora estaban en la banca. Las disputas están lejos de terminar, solo cambiarán de rostro y zona.

“Tendremos guerras civiles importantes dentro de los partidos y de los territorios. Las bases electorales de los representantes que no pueden ir a la reelección no desaparecen de un día para otro. Esos representantes seguirán siendo actores relevantes, y contrario a lo que se cree, el conflicto interno de los partidos va a aumentar”, vaticina el analista de la Universidad de Talca, Mauricio Morales.

Una Metropolitana sin Girardi

La Región Metropolitana elige cinco senadores. La salida del senador Guido Girardi -y de su hermana, la diputada Cristina Girardi, entre otros- tiene potentes efectos en todos los partidos de oposición. El analista Axel Callis plantea que en el PPD hay tres posibles postulantes a ese cupo: Felipe Harboe, el ex ministro Francisco Vidal y el actual presidente del Partido Heraldo Muñoz, quien hasta ahora no ha reconocido su intención de llegar al Parlamento. Queda por ver -dice Callis- a quién apoyará el saliente senador que alguna vez el diputado Pepe Auth calificó como “el socio controlador del PPD”.

En la RM el partido que resulta más perjudicado con la nueva ley es el PS, según Callis. Y es que a la salida del parlamento del senador Carlos Montes -que ya había anunciado que no repostulará- se suma la jubilación anticipada de sus alcaldes emblemáticos como Johnny Carrasco (Pudahuel) y Sadi Melo (El Bosque). “El PS pierde todo lo que tiene en la RM hoy día”, asegura el analista.

Sale Allamand de Santiago, ¿entra Cubillos?

La partida obligada del senador y líder RN también dibuja tensión en una zona con millones de electores que siempre ha sido vista como requisito previo para una presidencial. En su partido y en el sector apuntan como eventuales interesados al presidente Mario Desbordes, y los diputados Gonzalo Fuenzalida y Marcela Sabat, pero con ninguno de los tres Allamand tiene afinidad política. Manuel José Ossandón irá a la reelección a menos que gane la primaria presidencial, en cuyo caso le gustaría que entre las opciones para sucederlo estuviera su hermana Ximena, diputada. La UDI de seguro intentará regresar a la zona que les legara Jaime Guzmán y de la que fueron desalojados en la senatorial 2013, y allá hay entusiasmo por la ex ministra Marcela Cubillos, quien renunció al partido para no enredar la primaria que su marido perdió ante Pablo Longueira ese mismo año. En tal caso habrá que ver si Allamand se declara neutral o no a la hora de los apoyos según como se lo tome RN. Pero también mencionan al diputado Joaquín Lavín, carta de temer gracias al peso de su apellido (y una esperada candidatura de su padre a La Moneda) y el arrastre de su esposa, la alcaldesa Cathy Barriga (Maipú), y al diputado Jaime Bellolio. Evópoli, por su parte, pondría sus fichas en Luciano Cruz-Coke.

Las consecuencias de la pugna Bianchi v/s Boric

El senador independiente por Magallanes Carlos Bianchi aseguró durante toda la tramitación del proyecto que el límite a la reelección era un “traje a la medida” para los parlamentarios que buscaban sacarse de encima a sus adversarios. Y apuntó directo al diputado frenteamplista Gabriel Boric. “Esta es otra de las tantas pataletas de Boric en su desesperación por querer ser senador por Magallanes", dijo el 12 mayo.

El analista DC , Mauricio Morales, asegura que la nueva ley promueve la rotación, más que la renovación de la política. Y Magallanes puede ser el ejemplo. “Los Bianchi podrían hacer un enroque: Karim (actual diputado) al Senado y Carlos a la Cámara. Dado que Magallanes es una zona “distrito/región”, entonces no es tan problemático para ellos hacer este enroque”, asegura.

Callis añade que al despejarse la situación de Boric, que ahora podría postular al Senado en Punta Arenas, se despejan también varias incógnitas en el Frente Amplio. “Si se le despeja el camino a Gabriel, deja libre el espacio para una postulación de Jorge Sharp o de la misma Beatriz Sánchez en la zona central”, asegura.

La eterna pelea en la Sexta Región

Desde el retorno a la democracia, el senador PS Juan Pablo Letelier ha sido el parlamentario con más influencia de la Sexta Región. La convivencia en esa zona con su correligionario, el diputado Juan Luis Castro, nunca ha sido fácil. Y se prevé que tampoco lo sea ahora que la ley le impedirá repostular al primero. “Letelier hará todo lo posible para evitar que Castro sea senador, ya sea bloqueando su postulación dentro del partido, o apoyando a un candidato distinto”, dice Morales.

Axel Callis añade que a las piedras que Letelier le pondría a Castro se suma el hecho de que el diputado y ex presidente del Colegio Médico es opositor a la mesa directiva del senador Álvaro Elizalde y ese hecho podría complicar que se le entregue un cupo. “En su lugar yo no estaría tranquilo”, observa Callis.

Adicionalmente, dice el analista, se avecina una pugna entre Castro y la diputada Alejandra Sepúlveda que -con Letelier fuera de juego- también aspira a llegar al Senado.

La UDI y la competencia por el cupo senatorial que legó Chadwick

En la Sexta Región el oficialismo también tiene líos que resolver. Acá hay un efecto dominó en que pesa la huella de Andrés Chadwick -fue parlamentario durante 21 años por la zona-, el poder de la presidenta del partido y pocos cupos para tantos potenciales interesados. En la UDI calculan que el diputado Javier Macaya, quien tiene que abandonar la Cámara, irá por el upgrade. Pero el escaño en el Senado lo ocupa Alejandro García-Huidobro, quien reemplazó al ex ministro el 2011 y puede postular a otro período más. También suman a la lista al alcalde de Rancagua, Eduardo Soto (ex UDI solo en lo formal), quien tampoco puede repostular pero que el 2016 sacó casi el 75% de los votos. Los dos últimos se cuadraron con Jacqueline van Rysselberghe en la elección UDI en que ella derrotó a Macaya (2018) y habrá que ver si eso incide en la balanza final (y por quién se inclina Chadwick, cercano a Soto y Macaya). “Van a tener una competencia interna muy fuerte con candidatos con posibilidades”, observa el analista Tomás Duval, pero advierte que “RN podría aspirar con un buen candidato como el diputado Diego Schalper”. Eso, si éste logra abrirse paso en una zona donde su partido tiene un solo diputado: él.

El Biobío sin “navarrines” y las dudas que deja Harboe

La entrada en vigencia de la nueva ley también jubilará del Parlamento al senador Alejandro Navarro que debutó en el Congreso siendo socialista, creó un nuevo partido -el MAS- y se iría siendo independiente.

Con el controvertido parlamentario fuera del Congreso -dice Callis- se viene una pugna entre los diputados socialistas Manuel Monsalve y Gastón Saavedra.

El analista plantea que en el Biobío también se abriría un conflicto si es que el senador Felipe Harboe decide postular a otra circunscripción como Santiago. “Ahí pueden ser opción Francisco Vidal o el propio Heraldo Muñoz. Hoy todos son comodines", comenta.

La IV sin Pizarro

Según Morales y Callis, en la IV Región el principal beneficiado con la jubilación del senador Jorge Pizarro será el diputado DC Matías Wlaker (DC). “Ahora tiene pase libre para ir por un cupo senatorial sin tener que enfrentarse a Pizarro. Walker sabe que no le gana a Pizarro, y por eso no sorprendió su apoyo tan decidido al proyecto”, dice el analista.

Callis añade que con la salida del senador se avecina un conflicto entre la senadora Adriana Muñoz (PPD) y el diputado independiente Marcelo Díaz que aspiraría a un cupo parlamentario en la IV región. Ambos intentarán conquistar al electorado que deja Pizarro.

¿Y los alcaldes jubilados?

Aunque ya están anunciados los intentos por proteger a los alcaldes de los alcances de la ley, por ahora es un hecho que se viene una jubilación masiva. Mauricio Morales asegura que ese hecho tiene alcances político claros: "Como nunca antes, veremos alcaldes jubilados por esta ley que querrán entrar como candidatos a la Cámara o al Senado, generando una tremenda presión en los partidos al momento de definir sus plantillas. Esos alcaldes no son cualquier candidato. Llegan a imponer su candidato a la Cámara o al Senado con los votos de sus comunas. Por tanto, también son agentes poderosos que agudizarán los conflictos. Raya para la suma: esta ley generará las condiciones ideales para producir mayor conflicto dentro de los partidos y mayores tasas de “deslealtad partidaria”.

Comenta