Acusan secuestro de exembajador sandinista ante la OEA y crítico al gobierno de Daniel Ortega

La detención de opositores al régimen de Daniel Ortega no cesa en Nicaragua. Foto: AFP

Edgard Parrales, quien integró la primera Junta de Gobierno durante la revolución sandinista (1979-1990), criticó en declaraciones públicas la decisión del mandatario de retirar a Nicaragua de la Organización de Estados Americanos, la cual calificó como “un disparate”. Las autoridades de Managua no han confirmado ni desmentido de momento la información en torno a la captura del exdiplomático.




El exembajador nicaragüense ante la OEA, Edgard Parrales, conocido crítico del gobierno de Daniel Ortega, fue capturado el lunes por desconocidos frente a su vivienda en Managua, denunció su esposa, Carmen Dolores Córdova.

Córdova dijo a The Associated Press que el exdiplomático de 79 años iba a ingresar a su casa cuando “aparecieron dos hombres de civil que lo metieron por la fuerza en un vehículo y se lo llevaron”.

“Mi esposo fue secuestrado, porque (sus captores) no presentaron orden de detención ni se identificaron”, afirmó. La esposa de Parrales es hija del fallecido abogado Rafael Córdova Rivas, quien formó parte junto a Ortega de la primera Junta de Gobierno durante la revolución sandinista (1979-1990).

En los últimos días, Edgard Parrales criticó en declaraciones públicas la decisión de Ortega de retirar a Nicaragua de la OEA, la cual calificó como “un disparate”.

Parrales fue uno de los cuatro sacerdotes que en 1983 fueron sancionados por el Vaticano por ocupar cargos públicos en el régimen sandinista. Los otros tres, todos ya fallecidos, eran el poeta Ernesto Cardenal, ministro de Cultura; su hermano Fernando Cardenal, ministro de Educación, y el canciller Miguel D’Escoto. En 1989, Parrales dejó el sacerdocio para casarse con Carmen Córdova.

Tras el triunfo electoral de Violeta Chamorro frente a Ortega (1990), Parrales tomó distancia de sus antiguos compañeros del Frente Sandinista y se acercó a la disidencia. Aunque no forma parte de ninguna organización partidista, es uno de los pocos analistas políticos que no se ha exiliado de Nicaragua y continuaba expresando opiniones muy críticas frente al gobierno.

Las autoridades no han confirmado ni desmentido de momento la información en torno a la captura del exdiplomático.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.