Mitsubishi descubre el nuevo ASX “made in Spain”

La nueva generación del SUV japonés será fabricada en el país ibérico, al igual que el Renault Captur, con el cual guarda estrecha relación




Tras varios teasers oficiales, finalmente, Mitsubishi reveló el nuevo ASX, el popular SUV japonés que abandona cualquier rastro conocido hasta ahora, para guardar estrecha relación con el Renault Captur, su primo hermano.

Y es que la nueva generación del Mitsubishi ASX está construido sobre la plataforma CMF-B de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, sobre la cual obviamente también se planta el Captur; y al igual que éste se fabricará en la planta de Renault en Valladolid, España.

Dicho esto, ahora el ASX deja atrás el segmento C, para pasarse a un formato más compacto, en el segmento B-SUV. Así evoluciona hacia una carrocería más comprimida de 4,23 m de longitud (14 cm más corto que el modelo anterior), 1,57 m de alto y 1,80 m de ancho. Dispone ahora de un maletero de 401 litros de capacidad.

A nivel estético, y en lugar de lucir un diseño propio, la firma japonesa optó básicamente por cambiar el logotipo de Renault por el de Mitsubishi. No hay ninguna modificación en cuanto a piezas, paneles o estructuras de la carrocería ni de ninguno de los elementos auxiliares del vehículo tales como las llantas, los parachoques o los grupos ópticos.

Además de por la insignia, el ASX se diferencia en su frontal por una parrilla cromada, mientras que en la zaga, se puede leer Mitsubishi en todo el ancho del portalón, que mantiene la cámara de visión trasera del Captur, pero se deshace del logo del rombo.

Adentro, más de lo mismo. Sólo el logotipo de Mitsubishi en el volante intenta convencer de que no se está frente a un Renault. Todo es idéntico, desde los materiales hasta el diseño, pasando por los tres tipos de cuadro de instrumentos disponibles en función de la versión: analógico con una pequeña pantalla de 4,2 pulgadas, digital de 7″ u otro también digital de 10,25″. Ocurre lo mismo con la pantalla táctil, horizontal de 7 pulgadas o vertical de 10 pulgadas.

El ASX también se beneficia de una gama de equipamiento relativamente completa desde el nivel de entrada, que incluye control de crucero, sensores de retroceso, cámara trasera, aviso de cambio involuntario de carril, conectividad inalámbrica Apple CarPlay y Android Auto y el asiento trasero deslizante. Los acabados más altos cuenta con carga inalámbrica de móvil y sistema de sonido BOSE con nueve altavoces.

Cuatro mecánicas para el Mitsubishi ASX

El Mitsubishi ASX 2023 renuncia al diésel, apostando, por otro lado, por la electrificación. Así los conductores decididos a dar el salto a la movilidad sostenible podrán elegir entre una variante híbrida autorrecargable (HEV) y una híbrida enchufable (PHEV).

Como versión de acceso, se encuentra un motor de gasolina 1.0 litro turbo de 91 Hp con cambio manual de seis relaciones. Luego hay un 1.3 litros disponible en dos niveles de potencia, 140 Hp (con caja mecánica) y 160 Hp (con caja automática de doble embrague y siete velocidades).

Cabe subrayar que este motor 1.3 DI-GT está electrificado con tecnología híbrida ligera (MHEV) de 12 voltios.

Por encima se ubica una versión híbrida convencional que combina un motor 1.6 litros de gasolina con dos motores eléctricos y una transmisión automática ‘Multimodo’, para un total de 145 Hp de potencia.

El catálogo se corona con una variante híbrida enchufable, que cuenta con el mismo sistema motriz, pero que alcanza los 160 Hp. Su batería de iones de litio de 10,5 kWh, en tanto, permite disfrutar de una autonomía 100% eléctrica de unos 50 kilómetros.

A diferencia del anterior Mitsubishi ASX, esta nueva generación sólo estará disponible con tracción a las ruedas delanteras.

Mitsubishi prevé las primeras entregas del ASX para marzo de 2023.

Sigue también en MT Online

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.