Review | Samsung Galaxy Tab S7+, una sólida propuesta polifuncional

La tablet de gama alta de la compañía surcoreana tiene una pantalla que destaca muy por encima de la media, pero también tiene un particular vuelco a un entorno de escritorio.


Cuando nos confrontamos a una tablet como la Samsung Galaxy Tab S7+, que está entre las opciones más premium que ofrece el mercado, obviamente se espera obtener un rendimiento y una experiencia del más alto nivel.

Y aquello es precisamente lo que la compañía surcoreana pone sobre la mesa con este dispositivo, ya que salen a la carga con un diseño de gama alta, y un grosor notablemente delgado, que cuenta con características técnicas potentes puestas al servicio de la polifuncionalidad.

Es decir, esta Galaxy Tab S7+ es capaz de volcarse a una experiencia de escritorio, gracias a su notable funda con teclado y la propuesta de la plataforma Samsung DeX, pero también pone especial énfasis en el consumo multimedia, cortesía de la fluidez de su pantalla AMOLED de 12,4 pulgadas a 120Hz.

Ante eso último, y teniendo en claro que los dispositivos portátiles no se comparan a la experiencia de ver un streaming a través de una televisión, difícilmente tendrán en sus manos algo mejor para ver elementos audiovisuales. Su pantalla tiene un brillo perfecto para ver en oscuridad total y cuenta con una calibración de colores destacable. Y si sumamos sus capacidades de sonido AKG Dolby Atmos, la pega multimedia está muy bien hecha en su conjunto.

Una notable tablet Android

Para lograr su sobresaliente rendimiento, esta tablet también cuenta con un procesador Snapdragon 865+, 8 GB de RAM, 256GB de espacio de almacenamiento ampliable y una batería de 10090 mAh que permite que no estén constantemente preocupados de la energía restante, aunque sí hay que destacar que su carga no es para nada rápida.

De ahí que si quieren realizar lo básico, aquí tendrán de sobra para utilizar las aplicaciones más populares. ¿Navegar la web y revisar el scroll infinito de las redes sociales? Pues todo vuela. ¿Tener múltiples aplicaciones al mismo tiempo? Pues agreguen una decena y no le harán ni cosquillas. ¿Qué quieren jugar los más potentes videojuegos portátiles? Pues adelante, ya que el único lamento es que el Microsoft xCloud de juego en la nube aún no esté disponible en la región.

Siguiendo la línea de su base, esta tablet cuenta además con un sistema de cámaras que incluye dos sensores traseros (uno principal de 13 megapixeles y un gran angular de 5 megapixales, ambos con apertura f/2.0. La cámara frontal, de ocho megapixeles, tiene una ubicación ideal para las videollamadas, en un escenario en el que está la posibilidad de grabar video en 4K a 30fps.

Pero más allá de las llamadas de video, lo cierto es que su configuración no busca para nada reemplazar a un smartphone en el ámbito fotográfico, lo que ya es norma en el ámbito de las tablets.

En ese sentido, y utilizada como cualquier otra tablet en el mercado, esta Galaxy Tab S7+ cumple muy por sobre las expectativas salvo un problema: al funcionar en Android, las aplicaciones no están optimizadas para desplegarse en pantalla.

Algunas, vistas en horizontal, solo remarcan los problemas y dejan en claro las carencias de terceros que nada tienen que ver con el propio equipo que ha hecho Samsung. En Twitter las imágenes se descuadran en exceso, por lo que sencillamente preferí no utilizar esa red social junto a esta tablet, mientras que Facebook, Instagram o TikTok tampoco están a la altura de la experiencia.

Pero más allá de eso, el trabajo realizado por Samsung cumple bastante bien, incluido cuando decidimos dividir la pantalla para tener dos aplicaciones corriendo en paralelo o agregando la experiencia del S-Pen para navegar por gestos, tomar notas o ejecutar acciones rápidas como una mera captura de pantalla.

Al mismo tiempo, como uno de los accesorios de esta tablet es una funda con teclado que tiene trackpad, la Tab S7+ también puede ejecutar funciones de una forma más cercana a una laptop, por lo que es ideal para escribir en los CMS o ejecutar las aplicaciones de oficina más utilizadas.

También es vital en su propuesta lo que es el Samsung DeX, ya que le permite trasladar su experiencia a un entorno de escritorio, manejando ventanas y accesos rápidos a las aplicaciones de una forma menos dogmática de la costumbre móvil.

A grandes rasgos, se trata de un modo que consume mucho más energía, pero acomoda más el funcionamiento multitasking. Más aún, por todos los accesorios y opciones que entrelaza Samsung, queda claro que Dex es el modo principal que busca sacarle el jugo a las características de este equipo.

Como tal, su principal norte invita a sacarle el jugo a este modo laptop light, y no es difícil acostumbrarse a cada uno de sus recovecos, aunque indudablemente aún está lejos de ser una alternativa para enviar al notebook al olvido.

Para finalizar, vuelvo a destacar que esta Samsung Galaxy Tab S7+ es una propuesta muy completa que tiene peros más relacionados con el propio entorno de Android que con carencias propias.

Si agregamos al debate a su pantalla espectacular, toda su propuesta polifuncional termina elevándose, aunque si solo quieren realizar tareas básicas, indudablemente hay opciones menos onerosas en el campo de las tablets. Pero siendo este un equipo premium, lo cierto es que termina justificándose con cada uno de sus elementos.

La Samsung Galaxy Tab S7+ está disponible en tres colores (Mystic Black, Mystic Bronze y Mystic Silver) con un precio referencial de $1.299.990 pesos chilenos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.