Biden recibe críticas por decir que la pandemia de Covid-19 ha terminado

El Presidente Joe Biden se quita la mascarilla cuando llega para hablar sobre la economía durante una reunión con directores ejecutivos en la Casa Blanca, en Washington, el 28 de julio de 2022. Foto: AP

Algunos expertos en salud dicen que la declaración del presidente estadounidense es prematura, mientras que los republicanos dicen que muestra que las políticas de Covid-19 deben cambiar.


La afirmación del Presidente estadounidense Joe Biden de que la pandemia ha terminado irrita tanto a los republicanos como a algunos líderes de salud pública que dicen que es prematuro anunciar la victoria sobre el Covid-19 y que la declaración podría socavar los esfuerzos de la administración para obtener más fondos del Congreso.

Biden dijo durante una entrevista que se transmitió el domingo en “60 Minutes” que “la pandemia ha terminado. Todavía tenemos un problema con Covid. Todavía estamos trabajando mucho en ello. Lo es, pero la pandemia ha terminado”.

En septiembre, la Casa Blanca solicitó al Congreso US$ 22.400 millones para el Covid-19 y la administración está presionando para incluir el dinero en una resolución continua que debe aprobarse antes del 30 de septiembre para que el gobierno siga funcionando. Los funcionarios federales han dicho que la financiación es fundamental para ayudar a desarrollar y comprar vacunas más duraderas que prevengan la transmisión y las infecciones avanzadas. Los republicanos hasta ahora se han opuesto a cualquier nueva asignación, diciendo que los fondos de ayuda de Covid-19 no gastados deberían aprovecharse primero.

El Presidente Joe Biden habla sobre las vacunas contra el Covid-19 en Elk Grove Village, Illinois, el 7 de octubre de 2021. Foto: AP

La administración también ha seguido renovando una emergencia de salud pública a pesar de las críticas de algunos republicanos que dicen que ya no es necesario. La declaración ha proporcionado a la Casa Blanca flexibilidad adicional para combatir el Covid-19.

Algunos líderes de salud pública dicen que es irresponsable anunciar que la pandemia ha terminado porque unas 400 personas siguen muriendo diariamente por el virus, y hasta 23 millones de estadounidenses viven con Covid prolongado, según la Oficina de Responsabilidad Gubernamental.

“Está completamente fuera de lugar”, dijo el Dr. Eric Topol, fundador y director del Scripps Research Translational Institute, un centro de investigación médica. “Es una ilusión. Tenemos millones de personas con Covid desde hace mucho tiempo y sin una vacuna que bloquee la transmisión”.

El optimismo refleja una administración ansiosa por demostrar que ha progresado en la batalla contra el Covid-19. La Casa Blanca dijo en marzo que la nación estaba en una nueva fase de la pandemia en la que hay suficientes vacunas y tratamientos para permitir que los estadounidenses regresen a una vida más normal. La administración lanzó la semana pasada lo que llamó un Marco de Respuesta y Recuperación Global Covid-19 actualizado que “tiene como objetivo poner fin a la fase de emergencia de la pandemia”.

El Presidente de EE.UU., Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el Dr. Anthony Fauci asisten a una reunión con miembros del Equipo de Respuesta al Covid-19 de la Casa Blanca, el 4 de enero de 2022. Foto: Reuters

Pero la Casa Blanca ha estimado que 100 millones de estadounidenses podrían infectarse con Covid-19 en otoño e invierno sin fondos adicionales. Los funcionarios federales están instando a los estadounidenses a recibir una vacuna de refuerzo en otoño que, según dicen, ayudará a prevenir un aumento en las hospitalizaciones y muertes en otoño e invierno.

Algunos líderes de salud pública dijeron que la declaración de Biden de que la pandemia ha terminado tiene sentido a la luz del progreso que se ha logrado contra el virus.

“Una definición de pandemia es algo que cambia la forma en que vivimos, trabajamos y vamos a la escuela”, dijo la Dra. Leana Wen, profesora de políticas de salud en la Universidad George Washington. “Para la mayoría de los estadounidenses, el Covid-19 ya no domina sus vidas y ahora se entiende como otro riesgo de enfermedad infecciosa, más parecido a la gripe que a una enfermedad terrible y mortal”.

Pacientes reciben calcomanías después de aplicarse la vacuna de refuerzo contra el Covid-19 dirigida a las subvariantes BA.4 y BA.5 en Schwenksville, Pennsylvania, el 8 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

Mientras tanto, algunos republicanos dijeron que la declaración de Biden mostraba que las políticas gubernamentales debían cambiar.

“Con la pandemia oficialmente terminada, ahora es el momento de poner fin a todos los mandatos de vacunación”, tuiteó el domingo el senador Ron Johnson (republicano por Wisconsin).

El representante Thomas Massie (republicano por Kentucky) dijo en Twitter que si la pandemia termina, “todos los poderes de emergencia del presidente basados en una pandemia (y) los poderes de emergencia de cada gobernador” deberían anularse.

Jerome Adams, quien se desempeñó como Cirujano General de EE.UU. en la administración Trump, tuiteó el lunes: “Entiendo lo que estaba tratando de decir, pero esa retórica es hiriente, peligrosa y científicamente falsa”.

Declarar que la pandemia ha terminado es arriesgado, dijeron algunos expertos en salud, porque el virus está mutando y existe el riesgo de que se vuelva más mortal sin una vacuna que bloquee la transmisión. Si bien BA.5 es una cepa dominante, los investigadores están monitoreando una subvariante conocida como BA 2.75, que tiene múltiples mutaciones que podrían permitirle evadir la inmunidad de la vacuna y volverse dominante este otoño, dijo el Dr. Topol.

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que el final de la pandemia está a la vista, pero no ha llegado a declararla terminada. La agencia declaró al Covid-19 una emergencia internacional en 2020.

Estados Unidos ha visto alrededor de 95 millones de casos y más de un millón de muertes por Covid-19, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El promedio de siete días de casos nuevos es de alrededor de 61.000, muy por debajo de los 970.000 casos de la semana del 17 de enero.

Las hospitalizaciones también se redujeron a un promedio actual de siete días de 4.101 para la semana que finalizó el 16 de septiembre, un 80% menos que el promedio máximo de siete días que finalizó la semana del 15 de enero.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.