Volkswagen estrena el esperado Golf R Variant, mezcla perfecta entre espacio y prestaciones

Bajo el capó, sin novedades: el 2.0 TSI para 320 caballos y un par motor de 420 Nm. Alcanza los 100 km/h en 4,9 segundos.




Algunos no lo creen y otros derechamente no lo quieren creer, pero decir que los station wagon siguen tan vigente como siempre en Europa, no es ninguna exageración. Si el año pasado BMW confirmó un inédito M3 Touring para fines de 2022, Genesis presentó el G70 Shooting Brake para celebrar su arribo a Europa y, más recientemente, Peugeot le quitó el velo al 308 SW, que viene a acompañar al Peugeot 508 SW en el line-up del león, pues ahora es turno otra vez de uno con recorrido en el gremio: Volkswagen acaba de introducir el nuevo Golf R Variant, su modelo de tracción total más afilado, esta vez en cuerpo de espacioso station wagon.

Sin preámbulos, por supuesto que la marca alemana se apura en hacer alarde del corazón del nuevo Golf R Variant, que es el más poderoso de su historial. Se trata del bloque tetracilíndrico 2.0 litros TSI, que ahora desarrolla 320 caballos y 420 Nm de par, enviados a los dos ejes (es 4MOTION) mediante una caja automática doble embrague de siete marchas. Así, este familiar -tal como un SUV pero más aplomado, dirían jactanciosos los más ortodoxos- exhibe un sprint hasta los 100 km/h de 4,9 segundos y pone la aguja del velocímetro en los 270 km/h (cuando lleva el paquete R-Performance). Este aditivo opcional también suma llantas de 19″ y los modos de conducción ‘Special’ (inspirado en Nürburgring) y el modo Drift.

En su comunicado, Volkswagen agrega que al igual que el compacto Golf R (presentado en noviembre de 2020), el Golf R Variant incorpora el nuevo sistema de tracción total con gestión selectiva del par de cada rueda del eje trasero. En este caso, la fuerza de la transmisión se distribuye según se necesite mediante un nuevo grupo final trasero no solo entre el eje delantero y el trasero, sino también entre las ruedas traseras. Esto aumenta significativamente la agilidad del Golf R Variant especialmente en curvas. La tracción total se interconecta mediante un gestor dinámico de marcha con otros sistemas del tren de rodaje como el bloqueo electrónico del diferencial y la suspensión de tipo adaptativa. ¿El resultado?, dicen desde Wolfsburgo: una tracción óptima, propiedades de conducción neutrales y de máxima precisión, así como una agilidad extraordinaria, que proporciona el máximo placer de conducción.

Su carrocería espaciosa tiene como carta de presentación espacio para cinco cómodamente sentados y un maletero de 611 litros, ampliables hasta los 1.642 litros.

El Volkswagen Golf R Variant había sido espiado en febrero cuando hacía pruebas sobre nieve en Europa. Los ingenieros dicen que antes de esos tests, el modelo se diseñó en el circuito Nürburgring Nordschleife (de ahí el enfoque de su modo de conducción más visceral).

Por primera vez el VW Golf R Variant estará disponible con un enganche para tirar remolques de hasta 1,9 toneladas. Deportivo, sí, y mucho. Familiar, también...

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.