Indonesia eleva la alerta en el volcán Anak Krakatau que provocó un tsunami

Autor: EFE

Un residente busca entre los escombros después de que un tsunami golpeara el estrecho de la Sonda, en la provincia de Bantén, Indonesia.

Maremoto ocurrido hace seis días dejó cerca de medio millar de muertos. Autoridades recomendaron evitar actividades a entre 500 metros o un kilómetro de la costa.


Las autoridades de Indonesia elevaron hoy la alerta por erupción en el volcán Anak Krakatau, que hace seis días provocó un tsunami y causó cerca de medio millar de muertos, y recomiendan evitar actividades a entre 500 metros o un kilómetro de la costa en previsión de otro maremoto.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, indicó que la alerta ha pasado del nivel 2 al 3 en una escala de 4 y que el radio de exclusión alrededor del volcán ha sido extendido de 2 a 5 kilómetros.

“Las personas y turistas tienen prohibido realizar cualquier actividad dentro de un radio de 5 kilómetros desde el cráter de la cima del monte Anak Krakatau”, indicó el portavoz en un comunicado.

El comunicado añade que la agencia meteorológica BMKG por su parte recomendó que se evite realizar actividades a entre 500 metros o un kilómetro de la costa en previsión de que haya otro tsunami.

El volcán, que entró en la actual fase de erupción el pasado julio, sigue registrando “sin pausa” erupciones de tipo estrombolianas, con el vertido de lava y la emisión de rocas incandescentes y columnas de humo que cubren de ceniza varias zonas del litoral del estrecho, añadió el portavoz.

Según Sutopo, el volcán registró una erupción de pequeña magnitud el 22 de diciembre pero imágenes de satélite muestran que esta causó el derrumbe de su vertiente suroeste, que al caer al mar originó el tsunami que golpeó la costa oeste de la isla de Java y del sur de la isla de Sumatra.

Mientras, los equipos de rescate trabajan contra reloj pero con escasas esperanzas de encontrar algún superviviente en el desastre que según el último balance oficial, causó 430 muertos y 1.495 heridos, y en el que 159 personas más siguen desaparecidas.

El maremoto también obligó a refugiar en centros de evacuación a cerca de 22.000 personas, en gran parte debido a que las autoridades han ordenado la evacuación completa de pequeñas islas del estrecho.

A estos se suman 1.818 vecinos de dos aldeas del noroeste de la regencia de Banten, la parte de Java afectada por el tsunami, que han tenido que ser evacuadas debido a las inundaciones que padece la misma zona.

Sutopo atribuyó la avenida de agua al desborde del río Cikalumpang provocado por las intensas lluvias que caen en la zona y que dificultan las tareas de rescate y asistencia de los afectados del tsunami.

Indonesia se asienta sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Seguir leyendo