Mark Zuckerberg es acusado de sentar un “peligroso precedente” por su inacción ante el mensaje de Donald Trump

Luego de sostener una reunión con el co-fundador de la red social, se manifestaron "decepcionados y aturdidos" por sus "explicaciones incomprensibles".


Un grupo de líderes de derechos civiles consideró que un “peligroso precedente” fue establecido por Mark Zuckerberg, CEO y accionista controlador de Facebook, al permitir que un polémico mensaje de Donald Trump permanezca sin acción alguna en su plataforma.

En la BBC explican que la declaración del grupo social se concretó tras concretar una videollamada con el propio Zuckerberg, lo que dio pie a un intercambio que no dejó conforme a los dirigentes sociales.

"Estamos decepcionados y aturdidos por las explicaciones incomprensibles de Mark para permitir que las publicaciones de Trump permanezcan activas (...) Se niega a reconocer que Facebook está facilitando la publicación de Trump que llama a la violencia contra los manifestantes. Mark está sentando un precedente muy peligroso para otras voces que dirían cosas perjudiciales similares en Facebook”, explicó el comunicado.

El mensaje fue firmado por Anita Gupta, presidenta de la Conferencia de Liderazgo sobre Derechos Civiles y Humanos; Sherrilyn Ifill, directora consejera del Fondo de Defensa Legal y Educación de la NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color ); y Rashad Robinson, presidente de la organización Color of Change.

Twitter decidió ocultar el mensaje del presidente de Estados Unidos que prometía que las fuerzas militares actuarían con balazos ante los saqueos de las protestas generadas por la muerte de George Floyd. La plataforma tomó su determinación porque el tweet incumplía sus reglas contra glorificar la violencia.

Al mismo tiempo, trabajadores de Facebook han hecho público su enojo por la falta de medidas adoptadas, concretando una “marcha virtual” en rechazo a la postura encabezada por Zuckerberg.

Finalmente, la firma de terapia en línea TalkSpace decidió terminar sus negociaciones para llevar a cabo un lucrativo trato con Facebook debido a su decisión de inacción sobre el mensaje de Trump. Oren Frank, el principal ejecutivo de la organización, explicó que: “no vamos a apoyar una plataforma que incita la violencia, el racismo o las mentiras”.

Comenta