TransformArte

Diseño, arte y moda.




El Neoartesano

Así se autodefine el diseñador industrial, especialista en fabricación digital, Diego Vilches Rupayán. En su constante trabajo de expresividad y exploración ocupa las herramientas digitales del diseño computacional para materializar sus ideas, combinando nuevas tecnologías de producción con técnicas más tradicionales. “Esto lo he venido haciendo hace unos cuatro años en distintas intervenciones personales o colaborativas, como la primera colección con bases tecnológicas en Chile con ProteinLab UTEM y Claudio Paredes, o con Matías Hernán en el desarrollo de un vestido con impresión 3D para Carolina de Moras en una de las jornadas del Festival de Viña de 2018”, cuenta.

Su referente de diseño ha sido y va a seguir siendo Iris van Herpen @irisvanherpen. “Su trabajo experimental y onírico llamó mi atención desde que partí la carrera de diseñador industrial. Podría decir que inspirado en su trabajo fue que me animé a desarrollar una propuesta distinta en el mundo de la moda. Ella es el cruce perfecto entre la moda y la tecnología que hasta el día de hoy deslumbra con sus diseños”, cuenta.

@diego.rupayan3d

Diseño híbrido

Así mencionó Laura Novik, experta en moda y tendencias –quien nos ayudó en la curatoría de esta guía–, el trabajo de la argentina Sabina Tiemroth. Y a Sabina le hace sentido por ese mestizaje que tiene entre el diseño y el arte. Su trabajo combina los recuerdos de los paisajes y las vivencias de su infancia en piezas y objetos de vestir, experimentando con remanentes textiles y fibras naturales como materia prima y el ensamble como gesto artístico. “Se trata de un diseño ético, busco transparencia en mi accionar; un diseño colaborativo, donde trabajo también con personas de distintas disciplinas, talleres y proyectos solidarios. Pienso en un diseño versátil, que permita al usuario vincularse y apropiarse de otra manera con los objetos. Me interesa un diseño responsable en sus procesos y ciclo de vida, generando el menor impacto ambiental”, nos dice. Su invitación es a pensar en un vestuario “que pueda repensarse, reinventarse, reutilizarse, versátil en su uso, que sea perdurable en el tiempo con escalas de producción más reales, justas y éticas”, concluye.

@sabinatiemroth

Diseño de cambio

La peruana Lucía Cuba @luciacuba, diseñadora, investigadora y profesora de Parsons (The New School University), tiene un trabajo enfocado en la importancia del reconocimiento de la agencia para el cambio social, tema fundamental hoy. “Esto a partir de los procesos, técnicas o formas que soportan, articulan y activan mis trabajos dentro y fuera del espacio de la educación formal”, nos dice.

El suprareciclaje de Docena

Era el 2004 y la moda de retail parecía conquistar más y más terreno. Ese año nació Docena, estudio de diseño que cuestionó los paradigmas de la moda y que ya lleva 16 años trabajando con una misión: ser una plataforma para producir, conectar, visibilizar, informar y educar sobre suprarreciclaje y consumo consciente, vinculando el reciclaje material con el espiritual. “En un mundo de la moda que resalta al autor como divo, reflexionamos sobre ese rol mediante workshops. Existe una apertura de nuestros espacios de trabajo y procesos a estudiantes, artistas y otros diseñadores en una forma más colaborativa, cocreada y empática con el prójimo y con el planeta”, dice Mariano Breccia. Un hito para el mundo de la moda ha sido la cocreación de suprarreciclaje.org, una plataforma virtual que reúne a más de 300 suprarrecicladores de toda Latinoamérica desde la autogestión. Para Docena la crisis nos conectó con nuestros hogares, nuestras necesidades fundamentales y con la problemática de la tierra de la que somos parte. “Esto llevará a consumidores más conscientes que integren la sostenibilidad, la tecnología y por sobre todo el consumo responsable: menos prendas, mayor calidad y diseño, y un consumidor que prefiera lo local y la transparencia”, asegura Mariano.

@12narecicla

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.