Chevrolet Groove: una apuesta que busca ser más que el hit del verano

El nuevo SUV de entrada a la firma del corbatín arrasó en sus primeras semanas. Razones para este éxito son variadas, comenzando por lo inteligente de la configuración, el buen equipamiento de seguridad, la comodidad que entrega y la buena dupla que hace el motor con la caja manual.




Uno de los grandes desafíos de las marcas es anticipar la reacción de los usuarios frente a nuevos productos. Obviamente, todos esperan tener buenos resultados y confían en los modelos que pondrán a la venta, sin embargo, pocas veces se consigue una aceptación tan inmediata como ocurrió con el Chevrolet Groove, el SUV de entrada a la marca del corbatín, el cual agotó en unas semanas el primer embarque de 400 unidades.

Nos subimos a este vehículo para conocer las razones de este fenómeno. Y la respuesta fue contundente. Es un producto muy bien pensado para el segmento compacto de los SUV, de buena calidad, cómodo, versátil y eficiente. Y, como punto importante, deja de ser tema el hecho de que sea de origen chino, quedando solo parámetro si cumple con lo que se exige actualmente.

Es que este SUV que debutó mundialmente en Chile con el emblema de Chevrolet (en China se vende como Baojun 510) va bien desde el diseño, muy en línea con el lenguaje de Captiva, con los faros alargados, la parrilla hexagonal, los faros principales envueltos en un borde cromado en forma de L y con el protector delantero también cromado.

Por el costado vemos lo tradicional de los SUV, una imagen que intenta dar señas de robustez, nervaduras en el capot, pasos de rueda marcados y un poco más cuadrados, llantas bitono de 16′', línea de cintura ascendente y un tono negro en las carcasas de los retrovisores laterales que van en sintonía con lo que tienen los pilares A, B y C, creando de paso la sensación de techo flotante que está muy de moda y que entrega esa imagen juvenil y moderna.

En el interior la sensación que nos entrega es de una buena calidad de materiales, correctísimas terminaciones y ese look juvenil con costuras rojas en el panel, combinado con asientos de ecocuero que también lucen zonas de color rojo.

En este espacio nos llama la atención la comodidad que encontramos, pese a que no es uno de los más grandes de este nicho (mide 4.220 mm de largo, 1.740 de ancho y 1.615 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.550 mm), los ocupantes no se verán complicados, los asientos delanteros tienen buena sujeción, y las plazas traseras disponen de suficiente espacio para tres ocupantes y con la posibilidad de reclinar el respaldo para aquellas personas que son muy altas y que se pueden ver comprometidas con el techo. El maletero, por su parte, es de solo 320 litros, uno de los más pequeños en este segmento que lidera el MG ZS.

Otra diferencia que encontramos respecto de modelos norteamericanos de la marca, es en la presencia de portaobjetos. Acá son escasos, los posavasos son chicos (no entraría una bebida grande) y los bolsillos de las puertas también son angostos, de hecho, ni siquiera entra una botella. Eso es algo a revisar sin duda.

Otro aspecto a corregir es la tecnología interior. Dos relojes análogos están por los costados y en el centro un pequeño clúster que entrega los datos de temperatura, presión de neumáticos y autonomía. Esta información se ajusta desde un botón en el mismo tablero y no desde el volante.

El sistema multimedia, por su parte, consta de una pantalla flotante de 8′', pero que no es compatible ni con Apple CarPlay ni Android Auto, y solo es enlazable mediante bluetooth. Este es otro elemento a revisar, más considerando que sí está en sus rivales.

Ágil y funcional

El nuevo Chevrolet Groove se mueve por un motor de 1.5 litros. Es el mismo que ocupa el Chevrolet Sail, pero evolucionado y cumpliendo la norma Euro 6b. Desarrolla 110 Hp con un par de 147 NM.

Lo interesante de este tren motriz es que se encuentra asociado a una caja manual de seis marchas, algo poco habitual en el segmento. Y los resultados son más que satisfactorios, puesto que, gracias al buen trabajo conjunto, conseguimos un mayor dinamismo que en otros SUV compactos, salida rápida, agilidad en la ciudad y enrega de fuerza progresiva sin que se sienta que quedará carente de fuerza, como muchas veces nos pasa con cajas automáticas.

En este caso no es así y la opción de llegar hasta una sexta marcha nos permite viajar con un motor más relajado, que no trabaja al máximo de exigencia, lo que deriva en menor ruido y mejor rendimiento (promedia cerca de 13 km/l).

En movimiento, nos parece más que correcto la suspensión, que absorbe muy bien los baches y que nos permite tener un confort de marcha adecuado (siempre considerando el precio y el segmento), bastante suavidad y el aplomo necesario para desplazarnos con seguridad, teniendo siempre en mente que no es un deportivo y que a las curvas igual hay que entrar con precaución, a pesar de que existen menores transferencias de peso que en otros SUV.

En esta buena sensación de seguridad que nos da, un punto que a nuestro parecer no va a la par es la dirección. Según nuestro gusto (variable según la persona) es demasiado asistida, impidiendo que nos entregue el tacto suficiente para estar conscientes de lo que pasa en el pavimento. Un grado más de rigidez y sería ideal.

Por último, para destacar la importancia que le está entregando Chevrolet a la seguridad. En este caso, dispone de frenos de disco en las cuatro ruedas, lo que mejora el frenado. Además, cuenta con en las dos versiones a la venta en Chile con cuatro airbags, frenos ABS + EBD, asistente de frenado hidráulico (HBA); control de estabilidad (ESC) y de tracción (TCS); asistente de arranque en pendiente (HSA), cámara y sensor de retroceso.

En conclusión, un modelo sumamente competitivo para el segmento de los SUV compactos, con detalles a revisar en tecnología, pero que, gracias a su muy buen andar y equipamiento en seguridad, entrega confianza al volante. Por algo ese éxito inicial que lo instala como el hit del verano, aunque en Chevrolet confían en que se convierta en más que una moda pasajera.

Ficha técnicaChevrolet Groove Premier MT
Motor1.5 litros
Potencia110 Hp
Torque147 Nm a 3.600 rpm
CajaMT 6 vel.
Largo4.220 mm
Airbags4
Maletero320 litros
Precio$ 11.990.000
A favorEn contra
El diseño juvenil, la comodidad para los ocupantes, la calidad de materiales, el buen andar que consigue por la asociación entre motor y caja, el nivel de seguridad de serie y el competitivo precio.El espacio para portaobjetos es escaso, los posavasos son chicos, la dirección es muy asistida, el maletero es pequeños y faltan la compatibilidad con los sistemas operativos Apple CarPlay y Android Auto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.