Las “últimas palabras” de Cristina Fernández en el Caso Vialidad

Cristina Fernández en su último alegato frente a la Causa Vialidad. Foto: AP.

"Este tribunal es una suerte de pelotón de fusilamiento", señaló la vicepresidenta argentina esta mañana, en su último alegato en la causa donde se le acusa de “dirigir una asociación criminal” desde la Casa Rosada, en un supuesto desvío de fondos públicos entre 2003 y 2015.


Como el anuncio de un gran evento: “Mañana (martes) a las 9:30hs. en el juicio de Vialidad: ‘últimas palabras’. Así le dicen…”. Con ese tuit, que llevaba un link para ver la audiencia, la vicepresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner anunció que hará uso de su derecho de defenderse frente al Tribunal Oral Federal 2, donde se le investiga por corrupción.

El caso, que lleva desde 2016 investigándose, asocia a la expresidenta con Lázaro Báez, un constructor de Santa Cruz que entre 2003 y 2015 se adjudicó el 80% de las licitaciones para construir caminos en la provincia.

“Los fiscales Lucani y Mola no pudieron responder a los hechos, replicar ni desmentir ninguno de los hechos que la querella, y que también yo”, comentó la expresidenta en sus últimas palabras defensa: “Fueron tres años donde nada de lo que dijeron pudieron probarlo. Todos y cada uno de los hechos fueron demostrado que eran falsos, y que ni siquiera habían existido”.

“Cuando la sociedad advierte este tipo de manejos y maniobras, bueno, fundamentalmente eclosionan las instituciones Realmente quisiera, en estas últimas palabras, pero que reflejan lo que dije allá, y que no me equivocaba: la sentencia estaba escrita. Lo que nunca pensé fue que estaría tan mal escrito, tan mal acusado como fue en la fiscalía”.

En su último alegato, Cristina Fernández acusó una persecución política dirigida desde los juzgados argentinos, y que estaría particularmente dirigida al sector peronista. “Esta suerte de peloteo de fusilamiento tuvo por principio estigmatizar a un sector político, y a quien tiene mayo grado de representacion de este”, refiriéndose a ella misma: “Para que nunca alguien se atreva a hacer lo que hicimos nosotros. Ha sido una actividad absolutamente disciplinadora para la clase política”.

Además, respecto al sector del macrismo, la vicepresidenta ironizó señalando que “los que trajeron al FMI hoy están en Qatar mirando el mundial”.

El fiscal Diego Luciani en la audiencia del caso Vialidad. Foto: AP.

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola hicieron el alegato final de este caso en el mes de agosto, ocasión en la que pidieron doce años de condena para la vicepresidenta, debido a su supuesta responsabilidad en delitos de asociación ilícita en carácter de jefa y administración fraudulenta en perjuicio contra el Estado.

Al resto del círculo de Cristina Fernández, partiendo por Lázaro Báez, ex ministros como Nelson Periotti y otras 10 personas, se les pidieron condenan que llegan hasta los 12 años y empiezan desde los 2. El juicio, que comenzó oficialmente en mayo de 2019, analizó los 51 contratos viales que el Grupo Austral (propiedad de Báez) contrajo con el Estado argentino, en lo sumó en total 46 mil millones de pesos argentinos (hoy, casi 300 millones de dólares).

Según la fiscalía, toda la maniobra constituyó “la matriz de corrupción más extraordinaria” vista en la historia de Argentina, y cuyos responsables de instalación fueron “Néstor y Cristina Kirchner”, en los tres periodos presidenciales que ambos suman. “La corrupción fue la regla y el Estado de derecho quedó rezagado, y este desequilibrio debe corregirse con un fallo judicial”, dijo en agosto Luciani.

Lázaro Báez
Lázaro Báez, dueño del Grupo Austral. Foto: AP.

A esta instancia, cuando los imputados dan sus palabras finales, le siguió directamente el momento en que se señala la fecha en la que los jueces leerán el veredicto final del caso: el 6 de diciembre. Para esta ocasión, Vialidad demandó más de tres años y medio de anuencias orales. A lo largo de ese tiempo, el tribunal escuchó a 114 testigos en 117 audiencias.

Ya la última vez que la hoy vicepresidenta se dirigió al Tribunal Oral Federal, había acusado a los jueces de ser “el brazo ejecutor del lawfare”, término que usan frecuentemente las figuras del peronismo para referirse a una “persecución política a través de los juzgados”.

En relación al resto del proceso, este podría tomar meses, e incluso se especula que en su tramitación más rápida, aún no podría impedir a Cristina Fernández participar como candidata en las elecciones presidenciales y legislativas que tendrán lugar en octubre de 2023.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..