¡Capear el calor!

piscinas

Abiertas a todos quienes quieran pasar un día bajo la sombra y refrescarse, aquí una guía para disfrutar de la temporada de piscinas.




En Providencia

Desde el  2008 que la piscina del Club Providencia es 100% recreativa. Con capacidad para 600 bañistas, es una alternativa perfecta para no salir de Santiago.  Puedes instalarte en los jardines, almorzar en el restaurante del Club, abierto a todo público, o salir del recinto a comer una pizza a la piedra en La Pizarra (con pizzas de masa a la piedra que hacen ahí mismo, desde $6.200) y volver por un piquero. En el mismo club hay a la venta sándwiches en formato al paso. ¿Un dato para la tarde? Frente al Club está Alamzán, para abastecerse con cosas ricas o ir con los niños a la recién inaugurada plaza Río de Janeiro.

Cuánto: $7.500 (Tarjeta Vecinos), $10 mil, público general, y niños, $4 mil.

Dónde: Av. Pocuro 2878, Providencia

Pasar el día en el Cajón del Maipo

A solo una hora de Santiago, La Vertiente del Canelo es una alternativa perfecta para pasar el día, ya que además de sus tres piscinas  (2 para adultos y 1 para niños) tiene una zona de pícnic  y 60 parrillas disponibles, todas bajo la sombra de los árboles. Si no quiere cocinar está el restaurante La Parrilla de José, cuya especialidad es la carne mechada ($8.900 con acompañamiento). También hay cabañas disponibles si decide quedarse unos días. Imperdible comprar el pan amasado que venden cruzando la calle. Capacidad para 900 personas, por orden de llegada.

Cuánto: $8 mil, adultos, y $5 mil, niños.

Dónde: Camino al Volcán Par 12, El Canelo, Cajón del Maipo

Dos clásicos en Santiago

La primera piscina pública de Santiago se inauguró cerca de 1920 en el Parque Quinta Normal y en ella se hicieron las primeras competencias de natación. Honrando su historia en este parque se construyó otra pileta abierta a la comunidad, detrás del Museo Ferroviario, como referencia. Otra clásica es la  del Parque O'Higgins, en la que se habilitaron un baño acondicionado para las personas con movilidad reducida y una silla hidráulica que les permite ingresar a la piscina. Solo se permiten sándwiches y comida fría; para hacer un asado, frente a la piscina hay quinchos gratuitos.

Cuánto: desde $4 mil (adultos) y $1.800, niños (5 a 12 ).

Hacer deporte

Si el objetivo es hacer deporte o aprender a nadar, Talinay, en La Reina, es la alternativa. En este complejo municipal habrá clases de hidrogimnasia (19 h, $500 por clase) y natación para niños de 6 a 14 años  (10 a.m., 8 clases por $10 mil) durante enero y febrero. Para pasar el día no olvidar el  pícnic frío, ya que no hay parrillas. Para los niños hay una minicancha de fútbol, tacataca y una malla de vóleibol.

Cuánto: $3 mil (Tarjeta Ciudad) y $4  mil, público general. $2 mil, niños.

Dónde: Talinay 9085, La Reina.

Relajo total

A una hora y 15 minutos de Santiago están las tradicionales Termas del Corazón, una escapada perfecta para desconectarse y cargar pilas. Una buena alternativa es su programa por el día, que incluye el uso de sus 3 piscinas (temperadas y al aire libre) y un almuerzo buffet. Para relajarse hay masajes desde $20 mil. ¿Para los niños? Una pequeña granja, guardería para mayores de 4 y juegos. También cancha de fútbol y tenis. Reservar con 24 horas y llevar gorra de baño.

Cuánto: Programa por el día, desde $30, mil adultos, y $15, mil niños (sobre 5 años)

Dónde: Dr. Antonio Bianchini 2156, San Esteban Los Andes.

¡Que no te falten!

[gallery ids="51083,51082,51078,51084" link="file"]

Las obras de Martner

- Tupahue: Construida en 1966 por el arquitecto chileno Carlos Martner –uno de los nombres emblemáticos en el diseño del Parque Metropolitano de Santiago–, esta piscina es un imperdible de Santiago. Con 82 metros de largo y 25 de ancho, su sello es su roca en el medio, que Martner integró a su diseño. Se puede subir caminando y recorrer el Jardín  Mapulemu y la plaza de juegos Gabriela Mistral, o tomar un bus de acercamiento desde Pedro de Valdivia o en teleférico hasta la Estación Tupahue. Se permiten snacks fríos y solo comer en las áreas verdes. Terminado el día, caminar hasta la cumbre  del San Cristóbal y tomar un mote con huesillo.

Cuanto:  $6 mil,  adultos, $3.500  (niños, de 3 a 13, y adultos mayores).

- Antilén: Cinco años después de inaugurar Tupahue, Martner asumió el desafío de dar vida a una piscina para los trabajadores. Así se inauguró Antilén, que se abrió a público en 1976. Aquí el arquitecto proyectó una pirámide de roca para separar el área de niños de la parte más profunda. Aunque su acceso es más complejo, ya que solo se puede llegar en bus o en auto, ofrece una espectacular vista a la ciudad.

Cuanto: $7.500, adultos; $4 mil (niños, de 3 a 13, y adultos mayores).

En Spotify está disponible la lista "Family Road Trip", con clásicos para acompañar un viaje en auto. Yellow Submarine, Hey Jude y Tiny Dancer son algunos de los hits.

Para inspirarse:

Un sándwich: El chef Maximiliano Muñoz, de Guappo Bistró, recomienda la mezcla de pastrami, pepinillos y mayonesa o lactonesa, en pan de campo o baguette. "Así el pan llega crujiente al pícnic", dice.

El gran baño (2019): Gran parte de esta comedia francesa transcurre en una piscina. Y es que un grupo de hombres, en plena crisis de los 40, decide formar el primer equipo de nado sincronizado para hombres de su piscina municipal.

Secretos íntimos (2006): Protagonizada por Kate Winslet y Patrick Wilson, gran parte transcurre en una gran piscina comunal, donde los protagonistas llevan a sus hijos y comienzan un romance.

Dos libros:

- "La piscina", Yoko Ogawa : La hija de los administradores vive su angustia al ir a la  a piscina a espiar a uno de los niños.

- "Casa de verano con piscina", Herman Koch: Dos familias comparten una casa de verano (con piscina, obviamente), en estas vacaciones el autor aborda las relaciones familiares y relaciones sociales modernas.

1, 2, 3 ¡Splash!

[gallery ids="51085,51081,51079,51080" link="file"]

Comenta