Hyundai se juega por la emoción: un Sonata N Line para Norteamérica y el nuevo i30 N más potente para Europa

La marca surcoreana saca brillo a la deportividad, con un radical i30 N que avanza a 280 Hp y un Sonata mucho más despeinado.




Buenas sinergias se han creado el último tiempo al interior del Grupo Hyundai. El conglomerado surcoreano ha ido desarrollando motores cada vez más potentes para su firma de lujo Genesis (con los sedanes G70, G80 o G90) y en la pasada también tocan Kia y la propia Hyundai. Ahora la marca cabecera del grupo acaba de presentar el renovado Hyundai i30 N, que crece en 30 caballos, y adelanta un Sonata más desenfadado que le dará un nuevo estatus a su sedán grande.

En concreto, Hyundai ya había dicho a mediados de mes que estaba por revelar el i30 N 2021 y que habría novedades (ver nota). Por suerte las noticias hablan de un avance en potencia y en torque para el motor 2.0 litros turbo que anima al Hyundai i30 N que en Chile hizo su estreno a fines de 2018. Con el nuevo Performance Package, el hot hatch salta de 250 a 280 caballos y de 353 a 392 Nm. El resto ya era más o menos conocido: la marca suma como alternativa a la actual caja manual de seis cambios una automática doble embrague de ocho relaciones, que según el comunicado “hace al nuevo i30 N aún más divertido de manejar”. Parece ayer cuando lo divertido eran los autos de palanca manual...

Si bien en todos sus cortes de equipamiento el Hyundai i30 N está limitado a 250 km/h de máxima, la compañía resalta que gracias al crecimiento en vigor, el hatchback deportivo reduce en 0,2 segundos el tiempo que emplea para llegar a 100 km/h. Ahora necesita de 5,9 segundos (si bien no es un gran tiempo, debe considerarse su naturaleza de tracción delantera. La inercia manda).

Dentro del Performance Package del i30 N 2021 se cuenta una sustitución de discos de frenos delanteros: se quitan los platos de 345 mm de diámetro para poner en su lugar unos de 360 mm. Las llantas de toda la gama son unas ultraligeras de 19″ (antes eran de 18 pulgadas).

Finalmente, tal como se dijo a mitad de mes, el nuevo hatchback tiene nuevos parachoques, nuevos diseños de faros LED y una salidas de escapes más grandes y con sistema de programación para que el i30 N pase desapercibido o para transformarse en el vecino más odiado del barrio.

Un Sonata de tintes deportivos

Para Estados Unidos, en cambio, Hyundai adelantó un próximo Sonata N Line, que vendrá para ubicarse como un sedán de sensaciones más divertidas. La marca no específico su apartado mecánico, pero tendrá que despertar más emociones de lo que ya lo hacen sus versiones disponibles en Norteamérica con mecánica híbrida de motor 2.0 litros aspirado (192 Hp) o convencional de bloque 1.6 con turbo (195 caballos).

“El Hyundai Sonata N Live va a atraer más consumidores que por un lado valoran al sólido Sonata y, por el otro, tienen en la mirada nuestro crecimiento de la subdivisión N Line. Apelamos a quienes desean algo más deportividad en un cuerpo de sedán”, dijo SangYup Lee, jefe del Hyundai Global Design Center.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.