En un zapato chino: Cómo La Moneda se enredó con el viaje de los hijos de Piñera

PIÑERA PREOCUPADO

Una cronología de declaraciones, comunicados e informes, han marcado la controvertida gira del Mandatario a China y Corea del Sur.


Once veces, en poco menos de un mes, algún ministro o el propio Presidente Sebastián Piñera, han tenido que salir a hablar ante la prensa sobre la gira a China y Corea del Sur. Y específicamente lo han hecho sobre la participación de los hijos del Mandatario - Cristóbal y Sebastián- en el almuerzo con empresarios chinos y luego por las explicaciones de Cristóbal sobre si pagó o no los costos del viaje.

"Es el viaje más exitoso que me ha tocado hacer a mí como Presidente de la República", dijo Piñera ayer en Ahora Noticias de Mega antes de enumerar los acuerdos económicos que consiguió en la gira. Sin embargo, al momento de abordar las críticas que han recaído sobre sus hijos lanzó: "Yo noto aquí un grado de maldad, una intención de causar daño y una falta de respeto por la verdad".

La respuesta de Piñera se dio horas después de que se revelara un informe de la Fach, en que se señala que no se realizan cobros por los vuelos presidenciales. Para muchos el informe vino a revelar algo que ya era conocido y que hacía evidenciar aún más el contradictorio mensaje que Cristóbal había dado días después de llegar de la gira cuando señaló que su participación "no tuvo costos para el Estado".

Incluso, ayer, Piñera dijo que tenía las boletas de los gastos de sus hijos en el viaje y ofreció mostrarlas: "Mis hijos y mi mujer han sufrido mucho. Todos saben que es imposible que se le pague a la FACh. Mis hijos pagaron hoteles y comidas, tengo las facturas; si quiere se las muestro".

La Tercera PM solicitó formalmente al gobierno estas boletas, sin embargo, no hubo respuesta.

En una postura más crítica, el ministro Segpres Gonzalo Blumel, dijo hoy en Radio Oasis que el Presidente ya aclaró el punto, que Cristóbal Piñera Morel reconoció que había sido una imprudencia y que se sabía lo de la Fach. "El problema que produce es que invisibiliza los temas de fondo para las personas y la gente cree que el mundo político no está preocupado de los temas", dijo el ministro que, precisamente, tiene que estar preocupado por la agenda legislativa del Ejecutivo.

Aquí, una cronología de todos los episodios que han marcado la ahora controvertida gira de Piñera por Asia.

El fantasma de los errores comunicacionales

Más allá de eso, la seguidilla de mensajes, informes y respuestas ha hecho ver mal al gobierno ya que en opinión de varios analistas, este debe ser uno de los "errores no forzados más grandes" que ha cometido la segunda administración de Piñera. Y de nuevo, los dardos apuntan o al propio Mandatario y también a sus asesores.

Para el cientista político, Kenneth Bunker, el error no es de asesores sino que del propio Presidente. "El gobierno se entorpeció. En vez de cerrar rápidamente el tema, siguieron abriendo aristas. Pasó lo mismo con el caso Catrillanca y lo vimos muchas veces en su primer gobierno. Todo esto le hace daño al Presidente: subir a sus hijos a la gira es un error pero uno más grande es no reconocer el error inmediatamente y sostener que no hubo irregularidades cuando sí hubo", agrega.

"Errores comunicacionales cuestan capital político, Bachelet lo vivió varias veces. Y lo que tenía a favor Piñera en su saldo de capital política era que no había caído en conflictos familiares como sí lo vivió su antecesora. Fue innecesario, un error no forzado y comunicacionalmente el gobierno no ha sabido lidiar con esto quizás porque Piñera mete mucho la mano o los equipos no han funcionado", agrega Bunker.

Por su parte, el antropólogo Pablo Ortúzar, cree que esto sí tiene que ver con un tema de asesores. "Esto refleja que Piñera no tiene ningún asesor dispuesto a contradecirlo. Es decir, dispuesto a asesorarlo de verdad", dice.

Héctor Soto, columnista de La Tercera, cree que aquí no hay un tema comunicacional. Todo esto, según él, se solucionaba no llevando a sus hijos a una gira así. "Aquí no veo un error comunicacional, lo que veo es un error básico de haberlos invitado. Me quedo con una declaración del ministro Gonzalo Blumel, que dice que ojala no hubiera ocurrido y no volverá a ocurrir, eso lo dice todo", comentó.

Comenta