Baja afluencia de votantes e incidentes marcan elecciones regionales en Venezuela

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se desinfecta las manos después de emitir su voto en las elecciones para gobernadores estatales y alcaldes locales, en Caracas, el 21 de noviembre de 2021. Foto: Reuters

En estos comicios, la oposición volvió a participar en medio de una división y tras haber estado ausente de las presidenciales de 2018 y las parlamentarias de 2020.




Los comicios regionales de ayer en Venezuela estuvieron marcados por una baja afluencia de votantes y lo que las autoridades denominaron “pequeñas y aisladas dificultades”, en unas elecciones que marcaron el retorno opositor a las urnas tras cuatro años de ausencia, según destacó Reuters.

En la jornada se escogían 3.082 cargos entre gobernadores, alcaldes y concejos municipales, por 21 millones de votantes registrados. En estos comicios, la oposición volvió a participar en medio de una división y tras haber estado ausente de las presidenciales de 2018 y las parlamentarias de 2020.

Unos 14.000 centros habilitados para la votación debían abrir a las seis de la mañana, pero varios lo hicieron al mediodía por demoras en la llegada de los testigos, mientras algunos votantes denunciaron que no aparecían en las listas o los habían cambiado de centro de votación sin su conocimiento, otros dijeron que no los habían dejado ingresar por su vestimenta.

Un miembro del personal electoral rocía desinfectante en las manos de un votante a la entrada de un colegio electoral en Caracas, el 21 de noviembre de 2021. Foto: AFP

Pedro Calzadilla, presidente de Consejo Nacional Electoral (CNE), máximo organismo para los comicios, dijo en conferencia de prensa que tales incidentes, incluso si se hubieran suscitado en los 23 estados, no eran una generalidad, sino excepciones por lo amplio del proceso, que contó con más de 30.000 mesas de votación.

Citando los medios venezolanos, la agencia Europa Press destacó un tiroteo que se saldó con un muerto y dos heridos en un centro de votación del estado Zulia, en el noroeste del país. El incidente ocurrió cuando hombres armados llegaron al centro de votación del Colegio Eduardo Emiro Ferrer, situado en la Avenida 28 de la Urbanización San Francisco, del municipio del mismo nombre, a bordo de camionetas blancas y abrieron fuego contra los presentes, según informó el diario La Verdad.

Asimismo, Eduardo Labrador, candidato a diputado a legislador en el Zulia por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), denunció haber sido agredido en el mismo municipio de San Francisco por colectivos armados. “Llegaron a vulnerar un recinto privado, a violar el comando de campaña, a agredir a mujeres, hombres y niños que se encontraban allí. Por supuesto, nosotros valientemente salimos a defender la democracia y la institucionalidad”, declaró Labrador en comentarios recogidos por El Nacional.

Pese a estos incidentes, Calzadilla señaló que “la participación ha estado buena”. Hubo “algunas notificaciones de algún testigo de mesa que tuvo dificultad para ingresar al centro de votación. Las dificultades, algunas pequeñas (son) de poca cuantía y de poca envergadura”, aseguró.

Un hombre emite su voto durante las elecciones regionales, en un local en Caracas, el 21 de noviembre de 2021. Foto: AP

“Decimos con mucho agrado que hemos visto una participación entusiasta de la población, con mucho orden y mucha disciplina, por el tema de la bioseguridad..., amplia participación de los partidos políticos, que son del gobierno como los que no lo son; esta participación consolidad la democracia”, declaró Ricardo Patiño, veedor internacional de la República del Ecuador, desde las instalaciones del CNE.

Sin embargo, el sociólogo Marcos Hernández López, director de la firma Hercon Consultores, declaró al diario El Nacional que “la abstención salió victoriosa en este proceso electoral”. Hernández precisó que hasta las 18.30, la votación se ubicaba entre 35% y 40%, por lo que al menos un 60% de los electores habilitados para participar no lo hizo.

Los comicios regionales en Venezuela normalmente atraen menor cantidad de electores y la participación promedio se calcula entre 40% a 45%, según encuestadoras.

En horas de la tarde, el Presidente Nicolás Maduro hizo un llamado a la votación luego de sufragar y dijo que la misión de observación electoral de la Unión Europea es una “veeduría más”, por lo que espera se comporte a la altura. “A la veeduría de la Unión Europea tengan la humildad de los veedores de otros países. Hasta el día de hoy se han portado a la altura respetando la Constitución y las leyes. Ojalá sea así hasta el final de la misión”, agregó el mandatario.

El ente electoral, además de la misión de la UE, invitó a un grupo de personas del exterior a observar el proceso. Desde 2006 no se presentaban en el país observadores de la UE, quienes se desplegaron en 22 de los 23 estados y que divulgará un primer informe 48 horas después de la elección y el definitivo en unos dos meses.

Autoridades y técnicos revisan una máquina de votación en un colegio electoral en Fuerte Tiuna en Caracas, el 21 de noviembre de 2021. Foto: AFP

El gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) “se acostumbró a que no participemos (...), ellos se acostumbraron a un proceso electoral donde solamente ellos participan”, dijo el dirigente opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, tras sufragar en Caracas.

Pero en estas elecciones “estamos para reencontrarnos con un derecho que nos pertenece a cada uno los venezolanos”, agregó Capriles, que impulsó la participación opositora en los comicios, a pesar de carecer de todas las garantías y lo que es un punto de fractura con otros dirigentes de la oposición, promoviendo la idea de que se deben ganar espacios y retomar la movilización.

Previo a conocerse los resultados, Reuters destacó que si la oposición se desempeñaba mal, perdiendo las cuatro gobernaciones que ganó en 2017, la última vez que fue a unas elecciones, se quedaría sin una base de poder regional para disputar las elecciones presidenciales previstas para el 2024.

En paralelo, Maduro dijo ayer que no retornará a México a una mesa de diálogo con la oposición hasta que se revuelva “el secuestro” de un empresario aliado que fue extraditado a Estados Unidos.

El gobierno de Maduro se retiró el mes pasado de las conversaciones que se desarrollaban desde agosto en México, bajo la facilitación de Noruega, debido a la extradición de Alex Saab, un empresario de origen colombiano acusado de lavado de dinero por fiscales en Miami.

Saab, de 49 años, fue extraditado en octubre desde Cabo Verde, donde fue arrestado en 2020, cuando su avión se detuvo para repostar. Tras la detención, el gobierno venezolano dijo que le había otorgado la ciudadanía a Saab y lo había nombrado diplomático para negociar los envíos de combustible y ayuda humanitaria de Irán.

“No hay condiciones para instalarlo todavía (el diálogo en México con la oposición)”, dijo Maduro a periodistas tras votar en las elecciones regionales de ayer. “Porque tienen que responder por ese secuestro”, refirió. El gobierno venezolano objeta la extradición de Saab debido a su condición de diplomático. Fue “el gobierno de Estados Unidos quien le clavó una puñalada por la espalda al diálogo (entre el gobierno y la oposición)”, agregó el mandatario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.