Los liderazgos que asoman en la elección PS

Este domingo los socialistas escogen a los 110 miembros del comité central que propondrá una nueva mesa ejecutiva para los próximos dos años. Quien tome las riendas del partido de Salvador Allende delineará también la relación del colectivo con el gobierno de Gabriel Boric.




“Voten informados el domingo, voten bien el domingo”, bromeó el senador Alfonso de Urresti cuando el jueves asistió con la bancada de diputados y senadores del PS a La Moneda para reunirse con la ministra del Interior, Izkia Siches, para revisar la agenda de proyectos para la seguridad en la Macrozona Sur.

El aviso del parlamentario no era casual. Este domingo, los socialistas escogerán a los 110 miembros del comité central del período 2022-2024, que en unas semanas definirá a la nueva mesa directiva del partido más influyente del Socialismo Democrático.

En La Moneda siguen con atención la definición del nuevo presidente del Partido Socialista, que a dos meses del inicio de la administración de Gabriel Boric se ha convertido en una pieza fundamental del gobierno. No solo porque tiene cargos clave en la administración (partiendo por el ministro de Hacienda cercano a las filas socialistas, Mario Marcel), sino porque se ha transformado en la fuerza política que da sustento a las iniciativas de gobierno y que ha aparecido a ratos más alineada que los partidos de Apruebo Dignidad.

Por lo mismo, no es indiferente quién quede al mando del partido de Allende. Una opción u otra delineará una mejor o peor relación con La Moneda en momentos en que resulta clave contar con los votos del partido para empujar la agenda legislativa del gobierno.

Las opciones en el papel van desde el mismo senador De Urresti, quien compite dentro de la lista “Unidad Socialista”, que reúne a “lotes” históricos del partido, como la Nueva Izquierda, el Tercerismo, Grandes Alamedas, Renovación y el Colectivo Socialista.

El senador ha sido una de las voces más críticas, principalmente del despliegue del ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, en la Cámara Alta. De ser electo, en La Moneda afirman que no tendrá un perfil de timonel “obsecuente” con la administración y que probablemente el PS endurezca su postura en las reuniones de comité político, donde ya han manifestado su molestia por la “excesiva” influencia del Partido Comunista en las definiciones del gobierno y han acusado trato de “segunda categoría” al Socialismo Democrático como coalición.

“Apuesto a una relación de lealtad, de mucho trabajo prelegislativo, porque somos la bancada más grande de diputados y senadores. También en el avance para tener una sola coalición del Presidente Boric, pues dos coaliciones no han hecho eficiente el trabajo del oficialismo. Seré siempre firme al momento de denunciar descoordinaciones y torpezas”, dice.

Las otras cartas que tendrían votos del comité central serían el senador Fidel Espinoza, el extimonel PS Camilo Escalona, el exsenador Juan Pablo Letelier y el exdiputado Marcelo Schilling.

Entre las mujeres, se proyecta que Paulina Vodanovic, Daniella Cicardini, Emilia Nuyado y la representante de la “disidencia”, Fanny Pollarolo, concentren las preferencias de la militancia.

En esa línea, el senador Espinoza plantea que “el PS debe ser un activo y leal colaborador de la administración de Gabriel Boric, pero eso no significa ser obsecuente. La crítica constructiva y justa es precisamente para enmendar y mejorar”.

Espinoza se cuenta entre los parlamentarios más críticos de la administración frenteamplista y del ministro Jackson en particular. “Hay un grupito de poder que se cree omnipotente”, ha dicho en referencia al Segpres.

El mismo punto de avanzar hacia una sola coalición lo plantea el exsenador Juan Pablo Letelier, quien afirma que “el parlamento socialista ha acompañado más al Presidente que su propia coalición. Tenemos el desafío de construir coalición y queremos relación constructiva, franca, de iguales”.

Escalona, en tanto, ha levantado su candidatura remarcando que su opción busca relevar la lealtad al gobierno de Boric. “Voy a apoyar al Presidente Boric en todo lo que lo pueda apoyar, esa es mi doctrina”, dice.

A diferencia de las elecciones en otros partidos, el sistema de elección del PS es indirecto. Este domingo se elige al comité central, que luego determinará a los 10 nuevos miembros para la mesa ejecutiva.

Una incógnita será la participación de este domingo. El PS tiene 40 mil militantes, de los cuales se proyecta una participación de 10 mil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.