Senador Rabindranath Quinteros (PS): “Se requiere un clima de acuerdos y Boric lo entiende, pero no sé si los sectores que lo apoyan lo entienden”

El senador PS, Rabindranath Quinteros.

El legislador insiste en que no está de acuerdo -idea apoyada por el Colectivo Socialista- con la propuesta de eliminar la Cámara Alta y cambiarla por un Consejo Territorial. Asegura que “en ningún pleno, en ningún Congreso, en ninguna reunión, ni en las bancadas, del PS hemos hablado de disolver el Senado, nunca ha estado en nuestro ADN”. Asimismo advierte a la Convención que “cuando se pretende cambiar todo, se pierde la visión de las prioridades”.




¿Mantiene sus críticas a la decisión de un grupo de convencionales, entre ellos del Colectivo Socialista, de reemplazar al Senado por un Consejo Territorial?

Se ha interpretado mi comentario como una crítica a la Convención y no es así. Siempre empujé una Convención que elaborara una nueva Carta Magna, pero una que sea la casa de todos y que pusiera una lápida a la Constitución del 80. No cuestiono la labor de la Convención, cuestiono algunas proposiciones que no me parecen.

La senadora Ximena Rincón sostuvo que “una generación no puede arrogarse la potestad de refundar la República”, ¿lo comparte?

El Senado es una institución que se creó hace más de 200 años y cuando se propone eliminarlo no estamos impugnando a la Constitución del año 80 sino que a todas las anteriores desde que Chile es República. La propuesta de eliminar el Senado ha pasado a ser tema central de la Constitución, y no así los temas que venimos impugnando desde hace años, por ejemplo, el Estado subsidiario en salud y previsión. No estoy en contra de que se discuta, pero empecemos por lo más importante y es por qué llegamos a esta asamblea constituyente. No nos olvidemos que tuvimos un estallido social.

¿Cuáles son los argumentos para rechazar el cambio del Senado por un Consejo Territorial?

Es poco aconsejable cambiar algo que supuestamente no funciona por algo que ni siquiera se ha probado. El Consejo Territorial -y lo digo con altura de mira ¡por favor!- es medio improvisado, nunca ha existido. Durante muchos años levantamos la bandera del fin del binominal, el Congreso que asume ahora, que completó la renovación de los senadores, es el primero elegido íntegramente con una base más proporcional. Sin embargo, ahora de un plumazo se restringe el sistema proporcional del nuevo Consejo Territorial que se quiere crear. Algunos dicen que es solo un cambio de nombre, pero ¡por favor! Algunos pueden pensar que es innecesaria una Cámara revisora que solo entrampa los proyectos, pero me pregunto: ¿alguien ha revisado la veracidad de esa afirmación? ¿Qué legislación tendríamos en Chile si no hubiese existido una Cámara revisora? ¿Cuál sería la nueva ley de migraciones? ¿Serían mejores las leyes? Lo que importa acá es la lógica de promover equilibrios entre las instituciones, por eso es absurdo, no estoy de acuerdo. Es mi opinión.

¿Esto se ha discutido al interior del PS?

En los últimos 32 años como socialista, nunca, en ningún pleno, en ningún Congreso, en ninguna reunión, ni en las bancadas, hemos hablado de disolver el Senado, nunca ha estado en nuestro ADN. El propio senador Montes que asume como ministro, los senadores Insulza, Allende, De Urresti, el presidente del partido, el senador electo por mi región, Fidel Espinoza, todos piensan lo mismo, entonces no es un asunto que esté tirando al voleo.

Los convencionales fueron elegidos democráticamente y tienen autonomía, ¿puede un incumbente como usted opinar sobre las decisiones de la Convención?

¿Elegimos a una asamblea constituyente para partir de cero o para corregir lo que nos dividía? ¿Esto lo pueden hacer en un año? Estoy tratando, como presidente de la Comisión de Salud, de sacar antes que finalice esta legislatura el proyecto de Ley de Fármacos II, y lleva siete años. ¿Por qué? Porque hay que escucharlos a todos, un proyecto de ley siempre demora.

¿Las críticas de senadores pueden ser porque tienen miedo a perder poder o sus cargos?

No soy incumbente, termino mi periodo el 11 de marzo. Estoy defendiendo algo que es lógico. Fui ocho años senador y quiero decir, y hablo de todos los sectores, que nunca vi en el Senado alguien que estuviese trabajando para enriquecerse, que haya robado. No es así, hay bastante responsabilidad.

Dijo no conocer al convencional Ricardo Montero (PS), ¿pasa lo mismo con todos los convencionales de su partido?

Cuándo me criticaron de que traté en forma peyorativa al señor Montero, no. Realmente hice una pregunta a la periodista, porque al señor Montero no lo ubicaba, tenía la imagen de otra persona. Conozco a los convencionales de mi región, los apoyé en su campaña y les tengo gran respeto.

“Me preocupa la división que se genera con esta discusión”

Parlamentarios emplazaron al presidente electo, Gabriel Boric, a que ordene a la izquierda en la Convención. ¿Está de acuerdo?

Que intervenga el Presidente no me parece. Lo que sí, es que no hay que perder de vista que el próximo gobierno también tiene que ver con el proceso constituyente y por eso que a mí me alarma. Las mayorías existentes en un momento no deben olvidar que después pueden ser minoría. Hoy tenemos una mayoría circunstancial en el Senado y a contar de marzo no vamos a tenerla. Si usted pasa una aplanadora en la Convención, ¿usted cree que la derecha cuando el gobierno del Presidente Boric quiera negociar un proyecto va a estar con una buena predisposición? No tenemos que olvidarnos que necesitamos solucionar los problemas pendientes. Cuando se pretende cambiar todo, se pierde la visión de las prioridades.

Entonces, ¿qué debería hacer Boric?

Son los propios dirigentes de la izquierda y la centroizquierda los que tienen que conversar estos temas, porque el principal peligro del proceso constituyente es que se pierda el objetivo central, que es devolverle la legitimidad a nuestro ordenamiento y eso solo lo da el consenso, la unidad más amplia y no la confrontación. A mí me preocupa la división que se genera con esta discusión, que puede afectar la posibilidad de alcanzar acuerdos para enfrentar temas tan sensibles para la gente como la previsión, la salud, la seguridad, el trabajo, la compatibilidad del medioambiente y el desarrollo económico. ¿Tiene importancia el cambio del Poder Judicial por el nombre de Sistema de Justicia? ¿Tiene efecto en la demanda de más seguridad y menos impunidad? Si la gente percibe que se gasta mucho esfuerzo en debates estériles, mientras sus problemas más angustiantes no tienen solución, se va a generar una gran frustración. Ese es el ambiente ideal para el surgimiento de populismos de derecha.

¿No le gusta esa propuesta?

No digo que sea intrascendente, pero el país tiene hartos problemas más graves, cuya solución puede verse afectada por la falta de acuerdo en cada uno de estos temas.

Si la izquierda adopta la actitud de imponer su mayoría en la Convención, ¿usted cree que la derecha no va a imponer su 50% en el Congreso para impedir el avance en otros temas? Querámoslo o no, ambas cosas están ligadas. Por eso se requiere un clima de acuerdos y el Presidente Boric lo entiende perfectamente, pero no sé si todos los sectores que lo apoyan lo entienden.

“El objetivo es tener una Constitución con legitimidad”

¿Hay otros temas de la Convención en los que está en desacuerdo?

No le quiero echar más pelos a la leche. Solamente que hay que discutir más y mirar el objetivo primordial, que es tener una Constitución con legitimidad y terminar con los amarres que teníamos en la Constitución del 80. Es más sencillo de lo que se piensa. Por eso es que tienen solo un año, es muy poco tiempo para abordar todo.

Tal como va el proceso, ¿cree que puede crecer la opción del Rechazo en el plebiscito de salida?

Espero que eso no ocurra y que no haya sido un esfuerzo en vano, que de verdad tengamos un nuevo marco constitucional. Este debate anterior es bueno hacerlo, y hay tiempo todavía de llegar a consensos. Lo digo con mucha humildad, esto es para mejorar las cosas. En mis ocho años como senador fui testigo del esfuerzo de todos, de izquierda y derecha, por hacer de Chile un país mejor, no hay ningún senador que quiera que Chile no progrese.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.