Una tendencia preocupante en EE.UU.: los jóvenes y niños están impulsando el último brote de Covid-19

Mason Washington, de 11 años, en la primera práctica de la temporada de la liga de fútbol juvenil Brooklyn United en Nueva York, en agosto pasado. Foto: AP

Los deportes juveniles y otras actividades extracurriculares, sumado a la circulación de nuevas variantes y la relajación de algunas medidas, están propagando rápidamente el virus, dicen los funcionarios de salud. El fenómeno ha afectado especialmente a Michigan.




Todos los estados de Estados Unidos han registrado casos de la variante más contagiosa del coronavirus identificada por primera vez en Reino Unido. En total, se han informado más de 15 mil casos de esta variante. Los expertos han mostrado preocupación de que esto afecte más duramente a los jóvenes y pueda impulsar una nueva ola en el país.

Pese a que el gobierno de Joe Biden se apresuró en lanzar un programa de vacunación para llegar a toda la población, muchos estados han empezado a relajar las medidas, como la obligación del uso de la mascarilla.

Una mujer sin mascarilla camina por una calle en la ciudad de Nueva York. Foto: Reuters

El lunes, cerca de 38 mil personas llenaron un estadio para un partido de béisbol de los Texas Rangers, y la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) informó que más de seis millones de personas han tomado vuelos desde el jueves, en el marco de las vacaciones de primavera.

Muchos hospitales están notando que sus pacientes de coronavirus son cada vez más jóvenes y en general más saludables que hace algunos meses. Además, los expertos piensan que es posible que los niños propaguen el coronavirus a través de actividades extracurriculares, como los deportes.

De hecho, el virus fue vinculado a los torneos de lucha de una escuela secundaria en Florida en diciembre, donde 38 personas dieron positivo. En Minnesota, la variante británica se propagó por el condado de Carver con al menos 68 casos relacionados con actividades deportivas juveniles, como el hockey y la lucha libre.

Zach Liebowitz mira su teléfono mientras espera su turno fuera del sitio de vacunación masiva contra el coronavirus en Hagerstown Premium Outlets, en Maryland. Foto: AFP

Cansados de las restricciones y con una falsa sensación de seguridad debido a la rapidez con que avanza el proceso de vacunación en el país, los adultos más jóvenes han bajado la guardia, y son quienes están llenando las salas de coronavirus de los hospitales últimamente.

Según una encuesta reciente de Gallup realizada entre el 15 y 21 de marzo, el 35% de los estadounidenses dijo que estaba preocupado por contraer el virus, una caída de 14 puntos porcentuales desde febrero, y muy por debajo del récord de 59% que arrojó la encuesta en abril de 2020.

Por eso, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda que los niños limiten su participación en deportes y sigan protocolos al hacerlo. La organización enumeró casi una docena de recomendaciones, que incluyen minimizar el tiempo en interiores y reducir la cantidad de tiempo que los jugadores están en contacto estrecho.

Los niños juegan baloncesto en una cancha recientemente inaugurada en Port Washington, Nueva York, el jueves pasado. Foto: Reuters

La doctora Leana Wen, analista médica de CNN, recomienda que los niños jueguen al aire libre y no compartan botellas de agua, además de ser especialmente cuidadosos en áreas como los camarines.

“Estamos viendo que más y más jóvenes se meten en serios problemas, a saber, enfermedades graves, que requieren hospitalización y, en ocasiones, incluso muertes trágicas en personas bastante jóvenes”, dijo el martes el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y asesor médico en jefe del Presidente Joe Biden.

Pese al oscuro panorama, la Casa Blanca dice que Estados Unidos todavía tendrá suficientes vacunas para todos los estadounidenses para fines del próximo mes, pese a los problemas que resultaron en la pérdida de 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson.

Hasta el momento, más del 40% de los adultos y más del 75% de los adultos mayores en Estados Unidos han recibido al menos una dosis de la vacuna, y cerca del 23% de los adultos y el 55% de los adultos mayores están completamente inoculados.

Un trabajador prepara las dosis contra el Covid-19 en un centro de vacunación para trabajadores sindicalizados en Chicago, Illinois. Foto: AFP

Mientras tanto, los brotes vinculados a personas más jóvenes y niños han obligado a cerrar guarderías en Nebraska y Wisconsin, y han hecho que los casos se cuadrupliquen en al menos una ciudad de Connecticut. En Florida, Pennsylvania y Maryland, entre otros, el número de personas jóvenes en las salas Covid-19 va en aumento.

Sin embargo, en ningún otro estado el fenómeno es más pronunciado que en Michigan, que en este momento lidera el ranking nacional en hospitalizaciones entre personas más jóvenes no vacunadas, según las últimas cifras de los CDC.

“El aumento de casos que experimenta Michigan es una combinación de factores: variantes, brotes entre escuelas, equipos deportivos y una alta tasa de casos entre los jóvenes de 10 a 19 años y ahora tasas en aumento entre todos los grupos de edad hasta los 59, y fatiga del coronavirus”, dijo el lunes Lynn Sutfin, portavoz del Departamento de Salud de Michigan.

Clientes en comedores aislados fuera del restaurante Townhouse, en Birmingham, Michigan. Foto: AP

En una entrevista con NBC News la semana pasada, la experta en salud pública de Michigan, Marianne Udow-Phillips, dijo que el aumento de nuevos casos “está directamente relacionado con el regreso de los deportes juveniles”.

Sin embargo, la solución no es fácil. Mientras que los expertos han instado a la gobernadora Gretchen Whitmer a mantener el mandato de la mascarilla y otras restricciones, un grupo de defensa de los atletas y sus padres, llamado “Let Them Play” (“Déjenlos jugar”), demandó a la directora del Departamento de Salud del estado por una orden que exige pruebas rápidas de coronavirus para todos los atletas entre 13 y 19 años.

Según Becker’s Hospital Review, casi el 19,5% de los residentes de Michigan han sido completamente vacunados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.