El Presidente de Irán desestima las críticas occidentales en medio de protestas por los derechos de las mujeres en el país

Manifestantes encienden fuego durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la "policía de la moralidad" de la república islámica, en Teherán, el 21 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

Ebrahim Raisi, dirigiéndose a la Asamblea General de la ONU, también culpó a Estados Unidos por los esfuerzos estancados para revivir el acuerdo nuclear de 2015.


El Presidente iraní, Ebrahim Raisi, rechazó las críticas occidentales sobre los derechos de las mujeres después de que una joven iraní muriera bajo custodia policial, ya que el número de muertos en los enfrentamientos aumentó en medio de los crecientes disturbios por las leyes morales de la República Islámica.

“Tenemos este doble rasero en el que la atención se centra únicamente en un lado y no en todos”, dijo Raisi el miércoles, señalando las muertes de mujeres indígenas en Canadá y las acciones israelíes en los territorios palestinos ocupados.

Raisi, al dirigirse personalmente a la Asamblea General de la ONU por primera vez desde que asumió el poder el año pasado, también culpó a Estados Unidos por los esfuerzos estancados para revivir el acuerdo nuclear de 2015.

Manifestantes encienden fuego durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, en Teherán, el 21 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

La muerte de Mahsa Amini a fines de la semana pasada en Teherán provocó indignación en todo el país, luego de que la joven de 22 años fuera detenida por presuntamente violar el estricto código de vestimenta islámico de Irán. Su muerte también ha provocado condenas de muchos en Occidente, incluidos EE.UU., la Unión Europea y la ONU.

El Presidente Joe Biden, en su discurso del miércoles en Nueva York, pocas horas después del de Raisi, dijo que Estados Unidos apoya a “los valientes ciudadanos y mujeres de Irán que se están manifestando en este momento para asegurar sus derechos básicos”.

Los manifestantes en Irán salieron a las calles el miércoles por quinto día consecutivo, pero las multitudes parecían ser más pequeñas en medio de una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad, que utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua y perdigones para disolver las manifestaciones.

En la plaza Valiasr de Teherán, los manifestantes protestaron pacíficamente ante la mirada de las fuerzas de seguridad. Algunos manifestantes se pararon en las aceras, paradas de bus y carreteras, para evitar enfrentamientos con la policía.

“No tengo miedo de estar en público sin una hijab”, dijo una joven manifestante de cabello corto, refiriéndose a un pañuelo en la cabeza. “Camino para mostrar mi protesta contra la policía de la moral”, dijo la mujer, que no quiso ser identificada, y se comprometió a seguir uniéndose a las protestas en los próximos días.

Un periódico con una foto de portada de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la policía moral iraní, se ve en Teherán, el 18 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

Al menos siete personas en las protestas en el oeste de Irán han muerto desde que comenzaron el sábado, después del funeral de Amini, en medio de violentos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, según Hengaw, una organización de derechos humanos en la región kurda de Irán, de donde era Amini. Unas 450 personas resultaron heridas y más de 500 arrestadas, dijo Hengaw. Las autoridades iraníes han reconocido tres muertes.

A medida que se extendían las protestas, algunos manifestantes también han atacado a las fuerzas de seguridad. Un asistente de policía murió el martes a causa de heridas graves y tres policías fueron hospitalizados por lesiones, dijo un funcionario de seguridad en la ciudad central de Shiraz, citado por la agencia de noticias semioficial ISNA. Los medios locales informaron que alrededor de 15 han sido arrestados en Shiraz. En Mashhad, la segunda ciudad más grande de Irán, un policía sufrió quemaduras graves y fue hospitalizado después de que los manifestantes le prendieran fuego, dijo el gobernador de la ciudad, Mohsen Davari, citado por ISNA el miércoles.

Manifestantes corean consignas durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, en el centro de Teherán, el 21 de septiembre de 2022. Foto: AP

El gobierno, inicialmente tomado por sorpresa por la magnitud de las protestas, ahora está comenzando a responder con contraprotestas y vagas promesas de reforma.

En dos universidades de Teherán, decenas de estudiantes islamistas se reunieron en apoyo del régimen de línea dura. La televisión estatal iraní también transmitió imágenes de usuarios de Twitter reuniéndose detrás de la bandera del régimen.

Si bien la escala de las protestas a favor del sistema quedó empequeñecida por las manifestaciones de la oposición, el gobierno a menudo ha utilizado tales tácticas para demostrar que cuenta con un amplio apoyo.

El gobierno también ha mostrado algunos signos de conciliación, con un alto funcionario diciendo que el gobierno está trabajando para cambiar la forma en que opera la policía moral. “La ley debe ser obedecida”, dijo el miércoles en la televisión estatal el ministro de Cultura y Orientación Islámica de Irán, Mohammad-Mehdi Ismaili. Pero “muchas de las críticas y problemas existentes serán eliminados… para la máxima satisfacción del público”.

El líder supremo de Irán, el ayatola Alí Jamenei, pronunció un discurso televisado el miércoles, haciendo una segunda aparición pública en menos de una semana en medio de preguntas sobre su salud. Pero no se refirió a las protestas, algunas de las cuales lo han tenido como objetivo.

El Presidente de Irán, Ebrahim Raisi, asiste a una conferencia de prensa en Teherán, el 29 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Las protestas por las leyes de moralidad llegan en un momento difícil para Raisi, un clérigo que ha pedido la aplicación estricta del código de vestimenta islámico del país. Muestran cómo las restricciones a las mujeres han impulsado a una gran población secular a desafiar a su gobierno ultraconservador.

El gobierno de Raisi ya se enfrentó a manifestaciones a principios de este año por los problemas económicos del país. Profesores, agricultores y profesionales de clase media han salido a las calles para denunciar el estado de la economía del país, que se está desmoronando bajo el peso de las sanciones de Estados Unidos.

El miércoles en la ONU, Raisi arremetió contra Estados Unidos y dijo que Washington había pisoteado el acuerdo nuclear de 2015 con Irán y que su campaña de sanciones de máxima presión había fracasado.

El discurso de Raisi en la ONU se produjo después de reunirse el martes con el Presidente francés, Emmanuel Macron, y otros funcionarios europeos en Nueva York. Macron dijo que la pelota está en la cancha de Irán para decidir si acepta un trato para revivir el acuerdo que levantó la mayoría de las sanciones internacionales contra Irán a cambio de límites estrictos pero temporales al programa nuclear de Teherán.

Una moto de la policía arde durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, en Teherán, el 19 de septiembre de 2022. Foto: Reuters

En las reuniones, Raisi repitió las demandas de Irán de poner fin a una investigación atómica de la ONU sobre el programa nuclear de Irán como condición para reactivar el acuerdo nuclear, según los medios iraníes. Macron dijo el martes que si Irán se apega a esa posición, no se concluirá un acuerdo. Biden también señaló el miércoles que esperaba que Irán intensificara y aceptara un trato y que todavía pensaba que la diplomacia era la mejor manera de lidiar con el programa nuclear de Irán.

Estados Unidos salió del acuerdo bajo la presidencia de Donald Trump en mayo de 2018. Un año después, Irán reanudó una expansión de su programa nuclear, que lo ha dejado a pocas semanas de poder acumular suficiente material nuclear para una bomba. Funcionarios occidentales han dicho recientemente que hay pocas posibilidades de que el acuerdo nuclear se restablezca pronto.

Irán también exige garantías más sólidas de que cosechará todos los beneficios económicos del acuerdo de 2015, una postura que Raisi reiteró el miércoles en su discurso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.