Al menos 31 migrantes mueren por un naufragio en el Canal de la Mancha

Un grupo de más de 40 migrantes corre por las dunas Slack con un bote inflable, para dejar la costa del norte de Francia y cruzar el Canal de la Mancha, cerca de Wimereux, Francia. Foto: Reuters

El primer ministro británico indicó que es crucial “romper” con el tráfico de personas, de lo contrario, las bandas “literalmente se saldrán con la suya”.




Al menos 31 personas murieron tras el naufragio de una embarcación en la que un grupo de migrantes intentaba llegar a Reino Unido desde Francia a través del Canal de la Mancha, una zona que ha vivido en estos últimos meses un repunte del flujo migratorio por el que han llegado a enfrentarse políticamente París y Londres.

El naufragio ocurrió frente a las costas de Calais, según fuentes policiales citadas por la cadena BFMTV. El ministro del Interior, Gérald Darmanin, anuló su agenda para dirigirse a la zona.

“Fuerte conmoción ante la tragedia por las muchas muertes en el naufragio de un barco de migrantes en el Canal de la Mancha. Nunca podremos decir lo suficiente sobre la naturaleza criminal de los contrabandistas que organizan estos cruces”, escribió el ministro Darmanin en su perfil de Twitter.

Horas después, Darmanin confirmó en una conferencia de prensa desde Calais que han sido 31 personas las que han muerto en el naufragio, entre ellas cinco mujeres y una niña pequeña, mientras que otras dos han sido rescatadas. “Es una situación espantosa para Francia, para Europa y para la humanidad ver morir a estos migrantes en el mar a causa de los traficantes de personas”, ha agregado.

Los migrantes se sientan junto a un bote utilizado para cruzar el Canal de la Mancha mientras más migrantes son ayudados a desembarcar desde un bote salvavidas RNLI (Royal National Lifeboat Institution) en una playa en Dungeness, en la costa sureste de Inglaterra. Foto: AFP

Su homóloga británica, Priti Patel, ha lamentado también el naufragio y ha indicado que “sirve como el recordatorio más crudo posible de los peligros de estos cruces del canal organizados por bandas criminales despiadadas”.

Se trata del accidente más mortífero desde que en 2018 se produjera un repunte de los intentos por cruzar el canal tras el cierre para los migrantes del puerto de Calais y el Eurotúnel, vías tradicionalmente utilizadas por ellos para llegar a Inglaterra.

“Mis pensamientos están con los muchos desaparecidos y heridos, víctimas de los traficantes criminales que explotan su angustia y su miseria”, ha manifestado en redes sociales el primer ministro galo, Jean Castex.

La embarcación, que había salido de Loon-Plage, en las cercanías de Dunkerque, en el departamento de Norte, zozobró en el límite territorial entre Francia y Reino Unido, pero en lado francés, informó el diario Le Parisien.

Más de 160 migrantes han fallecido en el Canal de la Mancha desde el año 2014, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que tenía registrados, hasta ahora, al menos 15 fallecimientos en lo que va de 2021.

Tras el accidente, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, convocó a una reunión de emergencia del comité Cobra -que lleva el nombre de la sala de la oficina del gabinete, COBR-, tras mostrarse “consternado” por lo ocurrido.

Reino Unido no dejará “piedra sin remover” hasta lograr detener a las bandas de tráfico de personas, indicó el premier británico.

Los migrantes son ayudados por el bote salvavidas RNLI (Royal National Lifeboat Institution) antes de ser llevados a una playa en Dungeness, en la costa sureste de Inglaterra, el 24 de noviembre de 2021. Foto: AFP

Johnson ha insistido después de este “desastre” que es crucial “romper” con el tráfico de personas, de lo contrario, las bandas “literalmente se saldrán con la suya”. El naufragio “muestra cuán vital es que ahora intensifiquemos nuestros esfuerzos para romper el modelo de negocio de los gánsteres que están enviando gente al mar de esta manera”, ha subrayado.

El primer ministro británico también ha aprovechado la oportunidad para arremeter contra Francia. “Hemos tenido dificultades para persuadir a algunos de nuestros socios, en particular a los franceses, para que hagan las cosas de la manera que creemos que la situación merece”, ha asegurado Johnson.

Tras la reunión, Downing Street ha compartido una declaración del premier en la que ha indicado que es “muy importante” acelerar, “si es posible, todas las medidas contenidas en el Proyecto de Ley de Fronteras y Nacionalidades, para distinguir entre las personas que vienen legalmente y las que no”.

“Y, por supuesto, tenemos que trabajar con nuestros amigos franceses, con nuestros socios europeos, y les digo a nuestros socios del otro lado del canal, ahora es el momento de que todos intensifiquemos, trabajemos juntos, hagamos todo lo que podamos para romper estas bandas que literalmente se están saliendo con la suya”, dijo Johnson.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.